El gato no me quiere: Por qué y qué hacer

El gato no me quiere: Por qué y qué hacer

Ver Pestañas de Gatos

Si acabas de adoptar un gato y has notado que te rechaza o si, por el contrario, has vivido en armonía con tu amigo peludo durante mucho tiempo pero de repente se ha alejado de ti y parece que no te quiere tanto como antes, puedes sentirte confundido al respecto y dudar de que tu gato vuelva a apegarse a ti.

Si crees que tu gato ya no te quiereSi quieres saber por qué se fue de repente y cómo resolver esta situación, estás en el lugar correcto, en este artículo de AnimalPedia te ayudaremos a resolver esta situación. ¡Sigue leyendo!

También podría interesarte: Mi gato me muerde y me araña.
Resumen
  1. El gato no quiere estar conmigo.
  2. ¿Por qué mi gato no me quiere?
  3. Qué hacer si el gato no me quiere

El gato no quiere estar conmigo.

Los gatos son animales muy sociables y cariñosos, al contrario de lo que se cree. Sin embargo, no siempre son receptivos a nuestros mimos y nuestras palabras de afecto. Cada uno de nosotros tiene sus propias peculiaridades y necesidades, pero a veces todos necesitamos nuestro propio espacio, y ciertamente no es diferente para los gatos. Así que si tu gato te rechaza, alejándose de ti cuando te sientas a su lado, saltando de tus brazos cuando lo tienes en tus brazos, e incluso arañando o mordiendo cuando lo acaricias, no lo tomes como algo personal. Probablemente, a través del lenguaje corporal el gato te pide que lo dejes solo por un momento, porque en ese momento prefiere estar solo y más tarde vendrá a pedirte que lo abraces o juegues con él.

Sin embargo, la situación podría ser ligeramente diferente si notara que tu gato ya no te quiere como antes.. Si estabas teniendo una buena vida con tu gato y de repente empezó a ignorarte, o incluso a rechazarte, tendrás que intentar averiguar qué pasó para justificar el cambio repentino.

¿Por qué mi gato no me quiere?

Si crees que tu gato ya no te quiere o ha dejado de quererte como antes, puede ser por una de las siguientes razones. Aquí están las posibles razones por las que tu gato te quiere menos:

Eres demasiado cariñoso

A veces los gatos tienden a huir de nosotros porque nuestras muestras de afecto son excesivas. ¡A veces es muy difícil para nosotros evitar el deseo de acariciar a nuestro amigo felino! En cualquier caso tenemos que hacer un esfuerzo y siempre respetan los límites podría empezar a desconfiar de nosotros, enfadarse y ponerse agresivo.

También, necesitamos entender que hay contextos en los que no podemos molestarlo. Por ejemplo, ¿quiere que alguien lo despierte sin avisar mientras duerme? Probablemente no te gustaría eso, y tampoco a tu gato.

Tuvo una mala experiencia

A veces, nuestro gato puede rechazarnos porque asocia una experiencia negativa. Si lo reprendemos, lo cual no deberíamos hacer nunca, probablemente tenemos el efecto de intimidarlo. Por consiguiente, será normal notar un cambio en su carácter cuando nos rechace. O, por ejemplo, si lo hemos herido sin querer al abrazarlo, acariciarlo… podría asociarnos con ese mal recuerdo.

Aún no te ha conocido.

Si el gato se ha unido recientemente a la nueva familia, es natural que aún no confíe completamente en ti. Muchos gatos necesitan tiempo para adaptarse a su nuevo hogar y entorno, y hasta que no se den cuenta de que no están en un lugar hostil, no se moverán con seguridad en el entorno y desconfiarán de los demás. Cada individuo es único, así que algunos serán más tímidos que otros.

Además, muchas veces no conocemos completamente el pasado del animal que hemos adoptado, podemos no saber si ha sufrido experiencias negativas como maltrato y que, por ello, puede haber desarrollado un carácter más sospechoso.

No recibe los cuidados necesarios

Una de las causas del comportamiento distante del gato es que sus necesidades no están totalmente satisfechas. Como guardianes debemos garantizar a nuestro animal la mejor calidad de comida, seguridad y entretenimiento (social y ambiental) para que se sienta cómodo. Es importante que nuestro animal haga suficiente ejercicio y que nunca juguemos con él, porque de lo contrario podría sentirse estresado y comportarse de manera hostil.

Ha habido un cambio significativo en su entorno

Los gatos necesitan controlar su entorno para sentirse protegidos. Por esta razón, son muy susceptibles a los cambios. Por esta razón, si ha habido un cambio significativo en la casa recientemente y el gato no ha tenido aún tiempo suficiente para adaptarse, o no lo ha hecho adecuadamente, es posible que la consecuencia sea un cambio de carácter en uno más irritable o temeroso.

No es raro escuchar, por ejemplo, “Estoy embarazada y mi gato ha dejado de quererme” o “mi gato se ha escondido desde que tenemos otro gato”. Esto sucede, como mencionamos, porque el animal se siente estresado por este cambio en su vida y tiene que adaptarse a nuevas circunstancias. Otra situación en la que es completamente normal sentir que el gato nos quiere menos es después de ir de vacaciones. “Me fui de vacaciones y mi gato ya no me quiere” es una situación completamente normal y la razón es la misma. Para nuestro animal es un gran cambio, la ausencia de su ser humano, se habrá sentido solo e incluso abandonado.

No está bien.

En situaciones en las que observamos un cambio repentino en el comportamiento de nuestro animal, debemos sospechar que puede deberse a algún dolor o enfermedad. En tales casos, debemos ir al veterinario para identificar el problema y prescribir el mejor tratamiento.

El gato no me quiere: ¿Por qué y qué hacer? ¿Por qué no me quiere mi gato?

Qué hacer si el gato no me quiere

Si tu gato evita estar contigo o te rechaza directamente, es importante que trates de entender por qué. Como ya hemos dicho, hay varias razones por las que esto sucede. Esto es lo que hay que hacer si no te quiere en alguna situación:

Dale tiempo

Si su gato acaba de llegar a casa, dele tiempo para familiarizarse con el entorno y los demás miembros de la familia. No fuerce a su gato, porque todavía no confía en usted y puede asociarlo con una experiencia negativa más adelante, y comprometer su relación con ella para siempre.

Interactúe con su gato de forma positiva

Sin embargo, si usted y su gato han vivido juntos durante algún tiempo, pero nunca han mostrado ningún interés particular en relacionarse con usted o han perdido la confianza debido a una mala experiencia, tendrá que aprender a relacionarse con él de forma tranquila para evitar excesos, como acariciarlo cuando no quiera o dejarlo solo si no quiere jugar con usted.

Tendrá que considerar cómo se siente su gato antes de interactuar con él, tratar de entenderlo. Esto significa prestar atención cuando su gato se acerque a nosotros (por ejemplo, si está acostado a nuestro lado) e intentar acariciarlo ahora si es receptivo, o darle una golosina para demostrarle que usted es digno de su confianza. Poco a poco, verás que se sentirá más cómodo y empezará a aceptarte. Si quieres saber más sobre cómo mejorar tu relación con tu animal, te invitamos a leer 7 consejos para acercarte a un gato.

Respetar su personalidad

Un error muy común es creer que el gato no ama a sus guardianes porque no es tan cariñoso como otros gatos con sus humanos. Por lo tanto, debemos entender que, al igual que nosotros, cada gato tiene sus propias características y personalidad. Por lo tanto, su gato no tiene que ser tan cariñoso o juguetón como los demás. Así que, sólo porque tu gato no sea cariñoso no significa necesariamente que no te quiera, porque probablemente lo haga, pero a su manera.

Descubre las 5 personalidades de los gatos según Lauren Finka

Enriquecer el entorno del gato y asegurar su bienestar

Si cree que el comportamiento de su animal se debe a la falta de algo esencial para él, debe identificar qué es y remediarlo. Puede estar frustrado con la la falta de diversión en su vida diaria, así que deberías darle un enriquecimiento ambiental y pasar más tiempo jugando con él.

Sin embargo, si el gato sigue mostrando los síntomas de un gato estresado, si no ve una mejora o si nota que su gato ha dejado de comer, por ejemplo, tendrá que llevarlo al veterinario para descartar cualquier enfermedad que pueda haber alterado su comportamiento.

El gato no me ama: Por qué y qué hacer - Qué hacer si el gato no me ama

Si desea leer otros artículos similares a El gato no me quiere: Por qué y qué hacer…le recomendamos que visite nuestra categoría Problemas de conducta.