Parafimosis en perros: causas, síntomas y tratamiento


La parafimosis en perros es una condición de salud típica que afecta a los perros machos. Veamos cuáles son las causas, síntomas y tratamiento.

perro al veterinario

La parafimosis en perros es una condición de salud típica que afecta a los perros machos. (Photo AdobeStock)

Muy a menudo, cuando nos enfrentamos a la elección de adoptar o comprar un perro, no solo nos detenemos en la predilección por una raza específica, pero también estamos empezando a tener dudas sobre el género. ¿Es mejor hombre o mejor mujer? A partir de esta atroz duda comenzamos a evaluar los pros y los contras de ambos, sin pensar en lo más mínimo que en ambos casos puede haber complicaciones relacionadas con el género, ya que ninguno es más ni menos problemático que el otro.

Los hombres y las mujeres tienen diferencias anatómicas obvias, lo que significa que algunas condiciones de salud afectan a las mujeres, mientras que otras afectan solo a los hombres. En este artículo en particular vamos a tratar una de las condiciones de salud típicas del perro macho, a saber, la parafimosis en el perro.

Causas de la parafimosis en perros

perro lame
La parafimosis en perros se trata como una emergencia veterinaria (Foto AdobeStock).

En primer lugar, comencemos por decir qué parafimosis en perros se trata como una emergencia veterinaria y será necesario intervenir lo antes posible para no crear molestias al animal. En cuanto al perro macho, tiene varias patologías relacionadas con el pene y la parafimosis es una de ellas. Es una enfermedad que puede afectar el sistema genital del perro.

En términos muy simples, consiste en la incapacidad del perro para retraer el pene en la zona prepucial tras una erección. Estamos hablando de una patología bastante peligrosa, ya que, si no se trata adecuadamente, puede provocar una gangrena del órgano y provocar graves daños en los tejidos del eje.

Las principales causas de esta patología son: infecciones, traumatismos o presencia de cuerpos extraños, pero puede ocurrir por muchas otras razones siempre y solo en perros machos, como:

  • Cuando Yo juego atascarse alrededor de la base del pene durante una erección, Suelen formar una especie de anillo que impide que el pene vuelva a su posición normal, hacerlo como un obstáculo;
  • por la presencia de un tumor en el perro.

Mientras algunas razas pueden estar más predispuestas a problemas hereditarios, como: pastores alemanes y perros perdigueros de oro.

También te puede interesar: Cáncer en perros: clasificación, síntomas y tratamiento

Síntomas

perros
Los síntomas dependen en gran medida de la duración. (Photo AdobeStock)

Los síntomas de la parafimosis en perros dependen de cuánto tiempo dure, el perro inicialmente no siente ningún dolor en el pene sino que es normal, pero posteriormente se presentan los siguientes síntomas:

  • el pene se hincha, comienza a sentir dolor y adquiere un color morado o negro;
  • traumatismi;
  • la superficie se seca y se agrieta;
  • necrosis de la parte expuesta.

Diagnostico y tratamiento

perro al veterinario
Perro en el veterinario para un control de tiroides (Photo AdobeStock)

Para hacer un diagnóstico, el veterinario se basará en un análisis de rutina del perro y un examen físico completo. Aunque en algunos casos, el atributo del animal es muy doloroso, lo que requiere anestesia del animal.. El veterinario muy a menudo solo necesita una mirada simple. externo para poder comprender el tipo de problema y la causa.

Una vez que se establece el diagnóstico, el veterinario generalmente procede con una maniobra para solucionar la situación a mano. Esta maniobra implica el reposicionamiento correcto del prepucio, asegurando nuevamente la circulación peneana y el reposicionamiento del pene dentro del prepucio.

En otra En palabras, el médico retirará suavemente el prepucio hasta que encuentre el orificio y lo vuelva a colocar en su posición natural. En otros casos menos graves el veterinario procederá con compresas frías o la aplicación de ungüentos lubricantes para devolver el órgano a su posición natural.

Mientras en casos muy graves, por otro lado, se requiere cirugía para aumentar el ancho de la fisura prepucial y permitir que el pene se retraiga. Otras terapias en cambio pueden ser:

  • la aplicación de soluciones especiales para tratar de reducir la hinchazón; La eliminación de cualquier cuerpo extraño, incluido el cabello;
  • la extirpación de cualquier tumor;
  • amputación del pene, en casos graves.

Finalmente, junto a estas terapias es fundamental administrarle al perro antibióticos y analgésicos.. Después del tratamiento, será necesario controlar al perro., especialmente si la solución vino gracias a una operación quirúrgica. Por otro lado, en cuanto a la capacidad reproductiva del perro tras el problema, depende de la gravedad del problema y del tipo de intervención a la que se haya sometido.. Generalmente no es una recuperación larga.

También te puede interesar: Cómo calmar a un perro en celo: los mejores consejos

Raffaella Lauretta