¿Puede el gato comer piña? Que saber sobre esta comida

Esta fruta se encuentra sin duda entre las más dulces y sabrosas del mundo. Pero, ¿pueden los gatos comer piña? Descubrámoslo juntos.

el gato puede comer piña
(Foto Pinterest)

La piña es una de las frutas más dulces y suculentas que nos ofrece la naturaleza. Y debido a las numerosas propiedades nutricionales que aporta a nuestro organismo, se ha convertido en una fruta que siempre está presente en nuestra dieta.

Debido a su presencia constante en nuestras mesas, muchas veces hemos notado un gato que, atraído por el color y olor de esta fruta, quería probar un poco.

Pero, ¿pueden los gatos comer piña? Veamos juntos si el gato puede comerlo y si esta fruta es tan nutritiva para nosotros también lo es para él.

¿Puede el gato comer piña?

Los gatos son animales carnívoros, pero darles algo de fruta (de lo que puedan comer, recomiendo) solo les puede hacer bien.

fruta para el gato
(Foto de Adobe Stock)

Al igual que las fresas, las Apples o el melón, la piña también puede ser un excelente comida para gatito, que lo ama. Entonces la pregunta “¿puede el gato comer piña?” la respuesta es sí”.

Pero tenemos que seguir uno importante regla: Al igual que todas las demás frutas que puede comer tu gato, la piña también debe introducirse en su dieta con moderación.

De hecho, la piña no debe convertirse en un “plato” para el gato, sino en un complemento. Y las cantidades no deben ser en la medida que nos guste, sino justas y proporcionadas a la edad y peso de nuestro gato.

Sí, el gato puede comer piña. Y prestando mucha atención a las cantidades y cuándo dárselo, aseguraremos su cuerpo numerosos beneficios. ¿Cual? Descubrámoslo juntos.

Los beneficios de la piña para gatos

El gato se vuelve loco por la piña, y comer unos trozos no solo satisface su paladar sino que aporta numerosos beneficios a su organismo.

beneficios para gatos piña
(Foto Pinterest)

De hecho, la piña es una fruta rico en numerosas sustancias beneficiosas, que no solo son buenos para nosotros sino también para tu gato. Fortalece los huesos, es rico en vitaminas y minerales, ayuda a la digestión, por nombrar algunos.

Veamos individualmente cuáles son algunas sustancias beneficiosas presentes en esta fruta y por qué son buenas para el gato.

  • agua: sabemos muy bien que el gato no es un gran bebedor y la piña es un alimento rico en agua. Precisamente por ello, introducirlo de vez en cuando en la dieta del gato hará mucho bien a su organismo, hidratándolo y favoreciendo la diuresis.
  • Fructosa: esta sustancia, al ser un azúcar simple, es muy energética. Su principal actividad es ralentizar la absorción de otros carbohidratos, garantizando más energía al gato y por más tiempo.
  • Magnesio y potasio: la piña es rica en estos minerales con innumerables propiedades beneficiosas para los gatos. Ayudan en la formación de huesos y dientes y aseguran un buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
  • Vitamina C: esta vitamina es un excelente antioxidante, importante no solo para el sistema inmunológico de nuestro gato sino también porque facilita la absorción del hierro.
  • Bromelina: es una enzima proteolítica presente en el tallo de este fruto. Su principal actividad es descomponer una cierta cantidad de proteínas en aminoácidos. Y precisamente por eso su principal acción es de ayudar a la digestión, favoreciendo la mejor absorción de todos los nutrientes presentes en los alimentos. Otras son las propiedades de esta enzima: es un excelente mucolítico, trata la inflamación, los hematomas y las infecciones, apoya el sistema inmunológico y puede ser una valiosa ayuda para los gatos en el tratamiento del dolor articular.

Por supuesto, reiteramos el concepto principal: el gato puede comer piña pero moderadamente, para evitar sorpresas desagradables.

Usted también podría estar interesado en: ¿Qué fruta pueden comer los gatos? Aquí está cuál elegir

Cómo hacer que tu gato coma piña y posibles riesgos

Dadas las múltiples propiedades nutritivas de la piña hemos confirmado que el gato puede comerla. Pero siguiendo unas reglas muy concretas.

piña al gato
(Foto Pinterest)

Antes de sentirse “libre” para dejar que nuestro gato coma piña es fundamental prueba de tolerabilidad del organismo felino a esta fruta.

Usted también podría estar interesado en: Fruta prohibida para gatos: la lista de alimentos a evitar

Antes de introducirlo en su dieta, dejemos que nuestro gato pruebe un pequeño trozo de esta fruta, para comprobar si tiene alguna alergia.

Habiendo establecido que el gato no es alérgico a la piña, podemos empezar a introducirla en su dieta, y lo reiteramos moderadamente. Quizás se pregunte por qué siempre usamos este término. Simple, por razones fundamentales.

Primero que nada debemos recordar que el dieta sana y equilibrada del gato prevé el consumo limitado de frutas y verduras, alrededor del 15% de la dieta del gato, exagerar le causaría trastornos digestivos.

Por tanto, la “cantidad” de piña a introducir en la dieta del gato debe ser mínima. No debe representar una comida diaria, sino una recompensa o como mucho un refrigerio.

Esto se debe a que la piña contiene muchos azúcares, azúcares simples que si los gatos los ingieren en exceso pueden enfermarlos. No solo aumentando mucho su peso, con el riesgo de que nuestro gato se vuelva obeso), pero incluso generando el he una forma de diabetes.

Nuestro gato también puede comer una piña dulce y jugosa con muchas propiedades beneficiosas. Sí, pero moderadamente. Y si notas que tu gato ha comido sin tu conocimiento, es bueno que contactes con tu veterinario.

Rossana Buccella