Trastornos intestinales en gatos: como reconocerlos y cuales son los remedios


Los trastornos gastrointestinales son un problema bastante común para los gatos: aquí se explica cómo aprender a reconocerlos y qué remedios tomar.

trastornos intestinales en gatos (Photo Adobe Stock)

(Foto de Adobe Stock)

El gato es un animal que incorpora muchas cualidades: es misterioso, elegante en sus movimientos y en su ligereza y agilidad felina, pero al mismo tiempo muy delicado. Debemos prestar especial atención a su nutrición, para no toparnos con ella desórdenes gastrointestinales, que puede crear problemas importantes para gato ya veces conducen a patologías reales.

de contenido

La importancia de la nutrición para evitar trastornos gastrointestinales en gatos

Alimentar a los gatos con trastornos intestinales
(Foto de Adobe Stock)

Generalmente, la principal causa de malestar gastrointestinal en gatos es la mala nutrición. Es bueno distinguir entre una dieta incorrecta, que perdura en el tiempo y tendrá efectos más graves, y un simple episodio aislado.

Hay muchos errores en la alimentación del gato, y es fundamental no subestimarlos. El más importante se refiere a la alimentación básica de nuestro pequeño felino. Es un cazador y un carnívoro obligado. Entonces, no a las dietas vegetarianas o veganas para nuestro perrito.

Si no se cumple esta imperativa prohibición, los problemas para nuestro gato serán mucho más graves que pequeños trastornos gastrointestinales transitorios, que en cualquier caso proporcionarán las primeras señales de que algo anda mal. Otra causa común es la ingesta excesiva de alimentos.

El gato, como sabemos, necesita comer varias veces durante el día: comidas pequeñas y comida siempre fresca. Lo ideal, también para llegar a fin de mes con tus compromisos, es dejar el cuenco lleno en casa. Sin embargo, tenga cuidado con la cantidad. Es necesario dejar la cantidad diaria adecuada para el gato.

Si el gato come más de lo que debería, la consecuencia más importante estará vinculada aaumento de peso, con todas las posibles complicaciones y patologías debidas a la obesidad. Además, el felino podría sufrir trastornos intestinales debido a la ingesta excesiva de alimentos.

También preste atención a la comida. Hay algunos alimentos que son dañinos, si no venenosos para el gato. El malestar gastrointestinal es la primera señal de que el gato está enfermo.

¿Cuáles son los trastornos gastrointestinales del gato?

Trastornos intestinales del gato
(Foto de Adobe Stock)

Desafortunadamente, existe una gran muestra de trastornos gastrointestinales felinos, diferentes entre sí y que pueden presentar diferentes síntomas y remedios.

Estos son los principales:

  • Colitis: La colitis felina, por otro lado, es una inflamación del colon. La patología puede causar dolor al gato en el acto de defecar. En este caso, las heces también deben vigilarse para comprobar si muestran rastros de sangre u otros signos anormales.
  • Pancreatitis: es la inflamación del páncreas. La afección puede ser aguda (cuyo inicio es repentino y de corta duración, pero puede ser fatal) y crónica;
  • Obstrucción intestinal: es la condición también conocida como bloqueo intestinal, que impide el paso de alimentos y agua por los canales ordinarios de expulsión;
  • Gastroenteritis felina: es un trastorno gastrointestinal muy común, y es una inflamación del estómago y los intestinos del animal.
  • Gastritis: la gastritis en gatos es la inflamación de la membrana mucosa que recubre el estómago del pequeño felino

Aprenda a reconocer los síntomas

Síntomas de los trastornos intestinales del gato (Foto Pixabay)
(Foto Pixabay)

Ante varios posibles trastornos gastrointestinales en los gatos, los síntomas pueden ser comunes y no se relacionan fácilmente con uno u otro. Los más comunes son:

  • Él vomitó
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Estreñimiento o estreñimiento felino
  • Falta de apetito
  • Flatulencia

También te puede interesar: Dolor de estómago en gatos: remedios caseros

Remedios para los trastornos gastrointestinales de los gatos

  (Foto de Adobe Stock)
(Foto de Adobe Stock)

Como se mencionó, la principal causa de los trastornos gastrointestinales en los gatos se debe a una dieta incorrecta. Entonces, como siempre ocurre cuando se trata de la salud de nuestras mascotas, la mejor cura es prevención. Confiar en un experto o en nuestro veterinario de confianza para desarrollar el menú adecuado para nuestro amigo de cuatro patas puede ser la mejor solución.

Más allá de esto, siempre es bueno informarse sobre los alimentos que el gato puede o no puede comer. Muy a menudo durante la merienda solemos compartir con él parte de lo que estamos comiendo, sin pensar si realmente es adecuado para su salud. Por ejemplo, hay varias frutas que están prohibidas para los gatos, que incluso podrían causarles intoxicación.

Cuando el gato presenta trastornos gastrointestinales es necesario llevarlo de inmediato a nuestro veterinario de confianza, para que el profesional pueda llegar a un diagnóstico oportuno. Referirse a veterinario cualquier cosa que pueda ser útil, especialmente los alimentos que comió antes de enfermarse.

El profesional procederá a análisis de sangre y orina y a cualquier otra prueba que sea necesaria para llegar al diagnóstico. Una vez comprobada la patología, prescribirá el tratamiento a seguir, también en función de la situación de salud previa del gato, e indicará el tiempo de recuperación probable.

También te puede interesar: Cómo saber si tu gato está enfermo: 8 señales que no debes subestimar

Antonio Scaramozza