Gato con cola rota: causas y remedios

Gato con cola rota: causas y remedios

Ver cartas de Gatti

A menudo se pueden ver gatos que no tienen cola, o que solo tienen un muñón, o incluso otros lo tienen mal. Esto es normal, ya que existen mutaciones genéticas en algunas razas, como la Gato de la isla de Man o el Rabicorto, y cuando cruzas gatos con colas normales con otros que tienen esta mutación, pueden dar como resultado especímenes con esta apariencia. Además de utilizarlo para expresar sus emociones, la cola es una zona que cuenta con una gran cantidad de nervios y vasos sanguíneos, y por tanto muy susceptible a recibir lesiones que pueden producir consecuencias indeseables para los felinos y sus guardianes.

Quieres profundizar las razones por las que el gato tiene la cola rota, rota o torcida? En este artículo de AnimalPedia hablaremos de este aspecto de la anatomía felina, con sus curiosidades, alteraciones y posibles soluciones.

Tambi̩n te puede interesar: Convulsiones en gatos РCausas y remedios
Resumen
  1. La cola del gato está hecha de huesos.
  2. Gatos sin cola
  3. El gato no levanta la cola
  4. Cola rota en gato – cura

La cola del gato está hecha de huesos.

La cola del gato está formada por alrededor de 22 vértebras caudales y coccígeas, que son pequeños huesos rectangulares que disminuyen de tamaño desde la base hasta la punta. La cola de los felinos es en realidad una extensión de la columna vertebral, por lo que el sacro, que se encuentra detrás de la pelvis, separa las vértebras lumbares de las vértebras de la cola.

La columna vertebral de los gatos es más flexible que la de los perros, especialmente la zona del La cola permite una gran movilidad y flexibilidad al animal.. Además de servir como eje para reequilibrar la postura cuando caen, también es el centro de estabilidad.

Gatos sin cola

La ausencia de la cola en un gato. se considera una mutación (es decir, un cambio en la secuencia de ADN que se produjo en un momento no especificado). Hoy vemos cada vez más gatos sin cola, con solo un muñón o con la cola torcida. Esto se debe a que para algunos esta característica resultaba interesante y sorprendente y por ello seleccionaron a estos felinos para que se reprodujeran entre ellos de modo que dicha mutación se perpetuara en otros individuos, fijándola. En los gatos podemos encontrar dos tipos de mutaciones genéticas conduciendo a alteraciones de la cola:

  • Gene M de los gatos de la isla de Man: este gen tiene un carácter dominante, por lo que los especímenes que tienen uno o ambos alelos dominantes para el gen (MM o Mm) no tendrán cola. Los gatos que tienen los dos alelos dominantes (MM) mueren antes del nacimiento debido a lesiones graves del sistema nervioso. Los gatos heterocigotos en cambio (Mm) son aquellos que nacerán sin cola o con un solo muñón. Además, algunos gatos de la Isla de Man tienen defectos en los huesos pélvicos y los órganos internos y mueren antes de cumplir un año. Por ello es necesario evitar que los gatos de la Isla de Man se crucen con razas cuyo gen sea dominante, mientras que los que tienen este carácter recesivo (mm) están finos, como el británico, el americano de pelo corto, o el gato de la Isla de Man de cola larga. En estos casos no se producen enfermedades o se encuentran malformaciones fatales.
  • Gene B del Bobtail japonés: su herencia genética de este gen es dominante, como en el caso anterior. Los gatos heterocigotos y homocigotos para este gen (Bb y BB) tienen colas cortas, ausentes o torcidas, lo que suele ser más evidente en gatos con dos alelos dominantes para este gen (BB). Este gen, a diferencia del M de los gatos de la Isla de Man, no es letal y no provoca problemas esqueléticos.

Tipos de colas en gatos

Hay gatos con colas más cortas que son indistinguibles de las mutaciones del tipo Bobtail o del gato de la Isla de Man. Estas mutaciones pueden aparecer en cualquier tipo de gato, independientemente de su raza. Quizás algunas sean mutaciones genéticas que aún no se han investigado a fondo. Esta característica a veces se puede ver en cruces de gatos normales con otros gatos mutados. En general, dependiendo de la longitud de la cola, los gatos se pueden dividir en:

  • Rumpy: sin cola.
  • Tubo de subida: gatos con menos de tres colas de vértebras.
  • Achaparrado: gatos con colas de más de tres vértebras pero que no alcanzan la longitud normal.
  • Longy: gatos con cola con varias vértebras pero que no llega a estar completa.
  • Cola: gatos de cola larga, como de costumbre.
Gato con cola rota: causas y remedios - Gatos sin cola

El gato no levanta la cola

Cuando nota que el gato no levanta la cola, es suave o incluso inmóvil, podemos suponer que algo le ha sucedido al nervios caudales. En particular, las fracturas, dislocaciones y subluxaciones de las vértebras caudales pueden causar daño a la médula espinal con parálisis flácida. El resultado es que el gato ya no puede levantar la cola, ya que está paralizado.

Sin embargo, por lo general, junto con los problemas de la cola, hay daño en el área de los segmentos medulares del área sacra, lo que causa una lesión sacrococcígea. En este caso, se encontrarán otros síntomas, como la lesión nerviosa de este segmento, como el vergüenza de acciones o eso pélvico, que inervan los esfínteres de la uretra, la vejiga y el ano, provoca incontinencia urinaria y fecal. Además, estos nervios están involucrados en la sensibilidad del perineo y los órganos genitales; el daño a los nervios caudales hace que la cola se adormezca y se vuelva flácida. Si también se afecta la circulación sanguínea, se puede observar necrosis o gangrena (que sería la muerte del tejido por falta de oxigenación) de la parte afectada.

Entonces, si su gato se encuentra en una situación similar, debe comunicarse rápidamente con un veterinario de confianza.

Cola rota en gato – cura

La cola es un lugar bastante común donde se producen fracturas óseas en los gatos. Esto suele ocurrir debido a accidentes automovilísticos, caídas, peleas con otros gatos o situaciones en las que la cola se atasca en algún lugar.

Cuando un gato se fractura la cola, el tratamiento depende de la gravedad de la fractura y su ubicación. Los traumatismos que se localizan hacia la punta se pueden tratar bien con una operación quirúrgica que consiste en colocar uno férula con vendaje antiinflamatorio y antibiótico. Sin embargo, si la lesión se localiza cerca de la base y se ha producido un daño nervioso, entonces no se puede curar, por lo que la cola debe ser amputada total o parcialmente.

La amputación es la mejor solución para un gato con la cola dañada y afectación de los nervios caudales. Después de la operación el gato deberá seguir un curso de antiinflamatorios y antibióticos para evitar infecciones bacterianas secundarias; También será necesario evitar que el gato se rasque o lama la zona. Si sigues el tratamiento y la evolución es favorable, yo los puntos se pueden quitar después de unos diez días, posteriormente la herida se curará y tu gato podrá continuar feliz con su vida.

En este sentido, nuestro artículo puede ser útil ‘cómo darle medicina al gato‘.

Este artículo es meramente informativo, en AnimalPedia no tenemos derecho a prescribir tratamientos veterinarios ni a realizar ningún tipo de diagnóstico. Te animamos a que lleves a tu mascota al veterinario por si presenta algún tipo de molestia o malestar.

Si quieres leer otros artículos similares a Gato con cola rota: causas y remedios, le recomendamos que visite nuestra categoría Otros problemas de salud.

Bibliografía
  • Z. Ann. Traumatismos de las vértebras caudales en gatos. Disponible en: https://www.monografias.com/trabajos96/traumatismo-vertebras-caudales-gatos/traumatismo-vertebras-caudales-gatos.shtml
  • Equipo Editorial Gatos. (2014). El gen “M” que modifica la longitud de la cola del gato. Paradais Sphynx. Disponible en: https://gatos.paradais-sphynx.com/genetica-felina/mutacion-cola-gato.htm