Intoxicación por limón en el gato: causas y remedios


Los cítricos pueden ser peligrosos para la salud de los gatitos. ¿Está familiarizado con los síntomas de intoxicación por limón en los gatos? Eso es todo lo que hay que saber.

Envenenamiento por limón en el gato (Fotos de Adobe Stock)

Envenenamiento por limón en el gato (Fotos de Adobe Stock)

Una dieta sana y equilibrada es esencial para el bienestar de nuestros gatos. A menudo, sin embargo, estamos tentados de compartir algo de comida con él, sin preguntarnos si es realmente adecuado para él. ¿Has oído hablar de la intoxicación por limón en los gatos? Averigüemos juntos qué es, y cuáles son sus causas y remedios respectivamente.

También podría interesarte: Frutas y verduras para el gato en verano: lista y consejos útiles

del contenido

La fruta en la dieta del gato

¿Puede el gato comer arándanos? (Fotos de stock de Adobe)
El gato puede comer algunas frutas, como el arándano, siempre y cuando sean de tamaño limitado (foto de Adobe Stock)

El gato es un animal carnívoro, y su dieta debe estar compuesta casi exclusivamente de carne. Esto no significa que no pueda comer otros alimentos también, pero hay que tener cuidado. La fruta, por ejemplo, no forma parte de la dieta natural del gato.

Eso significa que no come nada en la naturaleza. Hay algunos alimentos que puede comer, como los arándanos, pero muchas frutas están prohibidas para el gato porque son perjudiciales para su salud. El limón es, por desgracia, uno de ellos.

¿Qué es la intoxicación por limón?

Gato naranja
El gato debe evitar todos los cítricos, no sólo los limones (Foto Adobe Stock)

Sabemos la aversión general del gato a los cítricos, de los que no puede soportar el olor, pero está más que justificada. Incluso una pequeña cantidad de limón es suficiente para causar problemas de salud al gato. Por supuesto, cuanto mayor sea la cantidad de fruta ingerida, peores serán las consecuencias.

Desde las semillas hasta la piel y la pulpa del fruto, todo puede causar daños al gato. Los componentes tóxicos para el gato en el limón son el linalool, el limoneno y el psoraleno. En particular, este último componente puede causar quemaduras en la piel después de la exposición a la luz solar.

Síntomas

El gato está enfermo
La intervención temprana es esencial en la hipótesis de intoxicación por limón en el gato (Foto Pixabay)

Los síntomas de intoxicación por limón en los gatos pueden variar, y difieren según la gravedad de la situación. Eso es lo que son:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Disminución de la temperatura corporal
  • Irritación de la piel
  • Quemaduras

En los casos más graves, el envenenamiento también puede causar la muerte del animal.

También podría interesarte: Cómo fortalecer el sistema inmunológico del gato: la palabra a los expertos

Diagnóstico y tratamiento de la intoxicación por limón en gatos

gato con glaucoma
Nunca diagnósticos de bricolaje. Siempre es aconsejable consultar a un profesional cuando su gato está enfermo (Foto iStock)

Si su gato tiene alguno de estos síntomas, o le ha visto comer un trozo de limón, llévelo al veterinario inmediatamente. El practicante comprobará qué sustancia ha ingerido el animal, especialmente si no ha visto que se ha comido un limón.

Si el gato ha vomitado, puede ser muy útil recoger una muestra de la sustancia rechazada, lo que acelerará el análisis del veterinario. Una vez que se ha establecido que se trata de una intoxicación por limón, se puede llevar a cabo el tratamiento más adecuado, dependiendo de la condición del gato.

Normalmente procedemos a un lavado gástrico, para limpiar el estómago de sustancias tóxicas. Posteriormente, procedemos con una intravenosa al gato, para rehidratarlo de los líquidos perdidos. En condiciones normales, la recuperación completa tendrá lugar en unos pocos días, una semana como máximo.

Algunos consejos útiles

Envenenamiento por limón en el gato (Fotos de Adobe Stock)
Envenenamiento por limón en el gato (Fotos de Adobe Stock)

Es mejor prevenir que curar, y por eso es mejor tomar las medidas adecuadas para evitar esta situación. Obtendrá plena cooperación del gato; odia los cítricos y difícilmente se acercará a ellos y menos aún los probará.

Sin embargo, si tiene limoneros en su jardín, siempre es mejor evitar que su gato entre en esa zona. Presta especial atención a la comida que le das. No comparta las comidas con él si no está seguro de conocer todos los ingredientes.

Evite los alimentos que contengan incluso pequeños rastros de limón y, en general, todos los cítricos.

Antonio Scaramozza