Sales minerales para gatos: que son y cuales son imprescindibles para tu gato


No siempre estamos bien informados sobre la nutrición de nuestras mascotas. ¿Conoces la importancia de las sales minerales para tu gato? Esto es lo que debes saber.

Sales minerales para gatos (Adobe Stock Photo)

Sales minerales para gatos (Adobe Stock Photo)

Hidratos de carbono, vitaminas, grasas: no es fácil desenredar toda esta información a la hora de la nutrición de nuestras mascotas peludas. Muy a menudo, entonces, subestimamos la importancia de las sales minerales para nuestro gato, que deberían tomar lo suficiente. ¡Veamos juntos qué saber al respecto!

También te puede interesar: Proteínas en gatos: cuáles son esenciales para su bienestar

Que son las sales minerales

gato no bebe o bebe poco
Las sales minerales también se encuentran en el agua (Adobe Stock Photo)

Las sales minerales son compuestos inorgánicos que los seres vivos absorben a través de los alimentos y el agua. Se trata de sustancias que constituyen una categoría muy heterogénea, y obviamente no están presentes en todos los alimentos; para ello es fundamental tener una dieta sana y equilibrada.

Esto es cierto en parte para nuestro perro peludo: al ser puramente carnívoro, la dieta del gato debe consistir casi exclusivamente en carne, con espacio residual para el pescado, y menos aún para huevos y cereales. Por eso, las sales minerales también son importantes para el felino, pero en la medida adecuada.

Que sales minerales son indispensables para el gato

gato
El pescado es un excelente alimento para los gatos, tanto en presencia de calcio como de fósforo (Foto Adobe Stock)

Dos de las sales minerales más importantes para nuestro gato son las fútbol americano y el fósforo. El primero, como sabemos, es fundamental para huesos y articulaciones. Es precisamente por ello que, si bien la ingesta de calcio en un gato adulto siempre es importante, se vuelve imprescindible para el gatito.

De hecho, durante la fase de desarrollo, el calcio participa en la formación y mantenimiento de huesos y cartílagos. Como sabemos, el calcio se encuentra en grandes cantidades en la leche y sus compuestos. Sin embargo, incluso si el gato puede beber leche de vaca, no se recomienda que sea parte de su dieta.

Por ello podemos utilizar otros alimentos, más suculentos para nuestro gato, como las anchoas, que son una excelente alternativa a las pocas ocasiones en las que se puede prescindir de la carne. ¡Sin olvidar que el calcio también se encuentra en el agua!

En cuanto al fósforo, esta sal mineral también es fundamental para la estructura del esqueleto del felino, como el calcio. También constituye la molécula de trifosfato de adenosina (ATP), que es esencial para almacenar energía en el organismo.

La principal fuente de fósforo son los cereales, que el gato ingiere de forma residual, sin embargo. Pero no te preocupes: el fósforo también se encuentra en la carne, que es la base principal de la dieta del gato, sin olvidar el pescado (sobre todo el bacalao, el besugo, la lubina) y los huevos.

También te puede interesar: Deficiencia de vitaminas en gatos: estos son los riesgos y las causas

Exceso de sales minerales

estreñimiento gato estreñimiento
Una de las causas más comunes de exceso de calcio es el estreñimiento del gato (Foto iStock)

En el caso de que cometas errores en la dieta del gato, puede suceder que el animal ingiera sales minerales en exceso. Las consecuencias pueden ser diferentes, también dependiendo de la sustancia. En la hipótesis de una ingesta excesiva de calcio, podrían surgir síntomas de estreñimiento en el gato.

En casos severos, particularmente cuando el exceso ocurre durante la fase de desarrollo, pueden ocurrir problemas graves en el esqueleto del gato. En cambio, un abuso de fósforo perpetrado con el tiempo puede contribuir a la aparición de la enfermedad renal.

Antonio Scaramozza