Día Mundial del Tigre: solo 3.000 individuos permanecen en estado salvaje


En esta fotografía tomada el 21 de diciembre de 2014, un tigre de Bengala real se detiene en un claro de la jungla en el Parque Nacional Kaziranga, a unos 280 kilómetros al este de Guwahati.  Kaziranga fue declarada Reserva de Tigres en 2006 y tiene la mayor densidad de tigres del mundo (uno por cada cinco kilómetros cuadrados), con una población de 118, según el último censo del gobierno de Assam.  AFP PHOTO / STR (el crédito de la foto debe leer STRDEL / AFP / Getty Images)

Hoy se celebra el quinto Día mundial del tigre en peligro de extinción. De hecho, el hombre ha provocado la desaparición de tres de las nueve subespecies de tigre, incluido el tigre de Java, el tigre de Bali y el tigre del Caspio. Según WWF, se ha pasado de 100 mil ejemplares a principios del siglo XX a unos 3 mil ejemplares en 2014, más de un 97% menos de ejemplares. Un descenso constante, ya que solo en 2006, el número de tigres fue de alrededor de 7.000.
La tigre del Bengala está clasificada entre las especies amenazadas por la Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Datos preocupantes y bastante desconcertantes teniendo en cuenta que la única causa de la extinción del tigre es el hombre, no solo por la caza furtiva, la matanza de tigres por piel, huesos o la explotación comercial de otras partes de su cuerpo. WWF recuerda que dos tigres mueren cada semana por el comercio ilegal de piel y huesos.

El tigre también está amenazado por el desarrollo que está destruyendo los hábitats naturales del felino ahora confinado a áreas aisladas del sur y sudeste de Asia, China y el Lejano Oriente de Rusia.

La mayor población de tigres de Bengala se encuentra en la India y cuenta con 2.226 especímenes, mientras que los otros tigres salvajes viven en Bangladesh, Nepal, Bután, China y Birmania. Aunque según algunas estimaciones del gobierno indio, solo quedaron 1.400.

Monirul Khan, un zoólogo de la Universidad Jahangirnagar de Bangladesh y un importante experto en tigres, al comentar sobre una encuesta reciente de la población de tigres admitió que “parece que la población ha disminuido más rápido de lo esperado”.

Incluso en el Sundarban, el manglar más grande del mundo, parece que los especímenes han disminuido de 440 especímenes revisados ​​en 2004, solo quedarían un centenar de tigres. Esto es lo que confirmó Tapan kumar dey, gobierno responsable de la protección de la fauna y la flora, informando que algunos investigadores con la ayuda de tecnologías modernas, incluidos los sensores de movimiento, han contado entre 83 y 130 tigres: “Por lo tanto, tenemos un promedio de 106 tigres en esta parte de Sundarban ”, Dijo Tapan Kumar De, precisando que a este número deben sumarse 74 tigres identificados en la parte india.

“Siguiendo con esta tendencia, las últimas siete subespecies de Tigre que aún se encuentran en estado salvaje se extinguirán en los próximos cinco años y se perderá su herencia genética”, advierte. Cesare Avesani Zaborra, director científico del Parco Natura Viva de Bussolengo y presidente de la Unión Italiana de Zoológicos y Acuarios (Uiza). Una previsión que cumple con las estimaciones de organismos internacionales que a este ritmo prevén la extinción para el 2022 del resto de subespecies incluida la Tigre siberiano, Tigre de Indochina, la Tigre malayo y el Tigre indio están clasificados como de “grave riesgo de extinción”. Mientras está en la lista, el Tigre del sur de China probablemente se da por extinto y el de Sumatra está clasificado como “cercano a la extinción”.

Según datos de WWF, entre los próximos países donde se espera la extinción, emergen China, Camboya, Laos y Vietnam, con unos 30 ejemplares restantes en todo el territorio, seguido de Nepal, donde hay 120 tigres. En Tailandia quedan 200-300, mientras que Indonesia y Rusia tienen respectivamente 400 y 420. Malasia es el país que alberga más tigres después de India, pero solo tiene 500.

Para la conservación de la especie, los parques zoológicos y los de protección del tigre son fundamentales. Según Zaborra, hay más de 500 tigres alojados en zoológicos en Europa, “que son constantemente monitoreados por programas de conservación ex situ (fuera del hábitat natural) para controlar su reproducción y mantener su diversidad genética”.

En cualquier caso, a pesar de los compromisos de mantenimiento de la especie, actualmente no existe un programa de reintroducción, como subraya Zaborra “aún estamos lejos de eliminar las causas que están provocando la extinción del tigre, y sería un delito criar ejemplares para luego asignarlos a la vida salvaje donde aún no tienen las condiciones para sobrevivir ”.

WWF ha lanzado una campaña titulada “TX2“Con lo que para el 2022 quiere duplicar la población de tigre alcanzando los 6 mil ejemplares, con un programa que tiene como objetivo proteger 12 áreas cruciales presionando a los gobiernos, para fortalecer la lucha contra la caza furtiva, la defensa del territorio de la destrucción del hábitat y al mismo tiempo la protección de las presas naturales de tigres como ciervos y otros herbívoros (más información haga clic en Proyecto TX2).