Pastor de los Cárpatos

Pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos, también llamado pastor rumano, es un perro que tiene sus orígenes en las regiones de los Cárpatos y el Danubio. Es una de las razas de perros pastores más populares y valiosas de la región. El pastor de los Cárpatos ha sido utilizado para cuidar de los rebaños y como perro guardián de la tierra durante siglos.

Sin embargo, no es simplemente un perro pastor, sino que tiene un encanto especial. Esta raza logra combinar la fuerza y el gran coraje, junto con un carácter bueno, amigable y muy fiel. Destaca por su docilidad y aunque puede ser muy territorial y sobreprotector, estas características pueden ser suavizadas con un buen entrenamiento. Continúe leyendo nuestro AnimalPedia sobre el Pastor de los Cárpatos.

Origen

  • Europa
  • Rumania

FCI

  • Grupo I

Características físicas

  • Robusto
  • Muscular

Tamaño

  • Juguete
  • Pequeño
  • Medio
  • Grandioso
  • Gigante

Altura

  • 15-35
  • 35-45
  • 45-55
  • 55-70
  • 70-80
  • Más del 80

Peso del adulto

  • 1-3
  • 3-10
  • 10-25
  • 25-45
  • 45-100

La esperanza de vida

  • 8-10
  • 10-12
  • 12-14
  • 15-20

Actividad física recomendada

  • Ligero
  • Medios de comunicación
  • Intenso

Carácter

  • Equilibrado
  • Sociable
  • Muy fiel
  • Activo
  • Afectuoso
  • Dócil

Ideal para

  • Casas
  • Pastoreo
  • Guardia

Clima ideal

  • Frío
  • Caliente
  • Suave

Tipo de cabello

  • Medio
  • Suave
  • Duro
Resumen
  1. Los orígenes del pastor de los Cárpatos
  2. Características del pastor de los Cárpatos
  3. Carácter del pastor de los Cárpatos
  4. El cuidado del pastor de los Cárpatos
  5. La educación del pastor de los Cárpatos
  6. La salud del pastor de los Cárpatos
  7. Adoptar un pastor de los Cárpatos

Los orígenes del pastor de los Cárpatos

Los primeros registros que se refieren a la raza de pastor de los Cárpatos datan del siglo XV, aunque se cree que esta raza nació incluso antes. El pastor de los Cárpatos o pastor rumano es un perro que a lo largo de los siglos se ha utilizado como perro de pastor y de guardia de tierra. Aún hoy en día es considerado como una de las mejores razas de perro pastor. Esta raza es autóctona de la región de los Cárpatos y el Danubio.

El primer estándar de la raza no se elaboró hasta 1934 gracias al Instituto Nacional de Zootécnica de Rumania. Después de esta primera norma oficial hubo actualizaciones en 1982, 1999 y 2001. En 2005, la FCI publicó la primera norma oficial, y su versión final se publicó en 2015.

Características del pastor de los Cárpatos

El pastor rumano de los Cárpatos es un perro de gran tamaño que pertenece a la familia de los mastines. Su altura a la cruz es de entre 59 y 67 centímetros en las hembras y de 65 a 73 centímetros en los machos. El peso varía considerablemente según el tamaño, con un amplio margen entre 35 y 50 kg. La esperanza de vida media de un pastor de los Cárpatos varía entre 12 y 14 años.

El cuerpo de estos perros es fuerte y grande. A pesar de estas características, no pierde su gran agilidad. También tiene hombros anchos, una peculiaridad que le permite lucir aún más imponente de lo que es, con su amplio pecho. En esta raza de perro hay un marcado dimorfismo sexual, ya que los machos son mucho más grandes que las hembras. Tiene un cuerpo rectangular, con una cola en forma de espada que tiende hacia abajo. Sólo lo levanta cuando está alerta.

La cabeza es ancha y se estrecha hacia la zona del hocico, característica que le da un aspecto de lobo. Es una raza mesocefálica, con una nariz ancha, con la trufa negra y el hocico es tan largo como ancho o un poco más corto. Los ojos son marrones y con forma de almendra. Las orejas son triangulares, de tamaño medio que descienden a lo largo de las mejillas.

El cabello tiene una estructura de doble capa, con la parte inferior más densa y suave y la parte superior más larga y dura. El pelo es liso y cubre todo el cuerpo, incluso si es más largo en el cuello, la parte posterior de las extremidades y en la cola y más corto en la cabeza y en la parte inferior de las piernas.

Los colores del pastor de los Cárpatos

Los colores del pastor de los Cárpatos, según la norma oficial, son marrón oscuro o incluso arena, con variaciones en la sombra. El pelo no es de color homogéneo, de hecho es más claro en la parte lateral del cuerpo y más oscuro en la grupa. También puede tener manchas blancas, pero éstas deben ser mínimas.

Cachorro de pastor de los Cárpatos

Un cachorro de pastor de los Cárpatos es un perro muy amistoso pero muy grande. Su instinto los convierte en perros que se llevan bien con otros animales desde una edad temprana, ya que como raza están acostumbrados a estar en estrecho contacto con rebaños y manadas y a vivir en manadas.

Son animales gregarios, amigables entre sí y bastante obedientes. Responden bien al adiestramiento básico, que es aconsejable comenzar ya desde los cachorros, ya que los resultados se obtienen con mayor rapidez y eficacia.

Carácter del pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos es muy apreciado no sólo por sus habilidades como pastor, sino también por su valor en la defensa de sus rebaños que él guarda. Sin embargo estos no son perros agresivosPor el contrario, se destacan por su bondad y su amor incondicional por todos. Son animales fieles y obedientes, así como nobles y afectuosos. Atacan sólo para defenderse a sí mismos o al rebaño, al que cuidan con dedicación y amor.

En la familia son perros muy cariñosos, aunque a veces un poco sobreprotectores. Sin embargo, no son sospechosos en general, a menos que vean un peligro potencial. Son perros muy tranquilos con un carácter equilibrado y atento. Se adaptan bien a la vida familiar o animalpero necesitan, como se ha dicho, el espacio necesario para moverse o pueden sufrirlo, llegando a sentirse oprimidos. Es aconsejable mantenerlos en casas con jardín o terreno, aunque puedan adaptarse a la vida de apartamento, siempre que reciban el ejercicio diario adecuado.

Son animales bastante activos, ya que están acostumbrados a cuidar de sus rebaños y a guiarlos, lo que les lleva a recorrer grandes distancias en terrenos abruptos.

El cuidado del pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos no es un perro muy difícil de mantener en términos de atención y cuidado. Su mantenimiento se puede resumir en una buena nutrición, hidratación y ejercicio diario. Se recomiendan un par de cepillos a la semana para eliminar el pelo muerto del vellón y evitar que se pierda en la casa.

En lo que respecta a la nutrición, es importante ofrecerles una dieta proporcional a su tamaño, actividad diaria y necesidades nutricionales específicas, que varían según el nivel de actividad y la edad del animal. Puedes ofrecerles comida seca en croquetas o comida casera. En el primer caso recomendamos la croqueta ecológica para perros, mucho mejor por la calidad de los ingredientes. A la inversa, puedes darles comida siguiendo la dieta de BARF o cocinar un poco de la comida que les das.

Obviamente el perro debe estar siempre hidratado y tener agua fresca a su disposición.

El pastor de los Cárpatos necesita una buena actividad física, alternando con el juego y algunos deportes, ya que se trata de una raza bastante activa que requiere ejercicio diario para mantenerse sano y equilibrado.

Por último, hay que señalar que, como todos los perros, prestarles atención y afecto es muy importante. El ejercicio y la nutrición no son suficientes para el bienestar del animal que debe recibir el afecto y el cuidado de su familia humana.. Siguiendo estas pocas pautas tendrás un perro fiel y muy cariñoso.

La educación del pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos es un perro territorial, por lo que es muy importante entrenarlo en este sentido. Su instinto protector lo hace a veces agresivo hacia aquellos que considera un intruso. Esto no significa que la raza sea agresiva, ya que lo hace para defenderse, pero puede convertirse en un problema si no puede controlar este instinto. Así que hay que trabajar en este sentido, para que el perro se acostumbre a recibir visitas inesperadas, para que se acostumbre a interactuar con personas y animales que no conoce. La socialización del cachorro y del perro adulto son fundamentales en esta raza.

También puede ser interesante entrenar a su perro en actividades deportivas para perros, como juegos de agilidad o de inteligencia, que no sólo lo mantienen físicamente activo sino que también lo estimulan mental y cognitivamente. Si está interesado puede leer nuestro artículo sobre “Perro de agilidad que se acerca”.

En cuanto al tipo de educación y formación, como todas las razas, la forma más adecuada es optar por el refuerzo positivo que ha demostrado ser, con mucho, el método más eficaz. El castigo y la violencia, incluso la violencia verbal, son peligrosos y contraproducentes y pueden socavar la relación perro-tutor.

A este respecto recomendamos el artículo “cómo entrenar a un perro”.

La salud del pastor de los Cárpatos

La carrera pastor de los Cárpatos tiene una larga tradición y adaptación, lo que ha permitido la supervivencia de los ejemplares más adecuados para soportar las inclemencias del clima y el territorio de las zonas donde se origina. Esto tiene como consecuencia que los especímenes que se encuentran hoy en día suelen tener una salud fuerte y establey rara vez muestran alteraciones graves.

Sin embargo, por muy buena que sea su salud, no están libres de las enfermedades típicas de los perros grandes como la displasia de cadera. Esta enfermedad también puede ser grave e impedir la movilidad del animal, causando dolor y molestias. Para ello es aconsejable realizar pruebas radiológicas para detectar posibles alteraciones articulares. También puede sufrir una dislocación de la rótula.

Además de las enfermedades mencionadas anteriormente, la única otra patología que podría desarrollarse en el pastor de los Cárpatos es la torsión gástricalo cual es muy peligroso. Obviamente, como cualquier perro, el veterinario debe realizar controles regulares, además de las vacunas y las pruebas de diagnóstico de rutina.

Adoptar un pastor de los Cárpatos

El pastor de los Cárpatos es una raza que hasta hace poco sólo se encontraba en zonas donde era indígena. Sin embargo, con la globalización podemos encontrar ejemplos de esta raza cada vez más frecuentes en diversas partes del mundo. Sin embargo, encontrar un espécimen de pastor rumano para adoptar no es una tarea fácil. Recomendamos buscar pacientemente entre las diversas asociaciones, perreras y refugiosaumentando así las posibilidades de encontrar un espécimen para su adopción.

También hay que considerar que lo más importante antes de adoptar es tener en cuenta sus características y necesidades de raza. La mayor necesidad es que el pastor de los Cárpatos viva en un lugar donde tenga el espacio para moverse así como ofrecerle un entrenamiento constante para suavizar su tendencia a la territorialidad y la sobreprotección.

Fotos de Pastor de los Cárpatos