Cómo educar a un perro a la obediencia

Cómo educar a un perro a la obediencia

Vea las fichas de los perros

Vivir con un perro es una de las experiencias más gratificantes para la mayoría de las personas que han tenido o siguen teniendo animales. Son criaturas leales, fieles compañeros que siempre estará a nuestro lado, en los buenos y en los malos momentos, dándonos siempre su afecto incondicional. Sin embargo, para crear una coexistencia armoniosa con su perro, éste debe comprenderle y obedecerle.

Muchos guardianes se han preguntado cómo educar a un perroporque en situaciones cotidianas se dan cuenta de que el animal no entiende, no obedece o simplemente nos ignora. En este sentido, en este artículo de AnimalPedia, queremos darle algunos consejos prácticos para hacer que su perro obedezca.

También podría interesarte: Cómo entrenar a su perro a la obediencia: consejos útiles
Resumen
  1. Órdenes básicas de obediencia para los perros
  2. Cómo educar a un perro: consejos
  3. Refuerzo positivo en los perros

Órdenes básicas de obediencia para los perros

Dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia en su casa da mucha satisfacción pero también representa una gran responsabilidad. Cuando sea adoptado un perro debes asegurarte de que puedes ofrecerle todo lo que necesita, así como una adecuada socialización y educación. Este último punto es crucial, porque un perro que no ha adquirido una educación básica desarrollará a largo plazo problemas de comportamiento que pueden dificultar la convivencia.

Uno debe entender que educación también sirve para poder establecer alguna forma de comunicación con el perroya que nuestros idiomas son diferentes. Aunque nuestro perro es inteligente y puede entendernos de varias maneras (por ejemplo, percibiendo cambios de humor, tristeza o alegría), en muchas situaciones damos por sentado que el perro ha entendido lo que debe o no debe hacer, pero no es así. Por ejemplo, si a su perro le gusta tomar sus zapatos y llevarlos consigo, si lo persigue para recuperarlos, podría interpretar esto como un juego. Pero una vez que lleguemos a él, nos los quitamos y le gritamos.

Probablemente, desde nuestro punto de vista humano, nuestro comportamiento es consistente, pero a los ojos del perro, usted es sólo un aguafiestas a evitar, que interviene cuando se divierte con algo. Esta percepción cambia drásticamente si hemos enseñado al perro a venir cuando lo llamamos, a soltar sus zapatos y si lo recompensamos con un refuerzo positivo, como una galleta u otro juego con el que pueda divertirse.

En pocas palabras, debemos construir un lenguaje común, con paciencia y paso a paso, una serie de acciones y órdenes comprensibles para el perro, que faciliten gradualmente la vida cotidiana, evitando la confusión y las contradicciones, que se traducen en gritos y castigos. A su vez, de hecho estas “peleas” con el perro pueden crear estrés, y también socavan el afecto, la confianza y la relación de guardián-perro en general.

Cómo educar a un perro a la obediencia - Órdenes básicas de obediencia para perros

Cómo educar a un perro: consejos

Si se pregunta por qué su perro no obedece, aquí tiene algunas sugerencias efectivas para hacer cumplir la ley.

Fíjate un objetivo claro

Antes de adoptar un perro es bueno preguntarte lo que esperas de él. ¿Le gustaría que un perro le hiciera compañía? ¿O lo quieres para pasar un buen rato al aire libre? ¿Te gusta la idea de enseñarle actividades, juegos y trucos? Cada perro tiene sus propias características y su propio grado de predisposición al entrenamiento. Por ejemplo, no tiene sentido adoptar un collie, uno de los perros más inteligentes y que necesita mucha actividad física y estimulación cognitiva, y luego simplemente descuidarlo o sacarlo a pasear. O viceversa, adoptar un perro mayor y esperar que venga a correr con nosotros o aprender nuevos trucos. No estará en sus características.

Eduque a su perro desde el principio

Si ha adoptado un cachorro de perro, debe tener claro que todo lo que aprenda en esta etapa determinará su carácter cuando sea adulto. Los cachorros están en un constante proceso de aprendizaje y procesamiento de todo lo que les rodea. Por eso es bueno enseñarle todo lo que crees que es importante para cuando sea adulto.

Por ejemplo, no dejes que te salte encima cuando sea un cachorro, porque si es un perro grande, al crecer podría terminar dejando caer a otras personas saltando sobre él juguetonamente. Del mismo modo, si has decidido que el perro no puede subir al sofá, no le dejes hacerlo nunca. Si lo dejas ahora que es un cachorro, será muy, muy difícil cambiar un hábito que ya ha adquirido en el futuro. Debes tratar de ser lo más consistente posible para evitar la confusión para el perro.

En este artículo de AnimalPedia encontrarás útiles consejos prácticos para educar al cachorro.

Constancia y paciencia

Los latinos usaron el lema ‘repetir iuvantepara enfatizar que el aprendizaje pasa por la repetición. En muchos casos la educación del perro es un proceso lento y a veces aburrido, pero no por ello debemos perder la paciencia y enfadarnos. Debemos ser comprensivos e interactuar con nuestro perro de forma positiva, alegre y proactiva, lo que le llevará a confiar en nosotros.

Otro aspecto muy importante es el constancia. Nuestra relación con el perro debe ser lo más habitual y repetitiva posible. Esta repetición constante del orden de las acciones ayuda al perro a comprender la relación causa-efecto y por lo tanto a fijar un cierto comportamiento más fácilmente. Volvamos al ejemplo del sofá. Si cada vez que intenta subir al sofá, lo detenemos o lo hacemos bajar y le damos un premio, en poco tiempo el perro entenderá que no puede subir al sofá. Aceptará la regla y todo estará claro. Por el contrario, si a veces le dejamos subir y otras veces le impedimos subir, esto confundirá al animal, que al final tenderá a hacer lo que quiera. Podemos encontrar diferentes maneras de manejar los comandos. Por ejemplo, podemos dejar que se suba al sofá cuando usamos la palabra “subirse”. Si lo haces de forma consistente, el perro aprenderá a no subirse al sofá a menos que lo llames.

Los problemas de educación y aprendizaje suelen surgir porque en casa el perro interactúa con varios miembros de la familia. Es importante acordar estrategias y reglas. Si no hay homogeneidad de comportamiento entre los miembros de la familia, el perro estará confundido, confundido y confundido. Así que consistencia, repetición, paciencia.

Proponer ejercicios simples

El entrenamiento del perro siempre debe comenzar desde lo simple, desde la base. No podemos esperar que el perro aprenda órdenes complejas de un día para otro. Tienes que empezar con cosas simples que él pueda entender y llevar a cabo fácilmente. Poco a poco iremos aumentando la dificultad.

Por ejemplo, si quieres que aprenda a quedarse quieto y tranquilo cuando estás fuera, lo primero que debes hacer es hacer que se quede quieto mientras estás cerca de él. Progresivamente aumentarás el tiempo del ejercicio y la distancia a la que estás. A medida que el perro aprenda, tendrás que recompensarlo. Si, por el contrario, desde el primer día, empiezas a enseñarle a quedarse quieto mientras estás lejos, nunca conseguirás nada. El aprendizaje se realiza por etapas. Siempre.

Asegúrate de que el perro se sienta cómodo.

Antes de empezar a entrenar a su perro, asegúrese de que está bien, es decir, que está en buena salud física y psicológica. No podemos enseñar al perro a no tirar de la correa si no le damos suficiente ejercicio o si el perro está excitado. No tiene sentido. De igual manera, asegúrese de que su perro no tenga ningún tipo de molestia o incomodidad cuando empiece a hacer ejercicios de aprendizaje. Es normal, los hombres también somos así.

En conclusión, recuerde no exagerar con la duración de su entrenamiento diario. Constancia, pero también diversión. El perro no debe hacer ejercicio durante más de 10-15 minutos a la vez. Unos minutos al día, todos los días, esto sí, será suficiente para que el perro aprenda las órdenes requeridas en poco tiempo. De lo contrario el perro se aburre, o se pone nervioso y frustrado. De esta manera perderá el placer de estar con nosotros y de aprender. De lo contrario, es probable que el perro se salga con la suya y desobedezca.

Recomendamos nuestro artículo: consejos sobre cómo educar a los perros.

Cómo educar a un perro a la obediencia - Cómo educar a un perro: consejos

Refuerzo positivo en los perros

Refuerzo positivo en los perros no sólo es útil, sino fundamental para saber cómo un perro. El mecanismo es bastante simple, cada vez que el perro realiza una acción correctamente u obedece una orden, se le da un premio. El premio suele consistir en pequeñas porciones de comida que le gusta, una caricia, una muestra de afecto, un juego. Pero normalmente la comida es la más práctica y funciona mejor. Si cada acción positiva corresponde a un premio, el perro pronto interiorizará la relación causa-efecto, obviamente con el número necesario de repeticiones. Al mismo tiempo, este tipo de educación tiene la ventaja de acercarnos a nuestro perro, que tendrá más confianza y afecto hacia nosotros.

Evitar el castigo

Muchas veces regañamos al perro por un comportamiento inherente a su naturaleza. Este hecho, como se anticipó, tiende a crear tensión, desconfianza y a hacernos perder el afecto de nuestro perro.

Tomemos un ejemplo práctico. Estamos en el parque y nuestro perro empieza a perseguir a una paloma. Si le gritamos o regañamos en tal situación, lo único que conseguiremos seguramente es que el perro nos ignore a la larga. ¿Por qué volver a ti cuando es mucho más divertido perseguir palomas? Pero si previamente, con un refuerzo positivo, lo educamos para que ignore los objetos o animales en movimiento y convierta una orden en algo agradable y divertido, el perro probablemente nos obedecerá con más facilidad y entusiasmo. En resumen, se obtiene mucho más tomando el perro por el buen camino que imponiendo la fuerza.

Para educar a su perro correctamente le recomendamos nuestro artículo de AnimalPedia: 5 errores comunes en regañar a su perro y Enseñar a su perro a no morder

Cómo educar a un perro a la obediencia - Refuerzo positivo en los perros

Si desea leer otros artículos similares a Cómo educar a un perro a la obediencia…le recomendamos que visite nuestra categoría de Educación Básica.

Bibliografía
  • Área de formación. (2009). Manual de adiestramiento canino. Asociación Nacional de Adiestradores Caninos.
  • Área de formación. (2009). Manual de modificación del conductor. Asociación Nacional de Adiestradores Caninos.