Perro se sube a la mesa: por qué lo hace y todos los consejos para educarlo correctamente


¿Solo un segundo de distracción y el perro se sube a la mesa con sus patas? Probablemente hay algo que le atrae y no siempre es culpa suya: todos los remedios para educar a Fido.

El perro se sube a la mesa.

(Foto de Adobe Stock)

Con un perro en casa, especialmente en los primeros días, es recomendable no bajar la guardia nunca. La casa para él es un lugar para explorar y quizás aprovechar las superficies altas para tener una visión general de la situación desde otro punto de vista. Veamos por qué un perro se sube a la mesa y qué podemos hacer nosotros como maestros para educarlo adecuadamente para que pierda este molesto hábito.

Fido se sube a los muebles: porque lo hace

El perro se sube a la mesa.
(Foto de Adobe Stock)

¿Alguna vez ha tenido que llamar al perro que se había subido a un estante o mueble? Ciertamente nos hemos preguntado por qué este extraño comportamiento, también porque los gatos son los que trepan incluso a superficies bastante altas para tener el control del territorio, incluidos los dueños. Lo que impulsa a un perro a subirse a los muebles probablemente no es lo que hay en los muebles en sí, sino por otra razón.

El perro nunca nos dejaría y le gustaría pasar el mayor tiempo posible con su dueño, especialmente después de un día solo. Así que aquí es que si lo vemos subirse al mueble de su abuela o en la mesilla de noche, es probable que Fido lo haga solo. para sentirnos más cerca de nosotros.

Pero no es solo una cuestión de cariño, sino también de comodidad: el perro elige sus zonas de confort de la casa, es decir, esos lugares que se vuelven ‘suyos’: no ​​solo debajo de las escaleras o esquinas de las habitaciones, sino también los muebles. Allí se sienten seguros y saben que nadie les hará daño.

El perro se sube a la mesa: ¿siempre es culpa de Fido?

Perro en la mesa
(Foto de Adobe Stock)

De hecho, nosotros también podemos hacerle más difícil que no se suba a la mesa. Por lo general, uno se pregunta por qué un gato salta sobre la mesa, pero aparentemente Fido también intenta imitarlo. Sin embargo, si el primero lo hace para tener un mejor control de su territorio, el segundo en cambio lo hace porque probablemente hay algo sobre la mesa que lo atrae y tal vez justo en el momento de la comida (el nuestro, claro).

¿Dejamos comida a la vista y nos marchamos? ¿Qué mejor momento para que el perro hambriento salte sobre la mesa y coma un bocado? Puede ser la codicia o el espíritu de supervivencia, pero en cualquier caso, el perro no suele perder la oportunidad. O simplemente quiere estar al lado de su maestro y sentir el contacto con él.

Otras veces, en cambio, Fido salta sobre la mesa solo para llamar nuestra atención: si el perro se siente solo, quizás valga la pena pasar un poco más de tiempo con él.

El perro se sube a la mesa: remedios y como educarlo para que no

Fido se para al pie de la mesa
(Foto de Adobe Stock)

No hay necesidad de tenerlo encerrado en una habitación o quizás atado en algún lugar: estos ‘trucos’ pueden guardar una cena pero ciertamente no servirán para educar a un perro que solo sentirá que ha sido ‘preso’. Tenga la seguridad de que en la próxima oportunidad, intentará escapar y subirse a la mesa. Entonces, ¿qué hacer para que Fido entienda que no puede comportarse así?

  • El comando ‘Siéntate’: a la hora de educar al perro, es fundamental que Fido aprenda bien la orden de agacharse, quizás al pie de la mesa. De esta forma el perro entenderá que puede pararse a tu lado pero sin subirse a la mesa.
  • Haz que se quede en la habitación: Fido debe vivir ese momento con nosotros, no debe estar encerrado en otra habitación.
  • Consistencia: si le damos un bocado de nuestra comida, no podemos esperar que Fido no nos vuelva a preguntar la próxima vez. Cuando el perro mendiga en la mesa no debemos ceder ante sus dulces ojos: el perro tiene su propia comida y cuando el dueño come, debe aprender que esa comida no es para él. Pero no debemos hacer excepciones, de lo contrario correríamos el riesgo de confundirlo.
  • Encuéntralo una distracción: para evitar que el perro se suba a la mesa, usamos uno de sus juguetes para distraerlo y mantenerlo ocupado. Es probable que, mientras está ocupado haciendo otra cosa, se olvide de molestar a su maestro durante las comidas.

Francesca Ciardiello