¿Por qué los gatos son tan ágiles? La respuesta en su anatomía


¿Cuántas veces hemos pillado a nuestro gato dando saltos inesperados, asumiendo posiciones imposibles o equilibrándose en situaciones de riesgo? ¿A qué se debe su proverbial agilidad?

gato a punto de saltar

La agilidad del gato hay que buscarla en su conformación física (Photo Unsplash)

¿Nos hemos preguntado alguna vez por qué los gatos son tan ágiles? Flessuosi inmóviles cuando pueden extenderse completamente o acurrucarse en espacios pequeños. Bandas de goma en movimiento cuando dan saltos asombrosos o cambios repentinos desde los que aterrizarán perfectamente en balance. La motivación para tanta destreza debe buscarse dentro de su propio anatomía. De hecho, algunas partes de su cuerpo están moldeadas precisamente para permitirle habilidades motoras que parecen casi desarticuladas.

También te puede interesar: El sistema muscular del gato doméstico

de contenido

¿Por qué los gatos son tan ágiles? Una columna vertebral sinuosa

Gracias a su flexibilidad es su particular espina (Photo Pexels)

La primera parte del cuerpo que se cuestiona para responder por la marcada flexibilidad de los gatos es su columna vertebral. Más alargada que la de los humanos se extiende a lo largo de la coda. Basta pensar que un ser humano tiene 33/34 vértebras.

Nuestro fiel amigo tiene alrededor de 35 dependiendo de la longitud de su cola mientras que un gato generalmente excede 53 vértebras. Además, el articulaciones intervertebrales se sabe que son muchos menos rígido que los humanos. Aunque el papel central de la columna vertebral del gato podría exponerlo a diversas patologías.

Otro elemento que facilita la elasticidad de los gatos es que el tejido conectivo presente entre las vértebras es mucho menos denso y rígido. Esto permite a los felinos uno mayor capacidad de rotación.

La cola, un timón útil para moverse

Gato que se acaricia
La cola le ayuda a mantener un perfecto sentido del equilibrio (Photo Unsplash)

La fantástica motilidad felina se ve favorecida por su coda, real extensión de la columna vertebral. Compuesto por un número variable de huesos diminutos muy flexible juega un papel fundamental en la salvaguarda de laequilibrio de nuestros amigos gatos. La cola de los felinos siempre ha sido un poderoso medio de comunicación.

Sin embargo, un órgano complejo formado no solo por huesos sino también por músculos, vértebras, venas, sangre y nervios muy sensibles. Solo estos últimos son capaces de proporcionar información útil al cerebro sobre i movimientos de coordinación y respuesta a realizar en el entorno circundante.

También te puede interesar: ¿Por qué mi gato maúlla antes de saltar? Aqui esta la verdad

¿Por qué los gatos son tan ágiles? Un paso más flexible

gato caminando
El gato tiene una clavícula móvil que le permite realizar muchos más movimientos (Foto Unsplash)

Cuántas veces nos ha ocurrido hipnotizarnos ante el andar ágil y elegante de un gato. Su andar más fluido se debe al hecho de que su espalda pueden moverse de una manera mas libre. Los felinos están dotados con algún tipo de clavícula movible.

En los gatos, este hueso solo se insinúa, y como si solo quedara uno. fragmento que aparece entre los baberos. Además, no están conectados por articulaciones reales, sino solo por tejidos musculares.

Las piernas: amortiguadores suaves

detalle de la pata de un gato
Las piernas también contribuyen a su agilidad (Foto Pexels)

Las extremidades felinas poseen una fuerza espectacular que permite que cada gato salte 9 veces su altura desde una posición estática. Una fuerza que se utiliza principalmente en patas traseras, más largo y estructurado.

Las patas felinas son otra herramienta fundamental para regular su estabilidad. EL aspectos en la base de cada pata sirven de hecho también para saltos de cojín y otras acrobacias felinas.

También te puede interesar: Huesos rotos en gatos: causas, síntomas y tratamiento

¿Por qué los gatos son tan ágiles? El fenómeno de la reflexión vertical

gato saltando
¿Y por qué los gatos siempre logran aterrizar de pie? (Foto de Adobe Stock)

Los felinos han desarrollado habilidades motoras especiales que tienden a repetirse. Entre los más estudiados está el de reflexión vertical. ¿Quizás otro superpoder? Por otro lado, los felinos nos han acostumbrado a sus sentidos especiales. Una habilidad corporal innata que hace que el gato se enderece de manera autónoma durante los saltos y luego aterrice sobre sus cuatro patas en perfecto equilibrio.

Un complejo conjunto de maniobras que incluyen la giro de cuerpo y piernas ese a veces ve que el gato gira incluso 180 grados.

CF