¿Pueden los gatos comer maíz? Los pros y los contras de esta comida.


Gato y maíz: ¿el felino puede comer cereal? Averigüemos si el maíz es malo para los gatos y cuáles son las ventajas y desventajas relacionadas con el consumo del alimento.

¿Pueden los gatos comer maíz?  (Foto de Adobe Stock)

¿Pueden los gatos comer maíz? (Foto de Adobe Stock)

No hay muchos alimentos que podamos compartir con nuestro gato. El pequeño felino tiene unas necesidades nutricionales muy específicas, que difieren significativamente de las nuestras. Por tanto, cada vez que le damos comida al gato surge la pregunta: ¿la comida es adecuada para su organismo? En este artículo descubriremos juntos si el gato puede comer maíz.

También te puede interesar: Alimentar al gato en otoño: qué cambiar con los primeros resfriados

Cereales en la dieta del gato

El gato es celiaco
Gato y cereales: una combinación posible pero con las debidas precauciones (Foto Adobe Stock)

El maíz, como todos sabemos, es un cereal. ¿Qué papel juega el cereales de la dieta de un gato? Como sabemos, el gatito es carnívoro; por tanto, sus necesidades nutricionales deben ser satisfechas por la carne, que ocupa casi por completo las “páginas de su menú”.

Baste decir que el 90% de su dieta debe basarse en la carne. La consecuencia es que queda poco espacio para otro tipo de alimentos: el pescado, que después de la carne tiene un papel predominante en la dieta del felino, la fruta y los cereales.

Por tanto, aunque de forma limitada, los cereales también encuentran espacio en la dieta de un gato.

¿Pueden los gatos comer maíz?

¿Pueden los gatos comer maíz?  (Foto de Adobe Stock)
¿Puede el gato comer maíz? (Foto de Adobe Stock)

Aunque el gato puede comer cereales, no se recomienda incluir permanentemente maíz en su dieta; las desventajas derivadas de una ingesta prolongada del alimento son muchas, en comparación con las ventajas nutricionales casi inexistentes.

El felino es incapaz de extraer suficientes fuentes de energía de las plantas: la carne nunca puede ser reemplazada como plato principal por cereales, incluido el maíz.

La ingesta continuada con el tiempo puede provocar obesidad y promover la aparición de diabetes felina. También puede provocar problemas en el cabello: el síntoma principal es la picazón, acompañada de piel seca. Si el trastorno no se trata con prontitud, puede provocar una caída excesiva del cabello.

También te puede interesar: ¿Pueden los gatos comer jengibre? Averigüemos la opinión de los expertos

Algunos consejos útiles

mazorca (Foto Pixabay)
El gato puede consumir maíz solo ocasionalmente y en pequeñas cantidades (Foto Pixabay)

El hecho de que el maíz no deba incluirse permanentemente en la dieta del felino no se traduce en una prohibición automática de ingerir la comida: incluso el gato puede comer maíz, pero con las debidas precauciones. Aquí hay algunos pequeños consejos:

  • Consumo ocasional: no haga que su gato se acostumbre al sabor del maíz. Está bien darle el cereal de vez en cuando, pero no tiene que ser una parte sistemática de su dieta;
  • Cantidad: A la hora de alimentar al gato, la palabra clave debe ser siempre moderación: pequeñas cantidades son suficientes para acabar con el hambre del gato mientras espera la comida principal o como simple recompensa. Por eso, el mejor momento para servir el maíz es siempre un bocadillo;
  • Siempre fresco: ¿El gato es quisquilloso? Este no es el caso. El felino en la naturaleza come muchas veces al día, prefiriendo presas pequeñas, por lo tanto siempre alimentos frescos. Incluso el gato doméstico tiene las mismas necesidades en términos de nutrición, y el maíz no es una excepción. Por tanto, el cereal debe servirse siempre fresco;
  • Cuidado con las etiquetas: Cuando compre maíz enlatado en el supermercado, observe los ingredientes. Si hay demasiados aditivos, evite dárselos al gato; mejor preferir una mazorca de maíz, teniendo la paciencia de desprender unos granos para dárselos al pequeño felino.

Antonio Scaramozza