Gato súbitamente agresivo: 10 posibles causas

Gato súbitamente agresivo: 10 posibles causas

Ver Pestañas de Gatos

La agresión en los gatos es uno de los problemas más comunes por los que los gatitos acuden al veterinario. Lo primero que hay que aclarar es que un gato no se vuelve agresivo por casualidad o por despecho de su dueño, sino por razones muy concretas. En este artículo de AnimalPedia hablaremos de la Gato súbitamente agresivo, 10 posibles causas para ayudarte a averiguar qué le pasó a tu amigo de cuatro patas y cómo manejarlo.

También podría interesarte: Perro agresivo: causas y cómo calmarlo
Resumen
  1. Gatos agresivos: ¿cómo se comportan?
  2. Gato agresivo porque está enfermo
  3. El gato es agresivo porque tiene miedo
  4. Agresividad y socialización incorrecta en el gato
  5. Mamá gata agresiva
  6. El gato no quiere ser tocado
  7. ¿El gato es agresivo o está jugando?
  8. Agresión territorial en el gato
  9. Gato agresivo como resultado de sus acciones
  10. Agresión directa en el gato
  11. Gato agresivo: ¿qué hacer?

Gatos agresivos: ¿cómo se comportan?

Podemos decir que un gato se vuelve agresivo de repente cuando empieza a tener comportamientos extraños, como soplar, atacar a la gente, a otros gatos o a otros animales. Un gato puede comportarse de esta manera para evitar que alguien se le acerque o le advierta que va a arañar o morder. La agresión en los gatos va acompañada de otros signos que anticipan un ataque y son fáciles de reconocer, especialmente si conoces bien a tu gato. El gato entonces adopta un defensa si:

  • está mirando fijamente
  • sus pupilas están dilatadas
  • tiene una cola retorcida
  • mantiene sus oídos bajos
  • tiene el pelo liso
  • se acurruca
  • está manoseando con sus patas delanteras
  • Gruñidos.

Por el contrario, una actitud agresiva que puede preceden a un ataque esperado:

  • cuerpo y cola arriba
  • dominio
  • Orejas rectas
  • pelo erguido
  • alumnos
  • Mirada
  • gruñidos y aullidos

La intención del gato es asustar al oponente y hacer que retroceda, de lo contrario irá al ataque. Para evitar que situaciones de este tipo vuelvan a ocurrir o se conviertan en normales para el gatito, es muy importante saber lo que desencadena esta agresiónasí que a continuación enumeramos 10 posibles causas por las que el gato se ha vuelto agresivo de repente.

Gato agresivo porque está enfermo

La principal razón por la que un gato se vuelve agresivo de repente es porque siente dolor. En general es difícil notar que un gato está enfermo o sufriendo porque tienden a ocultarlopero puedes verlo cuando tocas el área que le duele, por ejemplo. En este sentido, algunas enfermedades o condiciones que hacen que un gato sufra mucho son la artritis, la otitis, la peritonitis, los problemas dentales, los abscesos que a su vez causan inflamación o lesiones resultantes de las peleas con otros animales o lesiones accidentales mientras juegan.

Los síntomas de enfermedades como el hipotiroidismo no son muy evidentes y a menudo causan agresión en el gato, por lo que será necesario realizar algunas exámenes más específicos y minucioso. Hay otras enfermedades que no causan dolor físico pero que pueden llevar al gato a comportarse de forma extraña y repentina tanto por el estrés causado por el dolor como para advertir a los que le rodean que no se acerquen, como problemas neurológicos, leucemia felina, ira, etc.

Gato agresivo de repente: 10 posibles causas - Gato agresivo porque está enfermo

El gato es agresivo porque tiene miedo

El miedo en el gato es causado por situaciones que hacen que el gato se sienta en peligro, para que pueda reaccionar a ellas. esconderse o volverse violento. En general, un gato bien socializado no teme a los estímulos normales o cotidianos, como el sonido del timbre o la bocina. Sin embargo, los nuevos sonidos y olores o los animales desconocidos pueden causar desconfianza, especialmente si el estímulo está asociado a una experiencia negativa. Además, otras situaciones que pueden asustar al gato como acto reflejo y que generalmente no causan agresión en el gato, son la sorpresa por detrás o los ruidos repentinos.

Agresividad y socialización incorrecta en el gato

La socialización en los gatos es una fase muy importante porque permite a los cachorros entender cómo comportarse en ciertas situaciones. La gata comienza a aprender lo que implica la socialización de su madre y del resto de los gatitos de la camada, con los que aprende a cazar, jugar y reaccionar a diversos estímulos. Los gatos salvajes o callejeros son escépticos con las personas porque no son uno de los estímulos con los que se han socializado y expuesto desde una edad temprana. Sin embargo, si ha habido contacto, muy a menudo se trata de encuentros y situaciones negativas.

Si coges un gatito cuando aún es muy joven, intenta presentarle a otras personas y animales y calmarlo cuando se asuste con los sonidos y ruidos normales de la zona donde vives n para que Acostúmbrate a ello y entender que no es nada serio.

Mamá gata agresiva

Los gatos son muy celosos de sus cachorros.Por eso no es una buena idea acercarse a los gatitos o tratar de tocarlos, porque podrían arrancar sus garras, arañarte, golpearte y de repente ponerse agresivos para proteger a sus crías.

No te preocupes, si la agresión es causada por esto, la gata se calma con el paso de los días, así que puedes ayudarla asegurándote de que la camada esté siempre a salvo y dándole a la madre todo lo que necesita tanto para cuidar de las crías como para acogedor.

Gato súbitamente agresivo: 10 posibles causas - Mamá gato agresivo

El gato no quiere ser tocado

Abrazando, tocando y tratando de recoger al gato todo el tiempo… es una tentación muy fuerte, pero no a todos los gatos les gusta que los revuelvan. Los gatos son animales que necesitan su espacio y generalmente no pueden prestar demasiada atención cuando no están en el espíritu adecuado. Por eso es más que normal quedarse en el sofá tranquilamente con tu gatito para abrazarlo y de repente recibir un mordisco o un arañazo. En este caso el gato no es agresivo de repente y tal situación no tiene por qué preocuparle, el gato sólo está reclamando su espacio y su tranquilidad.

Es muy importante saber cuando un gato se molesta y no quiere acurrucarse más interpretando correctamente las señales que le envía antes de pasar a un gato. posible ataque. Si lo notas muy activo y no relajado, con sus orejas bajas y su cola moviéndose arriba y abajo repetidamente, es mejor que lo dejes en paz porque podría arañarte en cualquier momento. No te pierdas nuestro artículo sobre el lenguaje corporal de los gatos para entender cómo interpretar sus movimientos.

¿El gato es agresivo o está jugando?

Si sólo tienes un gato, tu gatito puede ventilar sus instintos de caza sólo cuando está jugando, que es cuando está descargando su energía almacenada.

Cuando todavía están con sus madres, los gatitos aprenden a cazar jugando, pero los gatos huérfanos no saben cómo hacerlo y por lo tanto no pueden manejar bien los mordiscos y las garras durante el tiempo de juego. Además, si el gato es un cachorro, es divertido jugar con él y ser mordido, pero si le dejas hacerlo, lo mantendrá así. incluso de adultocuando crees que ya no será tan divertido. A menudo, por lo tanto, son los propietarios los que favorecen la aparición de ciertos comportamientos, dejando por ejemplo que el gato muerda las manos cuando es un cachorro sin establecer milicias en el juego: en este caso, no podemos decir que el gato sea agresivo.

Agresión territorial en el gato

Cada gato está hecho a su manera y cada uno tiene un carácter diferente. Algunos son más silenciosos, otros hiperactivos y otros más intolerantes. Por ejemplo, un gato muy dulce con sus dueños puede ser al mismo tiempo territorial con otros animales, lo que implica comportamiento agresivo.

Cuando el gato defiende su territorio, adopta una postura defensiva, grita y maúlla “amenazadoramente” al enemigo y con estos sonidos trata de ahuyentarlo. Entre los machos es una actitud normal y común durante los períodos de celo, porque además de la defensa del territorio quieren asegurarse de que pueden mate.

El animal enemigo, a su vez, puede atacar o retirarse, pero si el gatito se comporta así con otro de los otros dioses mascotasse complica. Aunque, en general, la agresividad territorial sólo concierne a los felinos contra otros felinos, también puede ocurrir contra los perros o las personas.

Gato súbitamente agresivo: 10 posibles causas - Agresión territorial en el gato

Gato agresivo como resultado de sus acciones

A veces, como ya se ha dicho, son los propios dueños los que hacen al gato agresivo. Si usó comida o mimos para calmar a su gato agresivo, puede haberle hecho entender que este comportamiento era correcto y que recibirá una recompensa a cambio. Si le gritas o le atacas Es normal que reaccione así ante ti.

Agresión directa en el gato

En algunos casos el gato es repentinamente agresivo porque no puede ventilar sus instintos hacia lo que realmente le molesta, por lo que se centra en el primer estímulo disponible. Esto sucede cuando el gato huele un olor o ruido molesto (un gato fuera de la casa por ejemplo) pero no puede atacarlo porque no sabe cómo salir o cómo llegar: por eso se desquitará contigo, con un animal o con un predecesor en la casa. Esta es una agresión redirigida, causada por la ira acumulada.

El caso más difícil de tratar es cuando el gato de repente se vuelve agresivo pero desconocido cuál es el detonante. Habrá que tratar de comprender junto con un experto en psicología felina qué estímulos hay que evitar y en qué situaciones concretas.

Gato súbitamente agresivo: 10 posibles causas - Agresión directa en el gato

Gato agresivo: ¿qué hacer?

Si su gato se vuelve agresivo de repente, intente poner en práctica estos consejos:

  • No intentes tocar al gato.
  • No le grites, no le pegues. y no le grites.
  • Si el gato es agresivo debido a los cambios hormonales, considere la castración o la esterilización.
  • Si estás pensando en comprarle un perro a otro gato, trata de acostumbrarlos lentamente en un ambiente neutral, siempre bajo tu supervisión, para que se conozcan y se acostumbren a su olor.
  • En los gatos pequeños, la socialización debe comenzar ya a las 3 semanas.
  • Asegúrate de que el gato tiene juegos, rascarse y en general un ambiente rico para desahogarse. Dale un espacio propio donde pueda estar solo, como una perrera o incluso una simple caja de cartón.
  • Si ya tiene otros animales, aumente el número de camas, tazones y juegos para evitar la rivalidad y el comportamiento territorial.
  • Vacunar al gato contra la rabia y otras enfermedades.
  • Recompensa el comportamiento positivo.
  • Intente comprender las razones que provocan la actitud agresiva y vaya al veterinario, sobre todo para descartar la primera causa de la agresión repentina en el gato, es decir, la enfermedad.

Si ninguno de los consejos que te dimos no funciona y la situación no cambia, ve a un etólogo felino.

Si desea leer otros artículos similares a Gato súbitamente agresivo: 10 posibles causas…le recomendamos que visite nuestra categoría Problemas de conducta.