Que comen los flamencos

Que comen los flamencos

Los flamencos son un tipo de aves gregarias que viven en poblaciones de miles de individuos. Se pueden encontrar desde el nivel del mar hasta 4000 o 5000 metros sobre el nivel del mar, y específicamente habitan ecosistemas constituidos por aguas poco profundas pertenecientes a pantanos, lagos salobres, lagunas, humedales y zonas costeras.

Estos animales pertenecen a la familia Phoenicopteridae, a su vez compuesto por dos géneros: Phoenicoparrus (flamencos pequeños) e Phoenicopterus (grandes flamencos), cada uno compuesto por tres especies diferentes. Los flamencos pueden volar largas distancias y cada género tiene formas particulares de alimentarse. Si te estás preguntando, entonces que comen los flamencos no se pierda nuestro nuevo artículo de AnimalPedia.

También te puede interesar: ¿Qué comen las tortugas?
Resumen
  1. ¿Los flamencos son omnívoros?
  2. Alimentando al flamenco
  3. ¿Qué comen los bebés flamencos?
  4. Otras curiosidades sobre los flamencos y la nutrición
  5. Estado de conservación del flamenco

¿Los flamencos son omnívoros?

Sí, los flamencos son omnívoros, ya que su dieta incluye diversas especies de animales, vegetales y algas. Como para todos los seres vivos, una correcta alimentación es fundamental para la salud y podemos destacar algunos aspectos:

  • La coloración principalmente rosada de los flamencos adultos es un producto de metabolización de pigmentos presente en los crustáceos que comen, como explicamos en el artículo ¿Por qué los flamencos son rosados?
  • Las crías salen del caparazón con un plumaje blanco, pero las plumas de un flamenco en la etapa adulta son de un color que va del rosa claro al rojo bermellón, debido al caroteno presente en la comida.
  • El color de los flamencos es un ‘indicador de buena salud, un plumaje “descolorido” es síntoma de una mala alimentación.
  • Las hembras, en época de apareamiento, prefieren a los machos con colores más intensos.
  • Los estudios han demostrado una alta mortalidad de flamencos (así como de otras aves) por envenenamiento debido a consumo de plomo, presente en las balas utilizadas para la práctica atroz de la caza de aves que habitan áreas acuáticas y terminan en el fondo del agua, donde estos animales buscan su alimento.

Alimentando al flamenco

los pico algunos flamencos, con forma curva, se ha adaptado especialmente para separar el barro y la sílice de los alimentos que consumen. La filtración de los alimentos es posible gracias a unas estructuras peludas, llamadas laminillas, que recubren las mandíbulas y la lengua grande y áspera. El género Phoenicoparrus tiene un pico más largo especializado en atrapar presas pequeñas, mientras que los flamencos del género Phoenicopterus tienen un pico adaptado al consumo de presas más grandes.

La dieta del flamenco cambiará según la especie y lo que esté disponible en el hábitat en el que vive. A continuación se muestra una lista de los alimentos más comunes en su dieta:

  • Camarón.
  • Almejas.
  • Anélidos.
  • Larvas de insectos acuáticos.
  • Pez pequeño.
  • Cucarachas de agua.
  • Hormigas
  • Plante semillas o tallos.
  • Diatomee.
  • Algunos tipos de hojas en descomposición.
  • Pequeñas cantidades de barro.
  • Cyanobatteri.
  • Rotiferi.
Que comen los flamencos - Flamingo Nutrition

¿Qué comen los bebés flamencos?

Los flamencos jóvenes no pueden alimentarse por sí mismos porque sus picos aún están en desarrollo, así como sus sistemas esquelético, muscular y neurológico. Por esta razón, no pueden buscar comida por sí mismos.

Los flamencos producen una sustancia similar a la “leche de paloma”, compuesta por grasas, proteínas y carbohidratos, que se produce en glándulas alineadas en el tracto digestivo superior. Ambos padres alimentan a sus crías y los flamencos jóvenes se alimentan de esta “leche” durante unos dos meses, hasta que su pico está lo suficientemente desarrollado como para filtrar la comida.

Otras curiosidades sobre los flamencos y la nutrición

Durante el invierno es posible que algunos charcos de agua habitados por flamencos se congelen, limitando la disponibilidad de alimento, por este motivo están obligados a migrar a otras áreas más cálidas donde pueden alimentarse y reproducirse. Por tanto, se consideran aves migratorias.

Sus patrones de comportamiento relacionados con la dieta también pueden verse influenciados por las condiciones climáticas: en presencia de temperaturas más bajas, por ejemplo, pasan más horas descansando para reducir el consumo de energía.

Qué comen los flamencos - Otras curiosidades sobre los flamencos y la nutrición

Estado de conservación del flamenco

Los flamencos son susceptibles a la contaminación del agua y al cambio climático, ya que afectan directamente su dieta. La intrusión en su hábitat debido al turismo o la construcción de actividades humanas también afecta directamente su capacidad para encontrar alimentos. De las seis variedades, el flamenco andino (Phoenicoparrus andinus) es el más amenazado, de hecho está catalogado en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como vulnerable, principalmente por la explotación de su hábitat con la consiguiente disminución de la población.

También queremos recordar que los flamencos no son animales domésticos, sino salvajes, por lo tanto nunca deben permanecer en cautiverio, esto indudablemente causaría importantes deficiencias nutricionales, ya que necesitan alimentarse de organismos naturales.

Si quieres leer otros artículos similares a Que comen los flamencos, le recomendamos que visite nuestra categoría Dietas equilibradas.

Bibliografía
  • Barisón, C., Cruz, N., Romano, M., Barberis, I. (2014). Patrones de comportamiento de dos especies de flamencos (Phoenicoparrus andinus y Phoenicopterus chilensis) y su relación con las condiciones meteorológicas de la laguna Melincué, Argentina, durante el invierno. Revista El Honero 29(2):61–71. Disponible en: https://core.ac.uk/download/pdf/159289487.pdf
  • Plasencia-Vázquez, A., Gálvez-Aguilera, X., Ferrer-Sánchez, Y. y Serrano-Rodríguez, A. (2017). Variación temporal de la distribución espacial por edades de Phoenicopterus ruber (Phoenicopteriformes: Phoenicopteridae) en los humedales de Yucatán, México. Revista de Biología Tropical. Vol. 65 (4): 1483-1495. Disponible en: https://www.scielo.sa.cr/pdf/rbt/v65n4/0034-7744-rbt-65-04-01483.pdf
  • Romero, D; Martínez-López, E; Navas, I; María-Mojica, P; Peñalver, J; García-Fernández, A. (2007). Alteraciones anatomo-patológicas en un flamenco común (phoenicopterus roseus) por intoxicación aguda por plomo. Revista de Toxicología, vol. 24, núm. 1, pp. 52-55. Asociación Española de Toxicología Pamplona, España. Disponible en: https://www.redalyc.org/pdf/919/91924111.pdf