Lo que nunca debemos hacerle a nuestro gato…


gato

El gato es una mascota muy especial que, a diferencia del perro, no requiere mucha atención y se preocupa por preservar su espíritu de independencia. Ciertamente, para los que están acostumbrados al perro, relacionarse con el gato es una tarea difícil, porque el felino doméstico no aprecia tanto la relación amorosa, excepto si es el primero. pidiendo cariciasni tampoco le gustan ciertas limitaciones u obligaciones. En resumen, si busca obediencia, ¡evite el gato! En cualquier caso, incluso el gato sabe ser cariñoso y mostrar lealtad y amor por sus dueños, pero será la propia decisión del gato: te esperará cuando vuelvas a casa, te seguirá en un paseo, estará listo para dialogar contigo al son de “mao miao o maOH” y te dará muchas otras pequeñas satisfacciones.

Además de esta premisa, sepa que el gato, por su carácter, no se doblega ni admite cosas que no aprecia. Así que es mejor conocer a su felino doméstico y las cosas que no ama, para crear la armonía adecuada.

Decálogo de cosas que no se deben hacer en presencia de tu gato

Haga clic en “Siguiente”.