Quiste sebáceo en perros: síntomas, causas y tratamiento


Existen varios tipos de quistes que pueden ocurrir en los perros, siendo el más común el quiste sebáceo. Veamos juntos cuáles son los síntomas, las causas y el tratamiento de este trastorno.

quiste sebáceo en perros

Quiste sebáceo en perros: síntomas, causas y tratamiento (Photo Adobe Stock)

Muy a menudo podemos notar pequeñas protuberancias en el cuerpo de nuestro amigo de cuatro patas, llamado quiste. Los quistes pueden ocurrir a cualquier edad del perro. Para la salud de un fido es importante saber reconocer estas protuberancias, ya que en ocasiones puede ser un tumor. Veamos juntos cuál es el quiste sebáceo en perros y cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento, si corresponde.

También te puede interesar: Pelo de perro: todo lo que puedes contarnos sobre la salud de Fido

Quiste sebáceo en perros: causas y síntomas

caña
(Foto de Adobe Stock)

Quiste sebáceo en perros es un bulto benigno que se desarrolla debajo de la piel del fido. Este trastorno puede ocurrir cuando los poros de la piel están bloqueados por la suciedad o la densidad del sebo, un aceite producido por las glándulas sebáceas para hacer que el pelaje del perro sea más brillante y hermoso, o por una infección.

Estas quiste a nuestros ojos aparecen como pequeños granos de color claro, duros al tacto. los quistes sebáceos los podemos encontrar en todas las razas de perros, pero la raza más propensa a la formación de este quiste es el Cocker Spaniel.

En caso de pura sebácea Ocurrió en nuestro amigo de cuatro patas por una infección, los síntomas que puede tener la confianza son:

  • Hinchazón
  • Enrojecimiento
  • dolor
  • Secreción maloliente
  • Secreción de pus

Normalmente el quistes sebáceos ocurren en la cabeza, el torso, el cuello y las piernas del perro.

Diagnostico y tratamiento

glaucoma de caña
(Foto iStock)

Si tu amigo peludo tiene un bulto en la piel, debes contactar a un veterinario, ya que cualquier bulto podría ser canceroso. Para confirmar que el quiste es benigno, el especialista realizará diversas pruebas, entre ellas:

  • Aspiración con aguja: que consiste en aspirar el líquido presente en el quiste con la aguja, para identificar su contenido
  • Biopsia: que consiste en tomar una pequeña parte del quiste y hacer más diagnósticos. A menudo se usa para verificar la presencia de un tumor maligno.

En el caso de que el perro tenga un tumor maligno, el veterinario realizará una biopsia excisional, donde se extraerá todo el bulto. En ocasiones, se pueden recetar tratamientos antiinflamatorios y antibióticos.

Prevención

Para reducir el posibilidad de formación de quistes sebáceos en tu amigo de cuatro patas, es necesario cuidar el pelaje de este último. Cepíllelo con frecuencia para evitar que se acumule suciedad debajo del folículo. También es importante saber que lavarse con demasiada frecuencia puede arruinar la piel de crédito.

Finalmente, si su perro tiene estos bultos, no se preocupe, comuníquese con un veterinario para asegurarse de que sean solo bultos benignos.

Marianna Durante