¿Pueden los perros comer cerezas?

¿Pueden los perros comer cerezas?

Ver cartas de perros

La figura de la cereza siempre ha jugado el papel de uno de los frutos de la pasión. La expresión “guinda del pastel” no deja lugar a dudas sobre la importancia de este producto, de hecho esta fruta tiene un amplio abanico de uso en el ámbito gastronómico, desde la más delicada mousse hasta la deliciosa preparación para nuestros amigos de cuatro patas. Cabe destacar que no representa una verdadera comida para nuestro amigo cuadrúpedo, sino un sabroso Snack para consumir con especial atención.

La cereza para nuestro perro no solo retrata una de las berries más buscadas en el mercado hortofrutícola mundial sino también un pequeño snack para comer con total seguridad. La primera pregunta que nos hacemos en nuestro artículo de AnimalPedia es: los perros pueden comer cerezas?

También te puede interesar: ¿Los perros pueden comer castañas?
Resumen
  1. ¿Puedo darle cerezas al perro?
  2. Valores nutricionales de las cerezas
  3. Beneficios de las cerezas para perros
  4. Cómo regalar cerezas al perro
  5. Cerezas: dosificación y administración.
  6. Mi perro ha comido una cantidad exagerada de cerezas, ¿qué puedo hacer?

¿Puedo darle cerezas al perro?

Hablando de cerezas u otro tipo de frutas, podemos decir con total certeza que son alimentos de los que se beneficia el perro. Darle al perro frutas, pero también verduras, sirve para mantener equilibrar la alcalinidad y la acidez en la dieta del animal y evitar complicaciones o molestias. Un ambiente alcalino promueve el buen funcionamiento de los órganos, a diferencia de un ambiente ácido que podría causar una inflamación severa. Hoy hablaremos en concreto de las cerezas y de los efectos que podría tener una posible ingesta por parte de nuestro amigo de cuatro patas.

Valores nutricionales de las cerezas

Estas pequeñas bayas contienen vitamina A, C y un porcentaje significativo de proteinas. Estas características hacen de la cereza una de las frutas que asegura la estabilidad de los niveles de colesterol en sangre. Desafortunadamente, estos beneficios no se aplican a todos los organismos vivos. De hecho algunas partes de la fruta pueden ser dañinas, a veces letal, para nuestros amigos de cuatro patas. La fruta a menudo se considera un alimento saludable, pero puede suceder que haya cierta incertidumbre sobre las consecuencias que podría causarle a nuestro perro.

¿Pueden los perros comer cerezas?  - Valores nutricionales de las cerezas

Beneficios de las cerezas para perros

Cuando se trata de cerezas, no podemos olvidar la bonita expresión “uno lleva a otro”, pero ¿se aplica también a nuestro perro? Y sobre todo, ¿se aplica también a tu salud? Hoy intentaremos dar respuesta a esta pregunta y a muchas otras sobre el mundo de los perros y el delicioso mundo de las cerezas. Fibra, potasio, hierro y ácido fólico son los principales elementos nutricionales de esta fruta. Son un excelente snack para nuestro perro, estabilizan su colesterol y mejoran su calidad de sueño. Desafortunadamente, estas pequeñas bayas aparentemente inofensivas no son del todo sanos. Las cerezas que terminan en patas equivocadas pueden ser peligrosas para la seguridad de nuestro perro.

Cómo regalar cerezas al perro

Los expertos desaconsejan el consumo de cerezas enteras en el plan de alimentación del perro. El riesgo sustancial no es la pulpa, sino el contenido del hueso dentro de la baya. los centro, de hecho, para una serie de reacciones químicas después de su ruptura puede ser fatal para nuestra mascota. Incluso si nuestro perro ingiere pequeñas cantidades de cerezas con hueso, no debería ser peligroso ya que contiene cantidades no letales de toxicidad si son fácilmente metabolizadas por el cuerpo del perro.

La piedra de una cereza contiene la amigdalina, es decir, una sustancia potencialmente tóxico para la salud de nuestro perro ya que, al reelaborarse por la microflora intestinal, se produce una reacción química capaz de transformar esta sustancia en cianuro. Está contenido en las semillas de varias rosáceas y, en grandes cantidades, especialmente en las almendras amargas. La amigdalina es un glucósido cianogénico, es decir, capaz de liberar cianuro de hidrógeno (que contiene cianuro). Desafortunadamente, la amigdalina no está contenida solo dentro del núcleo. Las partes que pueden causar complicaciones en el cuerpo de nuestro perro son las hojas y arbustos del cerezo.

¿Pueden los perros comer cerezas?  - Cómo regalar cerezas al perro

Cerezas: dosificación y administración.

Como ya hemos dicho, este pequeño snack necesita pequeñas precauciones para no causar molestias a nuestro Fido. El único truco a tener en cuenta es que servir este suculento snack de cereza es separar la fruta del hueso. Una vez hayas privado al fruto del hueso, puedes otorgar este lujo a tu amigo de cuatro patas que, en una explosión de sabores, quedará hipnotizado por el fruto, símbolo de la codicia. A la hora de darle este saludable bocadillo a tu perro, ten cuidado con tus pantalones favoritos: ¡el jugo de cereza mancha como pocas cosas en el mundo! No exageres con la cantidad y ajústate siempre al tamaño del perro. Tres bayas de cereza para un perro pequeño pueden ser suficientes. Para un perro grande se pueden añadir algunos más, siempre teniendo en cuenta un límite de comida. La cantidad de cerezas que puede tomar su perro puede variar según varios factores, como su historial médico, edad, tamaño y salud.

Mi perro ha comido una cantidad exagerada de cerezas, ¿qué puedo hacer?

Como cualquier alimento, las cerezas deben consumirse en las cantidades adecuadas. Exagerar esta deliciosa baya podría provocar graves complicaciones para la salud del perro. A’cantidad excesiva de cerezas, tomadas durante períodos de tiempo medio a largo, pueden causar diabetes, especialmente en perros mayores.

Mi perro comió cerezas con muchos huesos, ¿qué puedo hacer?

La distracción, la desinformación o cualquier otra acción que implique tragar un hueso de cereza roto necesita una acción inmediata para guardar la vida de nuestro perro.

I síntomas de envenenamiento (especifique de qué envenenamiento está hablando dando detalles contextualizados) son inmediatos. Entre estos últimos encontramos síntomas como:

  • Convulsiones;
  • sibilancias
  • El vomitó;
  • encías enrojecidas;
  • pupilas dilatadas;
  • diarrea;
  • salivación excesiva;

¿Qué tengo que hacer? La calma y la inmediatez son las palabras clave para resolver esta solución. Primero nuestro perro necesita ser llevado inmediatamente a un veterinario. Es muy recomendable tranquilizar al perro para no crear complicaciones en la intervención del veterinario.

Hablamos de una fruta cuya ingesta, para el mundo canino, es algo más compleja. Sin embargo, al combinar el sentido común con el conocimiento podremos compartir momentos de verdadero placer con nuestro animal, ¡poniendo la guinda al pastel de nuestra amistad!

Si quieres leer otros artículos similares a ¿Pueden los perros comer cerezas?, le recomendamos que visite nuestra categoría Dietas equilibradas.