Mielopatía degenerativa en perros: síntomas y pronóstico de la enfermedad


La mielopatía degenerativa en perros es una enfermedad grave que afecta a la médula espinal: veamos cómo reconocerla a tiempo.

Mielopatía degenerativa del perro

(Foto de Adobe Stock)

Conoce el mielopatía degenerativa en perros? Esta enfermedad neurológica tiene un inicio sutil y provoca consecuencias muy dañinas para el bienestar de nuestro amigo de cuatro patas. Averigüemos qué razas se ven más afectadas y cómo obtener un diagnóstico oportuno.

¿Qué es la mielopatía degenerativa en perros?

perro enfermo
(Foto de Adobe Stock)

La mielopatía degenerativa es una patología neurológica altamente discapacitante en los perros. Provoca la interrupción del estímulos nerviosos que conectan el cerebro y las extremidades del animal, hasta el punto de comprometer totalmente su capacidad para caminar.

El perro con mielopatía degenerativa presenta lesiones de la sustancia blanca de la médula espinal, afectando los haces responsables de la transmisión de estímulos motores. Habitualmente, la enfermedad afecta a animales de gran tamaño, de entre 5 y 14 años, de forma indiscriminada desde sexo.

Hasta la fecha aún no se han determinado las causas que provocan la aparición de esta patología. Sin embargo, ocurre con más frecuencia en perros que los siguientes mantarraya:

  • Pastor alemán
  • Corgie
  • Foxterrier
  • Perro de montaña de Bernese
  • Perro lobo checoslovaco
  • Boxer
  • Ridgeback de Rodesia

Los síntomas de la enfermedad.

perro triste
(Foto de Adobe Stock)

Cómo reconocer la mielopatía degenerativa en perros Identificar rápidamente la enfermedad no es nada fácil: su inicio es sutil y los síntomas tienden a empeorar, manifestándose por fases agudo.

Gracias a los estudios realizados en los últimos años, se ha podido establecer los síntomas de debut de esta patología:

  • Ataxia en perros
  • Dificultad de las extremidades para soportar peso.
  • Parálisis de las patas delanteras
  • Dificultad para caminar
  • Atrofia muscular
  • Ausencia de dolor
  • En las etapas más avanzadas de la enfermedad, problemas para orinar y defecar.

También te puede interesar: Hidrocefalia en perros: causas, síntomas, riesgos y tratamiento

Diagnóstico y pronóstico de la mielopatía degenerativa en perros

Derrame pleural en el perro
(Foto de Adobe Stock)

¿Cómo se diagnostica la mielopatía degenerativa en perros? En primer lugar, para confirmar la presencia de la patología, el veterinario deberá descartar la presencia de enfermedades que se presenten con síntomas. similar, incluyendo:

  • Cáncer de vértebras o médula espinal
  • Hernia de disco en perros
  • Discospondilite

Para diagnosticar la mielopatía degenerativa, su perro puede sufrir:

  • Visita neurológica
  • Examen de los nervios craneales
  • Prueba de palpación de sensibilidad, que en el caso de mielopatía degenerativa muestra el total ausencia de dolor, revelando con certeza la presencia de un trastorno neurológico en la región tronco-lumbar
  • radiografía
  • Resonancia magnetica
  • Biopsia de médula espinal

Desafortunadamente, actualmente no existe cura para esta grave enfermedad. Asimismo, no hay tratamiento para tratar Fido para aliviar los síntomas y retrasar la progresión de la mielopatía degenerativa.

Desde el reconocimiento de los primeros signos clínicos, la progresión de la enfermedad se estima entre 6 y 36 meses. ¿Qué hacer para ayudar a su amigo de cuatro patas en esta difícil etapa de su vida?

  • Fisioterapia
  • Usar un carrito para ayudar a caminar
  • Creación de una cama blanda, para evitar la aparición de escaras
  • Protección de las extremidades traseras, para evitar rozaduras

También te puede interesar: Enfermedades neurológicas en perros: síntomas que no deben subestimarse

Laura Bellucci