Picadura de hurón: causas, riesgos y consecuencias

Tan lindo y lindo, pero a veces este animal puede ser agresivo: por eso el hurón muerde y lo arriesgado que es su mordedura.

El hurón muerde
El hurón muerde: cuándo y por qué lo hace (Foto Pixabay)

Ya sea por diversión o por enojo, ¡la mordedura de hurón duele! Así que si notamos que esta actitud es bastante frecuente en nuestro mamífero doméstico es necesario correr a refugiarse. Es necesario comprender las causas que empujan al animal a comportarse de esta manera y, aunque de forma no violenta, limitar esta actitud que podría convertirse en un verdadero problema. Aquí están todas las razones por las que el hurón muerde y cómo educarlo para que ya no lo haga.

El comportamiento del hurón

A los pies del maestro
Mustelid a los pies del maestro (Foto Pixabay)

¿Qué sabemos de este simpático animal que suele vivir en nuestros hogares? Sin duda es muy sociable y cariñoso, pero en ocasiones puede tener comportamientos desagradables, como morder, especialmente con los más pequeños (Leer aquí: El hurón doméstico: todas las características y riesgos de tenerlo en casa). Le gusta jugar y le tiene mucho cariño a su amo y otros miembros de la familia. En algunos aspectos se comporta como una mascota “común”: reconoce la llamada del maestro, juega con sus juguetes y obedece las órdenes que se le dan. Además, se trata de animales que, si se llevan a pasear, tienden a huir. Por eso siempre es aconsejable tenerlos atados para evitar que se pierdan y mantener la casa segura para evitar riesgos para su salud (Leer aquí: Hogar seguro para el hurón: los peligros a tener en cuenta). Sin embargo, un animal tan ‘doméstico’ puede morder y doler. Por eso es importante conocer las causas de este comportamiento y cuáles son los riesgos si eres ‘atacado’ por un hurón.

El hurón muerde: por que lo hace

Peluche hurón muerde
Furetto morde peluche (Foto PIXTA)

¡Parece que nos quiere tanto, pero nunca pierde la oportunidad de agarrarse a nuestra mano y mordernos! Es importante comprender por qué hace esto, en qué no es necesariamente un comportamiento violento o hiriente. Este no es un animal ‘malo’: ¡solo necesita ser educado para no hacerlo! Veamos cuáles son las causas subyacentes de este comportamiento de hurón.

  • Sufrió un trauma: un hurón asustado, con algunos episodios de violencia a sus espaldas, puede reaccionar con mordiscos hacia cualquiera que intente acercarse a él. Preguntémonos también si nuestro enfoque es correcto o si tenemos algo mal (quizás en el zócalo, como veremos más adelante). Si usa la violencia con él, el hurón responderá con la misma actitud.
  • Aún no se ha asentado: es cuestión de tiempo. Es normal que en un principio el hurón pueda sentirse desorientado en un entorno al que (todavía) no está acostumbrado. Verás que con el tiempo se familiarizará con los compañeros de piso y con los espacios.
  • El solo quiere jugar: es probable que el hurón siempre haya estado acostumbrado a bromear con sus compañeros de esta forma, mordiéndose en la espalda, también llamado ‘coppino’. Esto no significa que este comportamiento no deba corregirse con paciencia y amor.
  • La jaula es pequeña: un ambiente incómodo podría ponerlo nervioso y estresarlo, hasta el punto de volverlo violento. Encerrarlo en su jaula durante demasiadas horas también puede ser una de las causas.
  • Errores del criador: es probable que el criador, antes de dárnoslo, lo hiciera vivir en soledad, sin darle la oportunidad de socializar con sus compañeros o con los humanos. Otro error común de los criadores es forzar a muchos ejemplares en una sola jaula, quizás estrecha, donde la lucha por la comida y el agua se convirtió en costumbre.

Cómo notar que el hurón está a punto de atacar

Este comportamiento de hurón está precedido y acompañado por una serie de otros signos. Conocerlos nos dará la oportunidad de entendernos (y defendernos) de sus ataques. Cuando los hurones suelen picar:

  • caminar a paso lento,
  • hace un crujido,
  • chasquea y es susceptible a todos nuestros movimientos,
  • baja la cabeza y luego salta,
  • mantiene los ojos medio cerrados, como si quisiera fijar el punto para atacar.

Cómo educar a un hurón que muerde

Hurones
hurones (Foto Pixabay)

Como siempre para todos los animales, debemos tener en cuenta que todos tiene sus propios tiempos de aprendizaje. Por lo tanto, tendrá que armarse de paciencia y amor, también porque lo contrario no conduciría a ningún resultado positivo. Puede ser útil utilizar ‘reforzadores positivos’, similares a los que se utilizan para adiestrar a un perro: de esta forma el hurón se sentirá satisfecho cuando ejecute una orden y estará más dispuesto a obedecer.

Además no hay necesidad de mantenerlo cerrado en una jaulade hecho, esto podría irritarlo más. Aprendemos a darle espacio y libertad para explorar los lugares donde vive, para que adquiera seguridad y confianza. Para fortalecer la relación con el hurón puede ser útil proporcionarle una prenda del dueño, para que el animal se acostumbra al olor de su humano. Él también debe estar seguro de que tus intenciones son buenas y que cuando te acercas a él para acariciarlo, realmente no quieres lastimarlo. Si un día no sale bien, intente dejar pasar un tiempo antes de volver a intentarlo. Sobre todo al principio, evitamos ‘molestarlo’ cuando duerme o cuando come: después de todo, si te molestan cuando estás haciendo algo, ¿cómo reaccionaríamos?

Otra forma de hacerle entender al hurón que su comportamiento es incorrecto y evitar que lo repita, es haciéndole ‘el verso’: apretamos la boca y apretamos los dientes, como si quisiéramos silenciarlo. Este sonido debería asombrarlo y hacerle darse cuenta de que tiene que detenerse y no actuar de esa manera.

La mordedura de hurón: los riesgos

Si lamentablemente nos metemos debajo de los dientes del hurón, lo mejor que podemos hacer es no intentar desgarrar a la fuerza la parte afectada. Esto no solo le serviría al hurón para apretar más el agarre sino también para sentir más dolor. Una mordedura de hurón, como la de un ratón o una ardilla, puede tener graves consecuencias, a veces fatales si no se trata a tiempo. Una de las consecuencias más probables de la mordedura de este animal es contraer rabia, pero también otras infecciones como tétanos, sarna y tiña (Lea aquí: Enfermedades de los hurones transmisibles a los humanos: qué son y cómo curarlas). Es mejor pedir consejo a tu médico y veterinario para entender cuáles pueden ser las consecuencias, pero sobre todo cómo prevenir el riesgo de infecciones.

El error que más le irrita

Cómo atrapar un hurón
Cómo atrapar un hurón: esta es la forma correcta (Photo AdobeStock)

Nosotros también podemos, quizás sin saberlo, causando enorme molestia al hurón y empujarlo a atacarnos. De hecho, si no somos expertos en ‘grappling’ es bueno saber que existe una forma correcta de agarrar a este animal sin lastimarlo y, sobre todo, sin ponerlo nervioso. Cuando queremos moverlo, debemos poner una mano debajo de su pecho, para apoyar su cuello y patas delanteras; el resto del cuerpo descansará sobre nuestra palma. Si el hurón se siente incómodo, ayudemos con la otra mano a sostener la espalda, para que no cuelgue en el vacío.

¿Qué lo irrita más? El enchufe ‘coppino’, es decir, cógelo por la parte superior, cerca de la cabeza. Si lo hemos visto hacer al veterinario, no intentemos imitarlo: el experto sabe cómo. Al hurón le parecerá un castigo, un método violento para detenerlo.

Usted también podría estar interesado en:

FC