Consecuencias y errores de castigar al perro

Consecuencias y errores de castigar al perro

Ver archivos de Cani

Desde un punto de vista conductual, un castigo es una acción capaz de provocar una reducción en la frecuencia, duración o intensidad de una determinada conducta. En este sentido, la educación canina más tradicional se basa en el castigo sistemático de todas aquellas conductas que se consideren inapropiadas o indeseables con el objetivo de que el perro aprenda a inhibirlas por completo. Aunque esta metodología pueda parecer eficaz a corto plazo, debemos saber que tiene un gran número de consecuencias negativas para el animal, tanto a nivel físico como psicológico, afectando a su bienestar y reduciendo su calidad de vida.

Si estás pensando en incorporar un peludo a la familia o ya vives con un perro y te gustaría saber más sobre la educación canina, en este artículo de ExpertoAnimal te lo explicamos qué tipos de castigos existen y cuáles son las consecuencias de castigar a un perro.

También te puede interesar: Cómo adiestrar a un perro: 15 errores que no debes cometer

Tipos de castigo

En el ámbito de la educación canina, tanto los refuerzos como los castigos se dividen en dos grandes grupos: positivos y negativos. Esta terminología puede causar cierta confusión, ya que estamos acostumbrados a asociar la palabra «positivo» con algo bueno y «negativo» con algo malo, pero en este caso no es ese su significado.

Las diferencias entre un tipo de castigo y otro son las siguientes:

  • castigo positivo: el término «positivo» se refiere al hecho de que, inmediatamente después de que el perro haya realizado un comportamiento que nos parece indeseable (por ejemplo, ladrar), está agregado en su entorno uno estímulo desagradable con el objetivo de reducir la frecuencia, duración o intensidad del comportamiento. Son ejemplos los golpes físicos, los tirones secos del cinturón, los gritos y amenazas o la activación de un collar de impulsos eléctricos.
  • castigo negativo: la palabra «negativo» se refiere a que, cuando el perro realiza un comportamiento que consideramos indeseable (por ejemplo, ladrar), uno estímulo agradable es removido de su entorno con el fin de reducir la frecuencia, duración o intensidad de dicho comportamiento. Por ejemplo, quitar la comida, alcanzar un juguete, dejar de prestar atención o terminar el paseo por el parque.
Consecuencias y errores de castigar al perro - Tipos de castigo

Consecuencias de los castigos en perros

Todos los perros tienen, de vez en cuando, comportamientos que nos incomodan o lamentan que queremos que dejen de hacerlo, como tirar de la correa durante un paseo o ladrar desesperadamente cada vez que suena el timbre.

Es normal querer que nuestro peludo inhiba una conducta en determinadas ocasiones y, de hecho, la extinción de conductas forma parte de muchos programas de modificación de conducta. Lo más importante en este caso es saber identificar correctamente la causa por la que nuestro perro se comporta de la forma que lo hace y trabajar de forma paulatina y empática para poder reducir el comportamiento en cuestión, siempre respetando la integridad física. nivel de bienestar.

Por ello es fundamental conocer cuáles pueden ser las consecuencias del uso y abuso de las penas en el ámbito de la educación canina.

Aparición y agravamiento de inseguridades, miedos y fobias

En muchas ocasiones, lo que consideramos un mal comportamiento no es más que una reacción natural de nuestro perro ante algo que le genera cierta inseguridad o le asusta y que no puede manejar de otra forma. Si, como tutor, castigas tal reacción, puede empeorar tu miedo (o aparecer si antes no lo tenías) y acabar desarrollando una fobia mayor que afectará gravemente a tu salud emocional. Esto puede ocurrir, por ejemplo, si regaña al perro cada vez que ladra a los perros que se encuentra en la calle o si utiliza un collar antiladridos. Si tu perro ya se siente excitado o inseguro en presencia de otros perros, añadir un castigo a este contexto puede hacer que el estímulo en cuestión sea visto como algo cada vez más negativo y/o amenazante, aumentando su ansiedad. En este otro artículo te explicamos qué hacer si tu perro ladra a otros perros.

Aumento de la frustración y una sensación de confusión.

Cuando llega un perro a casa, es importante que todos los miembros de la familia se pongan de acuerdo para establecer unas normas de convivencia coherentes y que sean acordes con ellas. De lo contrario, la mascota puede acabar confundida y desarrollar problemas de estrés. Esto puede ocurrir cuando, por ejemplo, el guardián del perro unos días le grita y amenaza con subirse al sofá mientras que otros lo refuerza por ello.

Del mismo modo, castigar sistemáticamente conductas que son totalmente naturales para un perro (como cavar, comer comida de la calle, perseguir gatos o revolcarse en el barro) sin siquiera ofrecer una acción alternativa, puede ser extremadamente frustrante para el animal, que no lo hará. entenderá por qué lo regañan y por lo tanto no aprenderá nada de esta situación excepto evitar ser visto cuando realiza ciertos comportamientos.

Desarrollo de problemas de estrés y ansiedad.

Uno de los mayores errores que cometen las personas al castigar al perro es hacerlo desde un punto de vista antropomórfico, es decir, considerando que el perro está entendiendo el motivo de la regañina como si fuera otro humano. Los perros no hablan nuestro idioma, por lo que muchas veces no saben por qué estamos tan enojados con ellos y esto les genera mucho estrés y frustración. Castigar sistemáticamente comportamientos que les son completamente naturales (como cavar hoyos, comer comida callejera, perseguir gatos o revolcarse en el barro) sin siquiera ofrecerles un curso de acción alternativo o regañarlos por algo que hicieron hace mucho tiempo (como cuando llegar a casa después del trabajo y encontrarnos en un aprieto), son ejemplos de situaciones que no entenderán y de las que no aprenderán nada. Por lo tanto, si te preguntas si castigar a un perro ayuda, la respuesta es no.

Aparición o aumento de comportamiento amenazante o agresivo

Aprender a reconocer e interpretar el lenguaje canino es uno de los aspectos más importantes cuando se tiene un perro, ya que ignorar la forma en que estos animales se comunican puede llevarnos a vivir situaciones indeseables. Por lo general, cuando un perro se siente incómodo en un contexto particular o ante el comportamiento de un individuo, como su tutor, este se lo hará saber a través de su lenguaje corporal y expresiones faciales. Al principio, emitirá señales tranquilizadoras, como apartar la mirada, bostezar o gruñir para pedirle que se aleje y, si estos movimientos son ignorados, irá aumentando su intensidad, pasando a mostrar señales amenazantes, como gruñir o arrugar la cabeza. bozal.

Esto, que forma parte del habla normal de los perros, es malinterpretado por muchos guardianes, que regañan a sus perros si gruñen o muestran los dientes. Al castigar estas señales, el animal siente que no le sirven de nada, por lo que puede optar por pasar directamente a la agresión como forma de expresión, el encalado puede ser peligroso.

Deterioro del vínculo entre perro y dueño

Una de las consecuencias más evidentes del castigo sistemático y abusivo es la destrucción del vínculo entre el perro y su dueño. Un perro que se siente incomprendido y que está siendo castigado a menudo desconfiará de su tutor y mostrará una actitud cautelosa hacia él. El miedo a ser castigados es la razón por la que muchos perros evitan, por ejemplo, volver con sus tutores cuando son llamados o realizar ciertos comportamientos si saben que están siendo observados. Además, en muchos casos, la ansiedad de vivir en un entorno de incertidumbre puede dar lugar a la aparición de problemas como los estereotipos o la indefensión aprendida.

Indefensión aprendida y comportamiento apático.

La indefensión aprendida es un estado de pesimismo, similar a la depresión, que un animal puede desarrollar cuando siente que no hay nada que pueda hacer para mejorar la situación en la que se encuentra, por lo que “se da por vencido” y deja de responder a los estímulos. Los perros pueden volverse indefensos cuando se les somete con frecuencia a castigos inconsistentes, inconsistentes, dolorosos o incomprensibles. Asumiendo que son castigados por sus comportamientos, dejan de hacerlo y se vuelven apáticos. En este punto, los guardianes creen que su adiestramiento ha sido eficaz y que han conseguido educar con éxito a sus perros, cuando lo que han hecho es provocarles a tal punto que no se atrevan a reaccionar, lo que perjudica gravemente su salud. y su bienestar.

Lesiones físicas causadas por instrumentos punitivos

Cuando los castigos son físicos y se llevan a cabo con herramientas dañinas, obviamente pueden causar lesiones al animal que en muchos casos terminan requiriendo tratamiento veterinario urgente. Este es el caso de los collares de choque, que pueden causar quemaduras graves, o los collares colgantes o de pinchos, que pueden causar colapso traqueal y asfixia.

Consecuencias y errores de castigar al perro - Consecuencias de los castigos en perros

Si quieres leer más artículos similares a Consecuencias y errores de castigar al perrote recomendamos visitar nuestra categoría de Educación Básica.

Bibliografía
  • Hernández Garzón, P. (2012). manual de etología canina (1ª ed.). FORTUNA.
  • López García, CA (Ed.). (2014). Tu perro piensa y te quiere: Entrenar perros no es como te habían contado (1ª ed., Vol. 1). dogalia.


Que hago si mi perro comió un hueso de pollo
Como saber si la tortuga está muerta o hibernando
El gato tiene la cara hinchada las posibles causas y como tratarla
Color de ojos de perro definitivo todas las variedades desde el nacimiento hasta la edad adulta
Puede el perro comer polenta aquí tienes todo lo que necesitas saber
Testículos negros en perros como sucede y cuando preocuparse
El perro come moscas por que lo hace y cuando preocuparse
Cola rota de perro como reconocer y tratar fracturas y lesiones
Pisar caca de perro trae buena suerte porque lo decimos
Gato atigrado gris todo lo que necesitas saber antes de adoptarlo
Diente roto en gatos causas y remedios de la fractura dental felina
Pueden los perros comer papas fritas
Por qué el gato se esconde debajo de las sabanas las diversas razones
Hocico hinchado en el perro causas y cuidados
El perro se comió las hormigas eso es lo que pasa
Comer cucarachas es peligroso para el gato todo lo que necesitas saber
Pueden los gatos comer papaya estos son los beneficios de la fruta para nuestro gato
El perro comió uvas que hacer y cómo evitar el envenenamiento
El perro castañetea los dientes por que lo hace y que se debe hacer causas y consejos útiles
El gato se muerde las unas porque lo hace y como detenerlo
Que hago si mi perro comió un hueso de pollo
Pastor belga Malinois razas de perros grandes
El perro omnívoro o carnívoro
Pene de gato características anatomía y enfermedades
Razas de perro que no sueltan pelo
Obstrucción perro hueso de pollo
¿Es malo que los perros coman huesos de pollo?
Pointer razas de perros medianos
Yorkshire terrier razas de perros miniatura
Cuantos ojos tienen las arañas
American bulldog razas de perros grandes
Testículos inflamados en el perro causas y tratamiento
Bichón frise razas de perros miniatura
Sangre del ano del perro principales causas
Parvovirosis en el perro remedios caseros
Horario ideal de comidas
Metronidazol a perro dosis uso y efectos secundarios
Pueden los perros comer maíz que saber sobre esta comida
Pueden los perros comer lechuga
Hígado de pollo para perros recetas para perros anémicos
Tipos de escarabajos imágenes y nombres