¿Por qué no come el gato?

¿Por qué no come el gato?

Ver Pestañas de Gatos

¿Tu gato no está comiendo? ¿Y ni siquiera bebe agua? Puede suceder que nuestro gato sea impotente sin ningún problema subyacente, pero en otras circunstancias puede ser una señal de advertencia de que algo va mal. Las causas que pueden llevar a este cambio en el comportamiento de nuestro gato son diferentes y podemos encontrar razones muy simples pero también complicaciones serias que deben ser tratadas por un veterinario.

En este artículo de AnimalPedia explicamos por qué el gato no come y qué hacer al respecto. ¡Sigue leyendo!

También podría interesarte: ¿Por qué no come el gato?
Resumen
  1. ¿Por qué el gato no se come la comida?
  2. ¿Por qué el gato no come nada?
  3. ¿Por qué el gato no come ni bebe agua?
  4. El gato no come: causa
  5. Síntomas de un gato enfermo
  6. El gato no come: soluciones

¿Por qué el gato no se come la comida?

Cuando se hace un cambio en la dieta de un gato es común observar que rechaza completamente la nueva comida. Además, puede dejar de comer la comida de repente, prefiriendo otros alimentos como la carne enlatada o la comida casera. A continuación, algunas de las razones de este rechazo:

  1. No le gusta la nueva comida. Si ha cambiado la dieta de su gato y ha notado que no quiere comer el nuevo alimento, la respuesta puede ser la más simple: al gato no le gusta la nueva comida. Para probarlo, intente estimularlo con alimentos sabrosos como un trozo de pollo, jamón o comida húmeda para gatos. Si come sin problemas, sabrás que ese es el problema.
  2. El cambio en la alimentación no ha sido gradual. Los gatos son muy susceptibles a los cambios, por lo que el más mínimo cambio en su rutina puede desestabilizarlos. Para evitar que esto suceda, es mejor hacer cambios de forma gradual y progresiva. Esto también se aplica a los cambios en los alimentos, tanto para evitar el estrés como para asegurar que su sistema digestivo lo acepte correctamente. Además de lo anterior, un cambio repentino de alimento puede hacer que el gato vomite o le dé diarrea, por lo que es importante mezclar lo viejo con lo nuevo durante unos días, retirar gradualmente lo viejo y dejar el nuevo en paz.
  3. La comida es de baja calidad. Cuando la comida no satisface las necesidades nutricionales del animal, es bastante normal rechazarla. Revise los valores nutricionales del alimento para ver si es adecuado o no.
  4. El tazón está demasiado cerca del agua o de la basura. Lo creas o no, es muy importante adaptar la casa para que tu gato se sienta cómodo. No es raro que los gatos dejen de comer si tienen una bandeja sanitaria, agua, suciedad o incluso una mota de polvo al lado de su recipiente. Algunos son más sensibles que otros, pero en general es una causa común.
  5. Sufre de algún problema oral. Si su gato sufre de gingivitis, periodontitis o cualquier otro problema de salud bucal, es normal que el primer síntoma que observemos sea que el gato no quiere comer alimentos secos. Puede aceptar comida húmeda o comida que no implique masticar.

Estas son las razones más comunes por las que un gato no come croquetas pero acepta más.

¿Por qué el gato no come nada?

La anorexia en los gatos es uno de los primeros signos clínicos de diferentes enfermedades. Así que cuando nos damos cuenta de que un gato no come nada, lo primero que debemos hacer es ir al veterinario. Para tener una idea de la gravedad de esta situación, mostramos a continuación las causas más comunes que pueden estar detrás de la falta de apetito en los gatos:

Las bolas de pelo, la causa principal

Las bolas de pelo intestinales, llamadas tricobezoares, son la causa más común de que nuestros gatos dejen de comer de repente. Estas bolas, cuya formación se debe a la ingestión accidental de pelo muerto al lamerse, pueden obstruir el intestino del animal si no logran expulsarlo, reduciendo el apetito, pero también produciendo otros síntomas como apatía, náuseas o estreñimiento.

Para evitar la formación de estas bolas de pelo hay tres soluciones fáciles. El primero es cepillo su capa diariamente, especialmente durante el período de muda. La segunda solución es administrar pastel de malta para los gatos. Finalmente, si no hemos cepillado bien al gato ni le hemos dado pasta de malta, y las bolas ya se han formado en su intestino, la solución será aplicar parafina líquida en una de las patas del gato. El gato lamerá el área para eliminar la sustancia, tragándola. La parafina es una grasa artificial que ni el estómago ni los intestinos del gato asimilan. Por lo tanto, sale cuando entra, lubrica y facilita la salida de los tricobezoares intestinales. Si esta última solución tampoco funciona, debe llevar a su gato al veterinario inmediatamente para tratarlo lo antes posible.

Una posible intoxicación

A veces, sin querer, le ofrecemos mala comida a nuestro gato o él mismo se la traga de la basura. Esto ocurre a menudo con latas frescas de comida abiertas durante horas y dejadas fuera de la nevera o con las sobras de nuestra comida expuestas al calor del verano, lo que hace que se fermenten. Todos estos factores pueden dañar el sistema digestivo del animal y provocarle un intenso malestar, lo que le llevará a dejar de comer por completo y a presentar síntomas como vómitos, apatía y fiebre.

El gato no come debido al estrés, la depresión o la ansiedad

Mucha gente se preocupa porque: “Mi gato no quiere comer y está triste.“. De hecho, esta es una de las preocupaciones más comunes entre los que viven con un felino. Esta es una situación grave que debe ser abordada con urgencia, ya que un gato que no come nada y deja de beber puede morir en poco tiempo. Este estado mental puede producirse por varias razones. Además de la falta de apetito, observaremos que está triste, deprimido o apático.

Por otro lado, si su gato está estresado y no come, es esencial que intente encontrar la causa. La ansiedad y el estrés son trastornos muy comunes en estos animales debido a su susceptibilidad al cambio. Así, un cambio de residencia, un nuevo miembro de la familia, el nacimiento de un niño o la muerte de un ser querido puede ser la causa de la pérdida de apetito de nuestro gato.

La falta de apetito en los gatos debido a la enfermedad

Si…mi gato no comerá ni vomitará“, “mi gato no quiere comer y está muy flaco.” o “mi gato no come ni duerme mucho.“, tal vez sea hora de considerar la posibilidad de consultar a un especialista. Un cese repentino de la ingesta de alimentos de su gato puede ser un síntoma de una enfermedad. Por esta razón, si el animal no mejora después de uno o dos días, será imprescindible una visita al veterinario, ya que podría tratarse de tricobezoares o de problemas más graves del aparato digestivo que podrían requerir una intervención quirúrgica.

¿Por qué no come el gato? - ¿Por qué el gato no come nada?

¿Por qué el gato no come ni bebe agua?

Su el gato no come ni bebe? El cálido es una de las principales razones por las que un gato deja de comer y beber. Durante el verano, los gatos tienden a disminuir su ingesta de comida y agua porque el calor y el hecho de que duerman más, en zonas más frescas, disminuyen su apetito.

Por otra parte, las razones mencionadas en el párrafo anterior también pueden significar que un gato no quiere comer o beber. De todos ellos, los más comunes son los depresión, enfermedades virales como la panleucopenia felina, la leucemia felina o el virus de inmunodeficiencia felina (SIDA felino).

Por lo tanto, será esencial ir al veterinario para identificar la causa de estos síntomas y tratar al animal.

El gato no come: causa

Los gatitos o cachorros recién nacidos necesitan una atención especial, ya que su sistema inmunológico es mucho más débil y tienden a deshidratarse más fácilmente si dejan de beber. También suelen ser más sensibles a los cambios en la dieta, por lo que es importante controlar su comportamiento alimentario cada vez que hacemos cambios en su dieta. Si tu gatito de un mes no quiere comer y acabas de adoptarlo, es probable que tenga que comer mucho más…cambio de comida repentino o si todavía estamos adaptándose a la nueva casa.

En tales casos, siempre es aconsejable estimular a tu gatito con comida húmedaincluso mezclándolo con agua caliente para darle una hidratación extra. Este tipo de comida es mucho más sabrosa y generalmente es mejor aceptada que la comida seca.

Sin embargo, si su gatito ha dejado de comer repentinamente, o si nota que no come y duerme mucho o vomita, podría ser un problema de salud. La rinotraqueítis felina es una enfermedad viral que tiende a desarrollarse en los gatos recién nacidos con mayor frecuencia que en los adultos. Esta enfermedad viral causa dificultades para comer, por lo que los síntomas incluyen la pérdida de apetito.

Si un gatito no ha comido nada en 24 horas, debemos alarmarnos y será necesario un examen veterinario de emergencia. Además, recuerde que los gatitos recién nacidos necesitan ser alimentados 4-8 veces al día. Para saber más, también puede leer nuestro artículo sobre la alimentación de los gatos recién nacidos.

Síntomas de un gato enfermo

En esta situación, será esencial evaluar los parámetros vitales del gato y los síntomas de la enfermedad mediante un examen físico general. Así es como se hace:

  1. Revisa las membranas mucosas de su gato (encías, ojos, sexo y ano) y si son de un color distinto al rosa pálido, significa que el gato no está bien. Tonos de blanco, azul, amarillo o rojo brillante son todos signos de enfermedad.
  2. Toma un termómetro para medir la temperatura de su gato. Debería estar entre 38 y 39°C.
  3. Toma tu muñeca de su gato con los dedos y medio. El ritmo cardíaco de su gato debería estar entre 140 e 200 latidos por minuto (bpm).
  4. Revise su ritmo respiratorio poniendo su mano en su vientre. Los gatos normalmente respiran entre 20 y 42 veces por minuto (RPM).

Aquí hay algunos síntomas que pueden hacernos sospechar que el gato está enfermo:

  • Secreciones oculares
  • Secreciones nasales
  • Diarrea y vómitos
  • Orina con sangre
  • Heces con sangre
  • Incapacidad para orinar
  • Náuseas
  • Maullidos insistentes
  • Lesiones y problemas de la piel
  • Presencia de parásitos
  • Respiración pesada
¿Por qué no come el gato? - Síntomas de un gato enfermo

El gato no come: soluciones

Lo primero que hay que hacer si un gato no quiere comer o beber después de muchas horas es intentar estimularlo con comida sabrosa, como latas o comida casera. Ofrécele su favorito y mira si lo come o no.

Unos cuantos consejos extra:

Intenta calentar algo comida (no en el verano) o reemplazar el agua por alguna caldo de pollo o bien peces (sin sal ni cebolla). Si su gato parece comer su comida favorita y aceptar el agua, puede que se enfrente a un gato deprimido o enfadado. Conocer las causas de la anorexia es crucial. Si su gato ha dejado de comer debido a un cambio en la dieta, debería considerar la posibilidad de cambiarla de nuevo, pero si se trata de una depresión debería tratar de mejorar su bienestar y proporcionarle un enriquecimiento ambiental.

Hidratación de emergencia

Si sospecha que su gato está deshidratado, puede que tenga que usar una jeringuilla (sin aguja) e intentar introducir un poco de agua directamente en su boca. También podría considerar la posibilidad de preparar solución salina en casa. Si su gato vomita o escupe agua después de un intento, debe ir al veterinario para recibir un tratamiento de emergencia.

¿Por qué no come el gato? - El gato no come: soluciones

Si desea leer otros artículos similares a ¿Por qué no come el gato?…le recomendamos que visite nuestra categoría de Problemas de Alimentación.