¿Pueden los gatos comer melón? Que saber sobre esta comida


¿Pueden los gatos comer melón? Veamos cuáles son los posibles beneficios o riesgos que se relacionan con el consumo de esta fruta.

gato puede comer melón

(Foto de Adobe Stock)

Fruta es un alimento que no está estrictamente relacionado con la dieta habitual de nuestro felino, pero esto no significa que no podamos incluir una ración adecuada para nuestra mascota en las comidas. Solo por el hecho de que en cada categoría de alimentos hay productos que pueden o no estar incluidos en la dieta de nuestro amigo de cuatro patas.

En este artículo discutiremos un producto de la categoría. Fruta, o el melón. Cuántos se han preguntado en la pasada temporada, si el gato podría disfrutar de la frescura del melón. Hoy estamos aquí para preguntarnos sobre esto: “¿Puede el gato comer melón? Averigüemos en los siguientes párrafos.

Fruta para el gato

fruta para el gato
(Foto de Adobe Stock)

Para crecer sanos, los gatos necesitan una dieta variada, que incluye: lípidos, proteínas, minerales, vitaminas y agua. Por eso, para poder prolongar la vida del gato, es fundamental proporcionarle la cantidad justa de todo lo que necesita.

El gato hasta la fecha, a pesar de haber mantenido su característica de animal carnívoro, ha logrado aceptar en su dieta también alimentos de origen vegetal, sobre todo si se utiliza desde cachorro. De hecho, inmediatamente después del destete del gato, el animal recurre a una dieta variada y, por lo tanto, también la ingesta de vitaminas fruta, ya que sus muchas propiedades beneficiosas pueden promover una dieta saludable que permitirá que el gatito crezca más fuerte y saludable.

La fruta tiene excelentes principios nutricionales y es rica en fibras, las cuales son muy importantes en la dieta del gato, ya que permiten que el tracto gastrointestinal funcione correctamente, promueven su capacidad de hidratación, la velocidad de tránsito de los alimentos y la funcionalidad del tracto digestivo.

A pesar de todas estas excelentes propiedades, en cualquier caso hay dioses frutas para evitar como tóxico para los gatos, por ejemplo: uvas, pasas o sultanas, nueces de macadamia, maní y plátanos naturales y salados. ¿Y el melón? Averigüemos en el siguiente párrafo.

¿Pueden los gatos comer melón?

sandía al gato
(Foto de Adobe Stock)

Como es necesario hacer con todos los alimentos, antes de darle al animal una porción de un producto desconocido para él, se le debe ofrecer en porciones muy pequeñas. Todo esto sirve para probar la tolerabilidad o posible alergia a ese alimento en particular.

Dejar que el gato pruebe los alimentos que forman parte de nuestra dieta diaria no es del todo un error, pero debe hacerse con mucho cuidado y sin exagerar. En el caso del melón, En verano en particular, es inevitable no darle a nuestro peludo amigo un trozo de esta fruta fresca y saciante. Pero la pregunta es: ¿puede el gato comer melón? La respuesta es simple y es: ¡Sí!

El melón es una excelente fuente de fibra dietética, ácido fólico, vitaminas B6, A y C, niacina y potasio, a la vez que es bajo en calorías y una rica fuente de fibra y agua. El alto contenido de agua y fibra del melón también ayuda a promover una digestión saludable, ayudando a prevenir problemas como el estreñimiento y la deshidratación.

Mientras que las vitaminas A y C brindan una serie de beneficios para la salud de los gatos, como su función como antioxidantes. Los antioxidantes capturan los radicales libres, que pueden retardar eficazmente el proceso de envejecimiento del gato y promover una función celular saludable, además de ayudar a reducir el riesgo de algunas enfermedades.

Usted también podría estar interesado en: ¿Pueden los gatos comer plátano? Riesgos y beneficios de esta fruta

Riesgos

Aunque el melón puede ser una fruta excelente para compartir con nuestro gato, hay que pagarlo atención las cantidades, ya que contiene un buen porcentaje de azúcares que dañan la salud de nuestro gato. Incluso si hablamos de uno azúcar natural, puede provocar aumento de peso en los gatos y provocar problemas de salud como la diabetes.

Además, como ocurre con otras frutas que contienen la núcleo central, el melón contiene las semillas, que no son tóxicas como para otras frutas pero pueden ser una fuente de malestar y causar asfixia en el animal. mientras que en lo que respecta al melón en último lugar, el gato debe evitar por completo tanto lamerlo, ya que en la piel exterior puede haber bacterias nocivas, pesticidas y otros productos químicos pero sobre todo no debe ingerirlo en absoluto.

Por tanto, recuerda que el gato puede comer melón como un regalo especial y no como parte de su dieta habitual, pero nunca debe comer melón. ánimo ya que puede causar molestias gastrointestinales en los gatos, además de tener un impacto algo fuerte en el tracto digestivo. Si tu gato come melón e introduce síntomas como vómitos, letargo o falta de apetito, le recomendamos que notifique al veterinario.

También te puede interesar: Fruta prohibida para gatos: la lista de alimentos a evitar

Raffaella Lauretta