Por qué la gata da a luz a un solo gatito: las posibles causas


¿Por qué la gata da a luz a un solo gatito? La explicación y los problemas del nacimiento del felino. Las respuestas sobre las dudas del nacimiento del gato.

gato

¿Por qué la gata da a luz a un solo gatito? (Foto AdobeStock)

Cuanta ansiedad y cuanta espera por la llegada de los gatitos del gato, nos preparamos para su nacimiento para recibirlos de la mejor manera posible. Dispuestos a recibirlos en nuestra vida con todo el cariño y todas las comodidades. La llegada de un cachorro siempre es emocionante y emocionante, y mucho menos la llegada de tantos cachorros. Muchos porque los gatos siempre nos han acostumbrado a embarazos bastante numerosos.

¿Quién de nosotros, cuando pensamos en el embarazo de un gato, no tiene la imagen de una arena abarrotada alrededor de la madre gata? Desafortunadamente, sin embargo, incluso si no todos lo saben hay posibilidades, aunque no bajas, de que la gata pueda dar a luz a un solo gatito. En los siguientes párrafos descubriremos por qué la gata da a luz a un solo gatito, todas las causas probables y explicaciones del embarazo.

¿Por qué la gata da a luz a un solo gatito? Las causas

madre gato
Gato con un gatito (Photo AdobeStock)

Aunque un gato promedio puede dar a luz a seis o siete gatitos, tener hasta diez pezones (4 o 5 en cada lado) en casos excepcionales también puede dar a luz hasta diez gatitos, pero también hay casos en los que solo nace uno.

Tales historias ocurren en todos los mamíferos y una serie de factores pueden determinar esta condición, tales como: edad, salud física, esperma, dieta y tiempos de apareamiento. En cualquier caso, incluso si la gata solo ha dado a luz a un gatito, no hay de qué preocuparse.

En primer lugar, no forma parte de una emergencia sanitaria, no se trata de patología alguna sino simplemente de una coincidencia probablemente debida a los factores enumerados anteriormente. Con la ayuda del veterinario pudimos entender cómo comportarse con respecto a la gestación de la gata, cuáles son las condiciones ideales para poder llevar a cabo una gestación sana y tranquila. Vamos a examinar los factores individualmente, con el asesoramiento de expertos:

  • edad: una gata puede quedar embarazada ya en el primer estro (celo) que también puede ocurrir a los 4-6 meses. Por esta razón, la esterilización temprana se vuelve particularmente importante. Cada gato, como cada persona, es un individuo en sí mismo y puede tener celo incluso al año, mucho también depende de la raza. Lo cierto es que un gato puede reproducirse incluso hasta los 12 años, pero este es precisamente el caso en el que el número de gatitos disminuye;
  • ssalud física: lógicamente para llevar a cabo un embarazo, la gata debe estar sana. Este último afecta en gran medida el número y el nacimiento de los gatitos. Muy a menudo, además de tener una mala alimentación que podría ser una de las causas por las que la gata haya parido una sola gatita, también existen problemas de salud a nivel ginecológico y cardíaco;
  • Dieta: una de las cosas más importantes para una gata preñada es una dieta saludable. En este período, el gato necesita una dieta alta en grasas para apoyar la gestación y, posteriormente, la producción de leche para alimentar a los gatitos.

Durante la gestación, las necesidades energéticas del gato aumentan aproximadamente un 10% por semana. Por ello, si falta todo esto, se crean dificultades en el saludo que el animal es incapaz de afrontar y también podemos considerarlo como un factor por el que la gata da a luz a un solo gatito.

También te puede interesar: Aborto en gatos: estos son los síntomas y causas

El embarazo de la gata

gato embarazada
La llegada de los gatitos, el momento más emocionante. (Foto AdobeStock)

El embarazo de la gata dura de 63 a 65 días, pero el período de gestación es de 58 a 70 días. A nuestros ojos, sin embargo, solo se hace evidente en las últimas etapas de la gestación y el único signo es el aumento de peso. Pero la gata también puede pasar por cambios de comportamiento durante el embarazo, por ejemplo, come más de lo habitual, descansa mucho y busca tranquilidad y mimos.

Mientras se encuentra en la última fase de la gestación, la gata puede empezar a mostrarse más distante y desconfiada, especialmente con otros animales. Durante los últimos días de gestación la gata comienza a buscar el lugar más adecuado para dar a luz, es decir, un lugar tranquilo y apartado donde pueda sentirse protegida y segura.

Comienza el trabajo de parto, el parto no dura mucho y no requiere un gran esfuerzo abdominal y aunque cada gatito que nace emite un fuerte punzante no percibe un dolor enorme. Después de que nacen los cachorros, los lame para limpiarlos, desenchufa el cordón ella misma, se come la placenta y todo esto. no en la sala de partos sino simplemente solo.

También te puede interesar: Parto de gatos: qué hacer antes y después

Raffaella Lauretta