Síntomas del tumor del perro

Nuestros fieles Compañeros de 4 patas cuando están enfermos, a diferencia de los humanos, no hablan sino envían señales que tendremos que aprender a reconocer. Hay algunos elementos con los que se puede interpretar si el animal está enfermo. Incluso para los tumores, existen elementos de “advertencia” que podrían indicar la presencia de cáncer. Desde la pérdida de energía, pasando por la tos y el dolor generalizado: síntomas que deben mantenerse en observación.

LETARGO

Entre los primeros signos destacados por los expertos está el de un cambio de humor en el perro que cuando regresa a casa ya no le da la bienvenida con las fiestas habituales, sino que tiende a estar débil y en algunos casos se desmaya de repente. Este tipo de comportamiento indica un probable cáncer de bazo que ocurre con mayor frecuencia en perros de razas grandes. Incluso si el perro parece estar mejor al día siguiente, los expertos sugieren llevar al perro al veterinario para un chequeo.

TOS

Cuando la tos en el perro es persistente, siempre es mejor llevar al animal al veterinario. Además de los problemas traqueales, la tos de los perros podría ser un síntoma de cáncer de pulmón.

PÉRDIDA Y AUMENTO DE PESO

En caso de dolencias del sistema gastrointestinal, cuando un perro está enfermo tiende a No comas está en perder peso con rapidez. En cualquier caso, la falta de apetito no siempre está ligada a un tumor, ya que incluso en presencia de cáncer de intestino, algunos ejemplares siguen comiendo como de costumbre.

Además de la pérdida de peso, también aumento de peso en perros que pueden aumentar de peso o hincharse repentinamente sin motivo, esta es una señal a tener en cuenta bajo control, ya que podría ser síntoma de la presencia de un tumor.

CAMBIOS DE BOCA

La boca del perro puede contener uno de los tumores más devastadores para el animal que afecta principalmente a perros mayores y se manifiesta a través de llagas, bultos, sangrado de las encías o cambio de color de las mismas y mal aliento.

Sangrado

Hay casos de hemorragias nasales. Este es un síntoma que no es normal. En ejemplares jóvenes, la epistaxis puede no ser alarmante, ya que podría tratarse de un cuerpo extraño inhalado por el animal por error. En perros mayores este síntoma se vuelve preocupante ya que podría indicar un cáncer de nariz.

DIARREA Y CAMBIOS EN LOS HÁBITOS DEL PERRO

La diarrea en perros es un síntoma común que puede no ser grave. Sin embargo, si este fenómeno persiste, es mejor que un experto revise al perro. También se debe controlar la frecuencia de las salidas para atender las necesidades del perro. Allí diarrea, acompañado por Él vomitó mi sangre en la orina, podría ser un signo de la presencia de un tumor.

 SECRECIONES NASALES Y OCULARES

Son síntomas frecuentes que no son alarmantes si se aíslan. Pero si el síntoma se vuelve frecuente, en el caso de secreciones nasales, podría haber un tumor facial, mientras que en el caso de las secreciones oculares, un cáncer de ojo.

Convulsiones

Muy a menudo en especímenes Personas mayores Se producen picos repentinos, como movimientos incontrolados de la mandíbula, espasmos de las piernas o babeo, que pueden provocar una convulsión que a menudo afecta a los perros mayores Cáncer de cerebro.

ALTERACIONES DE LA PIEL

Es importante acariciar al perro no solo para mostrarle afecto sino también para notar cambios en su cuerpo como masas, protuberancias O cambios en la piel, heridas y pequeñas heridas que pudieran ocasionar molestias al animal. En el caso de un corazón sospecho que es bueno ponerse en contacto con el veterinario. Puede ser un quiste o un tumor benigno o maligno del que se necesitará una muestra para poder diagnosticarlo.

DOLOR DIFUSO
Si su perro comienza a reacciona a tus abrazos y acariciar y mostrar signos de dolor, para los expertos es un elemento relevante la presencia de un cáncer.