Fracturas de patas de conejo: por qué ocurren y cómo evitarlas


Las fracturas de las patas de los conejos ocurren con mucha frecuencia, pero con la prevención adecuada se pueden evitar

Fracturas de conejo

Fracturas de las patas del conejo (foto Pixabay)

Cuando decidimos llevarnos un conejito a casa, es recomendable ser conscientes de su estilo de vida y lo que necesita para estar sereno. Esto significa que además de la nutrición, su hábitat o posibles enfermedades, hay que tener cuidado con su actividad del motor.

Por ejemplo, es fundamental saber que los huesos del conejito que tanto queremos son muy frágiles: así que ten cuidado de no fracturarse. Dado que son muy delicados, puede suceder que se lesionen repentinamente; pero no siempre es así, a veces hay motivos muy concretos. ¿Qué son y cómo podemos evitarlos?

Posibles causas de fracturas.

conejo de otoño
La caída del conejo (foto Pixabay)

Antes de entrar en la causa más común de fracturas de patas, es necesario hacer una premisa. A los adultos, pero especialmente a los niños, les encanta un gesto en particular, levantar y sostener un conejito dulce y sensible. ¿Pero estamos seguros de que a ellos también les encanta que los recojan? ¡La respuesta es no! De hecho, también agregamos que no les gusta que los tomen de arriba (al levantarlos notarás que tienden a apretar como si tuvieran miedo de algo).

También te puede interesar: Mal olor a conejo: cuáles son las razones más comunes

Volviendo al motivo de la fractura de las patas, podemos decir que esto está precisamente ligado a la altura y a una posible otoño; a menudo sucede cuando los niños los recogen. Otro motivo podría ser que al jugar en casa, las garras se enganchen en los tejidos o que haga movimientos incorrectos dentro de la jaula.

Siendo “su hogar” un pequeño ambiente ya menudo está luchando con movimientos acrobáticos, fácilmente podría fracturarse la pierna. También puede suceder que el conejo reciba involuntariamente un golpe en el pecho que pueda provocarlo fracturas de costillas y desencadenar problemas como falta de apetito o sibilancias.

También te puede interesar: American Blue Rabbit: una nueva raza maravillosa de EE. UU.

Cómo evitar las fracturas y cómo tratarlas

Fracturas de conejo
Los bebés no hacen que el conejo se sienta solo (Foto Pixabay)

Para evitar que el conejito se rompa las piernas, el prevención. Debemos aprender a pensar que los animales no son peluches y no basta con comprarles comida y darles un lindo “hogar” para hacerlos felices y saludables. Dicho esto, existen precauciones simples que pueden ayudarlos mucho.

Usted también podría estar interesado en: Cómo entrenar a un conejo enano, reglas y consejos prácticos.

Por ejemplo, es importante que el conejo haga un buen movimiento y ejercicio físico aumentar de volumen, lo que no puede suceder si está constantemente encerrado dentro de la jaula. Aparte de eso, también la nutrición juega un papel importante. Para el calcio es recomendable alimentar al conejito: heno, pasto y verduras.

Si desafortunadamente ocurre la fractura de la pata, una posible solución es cirugía osteosíntesis (en este caso es mejor confiar en veterinarios expertos). También puede suceder que la pata se cure por sí sola, pero a menudo el hueso no encaja correctamente y puede correr el riesgo de deformarse. Si la fractura es una costilla, el conejito debe permanecer en la jaula y ser tratado con un analgésico para evitar el dolor.

Otro consejo importante es evitar hacerle jugar con los niños en estos casos, simplemente pídales que se sienten a su lado para no lo hagas sentir solo.

Isabel Bellitto