Gato cerca de la chimenea o estufa de leña: peligros para la seguridad en invierno


¿Quién no ama una chimenea o una estufa encendida en invierno? A los gatos les encanta el calor, pero descubramos cómo evitar los peligros del fuego.

gato junto a la chimenea

(Foto Pinterest)

Con la llegada de las estaciones frías, las chimeneas de la casa se encienden para permanecer frente al fuego en el calor y frente al relajante espectáculo que sigue. A nuestros gatos les encanta acurrucarse frente a la chimenea con nosotros, pero puede haber peligros para el gato que debemos tener en cuenta.

de contenido

Problemas para el gato frente a la chimenea.

¿A quién le gusta quedarse en la casa del frente? a una estufa de leña o una chimenea encendida, quizás acurrucado con su gato, debe saber que existen riesgos para el gato.

gato delante de la chimenea
El gato que está frente a la chimenea encendida puede estar en grave peligro. (Foto de Flickr)

Según los expertos veterinarios, una de las principales preocupaciones de seguridad con las chimeneas de leña es que la superficie superior (la campana) a menudo se calienta mucho.

Los gatos suelen buscar las zonas más cálidas para sentarse, y si nuestro gato intenta saltar sobre la chimenea atraído por el calor, podría encontrarse con las patas quemadas.

Nosotros recomendamos supervisa siempre a nuestro gato cuando la chimenea o estufa de leña esté encendida y manténgala alejada si es necesario.

Los fuegos encendidos también pueden causar chispas, quizás al encender objetos que están demasiado cerca. Por lo tanto, también pueden caer chispas sobre el gato.

Además, las pantallas contra incendios, las puertas y las herramientas cercanas al fuego se calientan mucho al tacto. El gato no debe estar demasiado cerca.

Además, es mejor mantener a una distancia segura cualquier tipo de ropa, tela o cualquier otro material potencialmente inflamable.

Pero como podemos mantener a nuestro gato a salvo cuando la chimenea está encendida?

Cómo mantener seguro al gato con la chimenea

Una buena idea para mantener a nuestros gatos a salvo, con la chimenea encendida, es utilizar una puerta de cristal o una mampara de metal delante del fuego, para mantener al gato a una distancia segura.

gato delante de la chimenea
Un gato frente a una chimenea: la distancia es demasiado corta. (Foto de Pinterest)

Una distancia de seguridad de al menos un metro frente a la chimenea. es ideal, ya que sería útil instalar una puerta para niños para evitar que el gato se acerque.

Asimismo, debemos mantener detrás de esta barrera todas las herramientas potencialmente inflamables y peligrosas (palos de chimenea, encendedores, líquidos inflamables, etc.).

Para hacer feliz a nuestro gato de todos modos, puede ser útil colocar un catre (quizás su favorito) cerca de la chimenea para sentir el calor, pero a distancia del peligro.

Esto puede proteger a nuestro gato de quemaduras directas eso sería posible si saltara, o peor aún, adentro, de la chimenea, o de las brasas que salían del fuego.

Durante las temporadas de otoño e invierno, también hay una tendencia a decorar la repisa de la chimenea. Pero a pesar del aspecto festivo, es un gran riesgo.

Las decoraciones colgantes, como las guirnaldas, atraen a los gatos curiosos. Por ello es recomendable evitarlos si tenemos gatos en casa, que podrían acercarse demasiado a la chimenea.

Otros peligros para el gato: monóxido de carbono

Además del peligro de quemaduras por chimeneas y estufas de leña, otro factor de riesgo importante es el hecho de que estas fuentes de calor producen grandes cantidades de monóxido de carbono.

gato solo en la casa
Otro riesgo es la intoxicación por monóxido de carbono. (Foto AdobeStock)

El monóxido de carbono crea un potencial riesgo de intoxicación para mascotas, sino también para nosotros los seres humanos.

Este gas es inodoro, incoloro e insípido. Al no poder reconocer su presencia, por lo tanto, de ninguna manera, es fácil entender que es extremadamente peligroso.

Para prevenir problemas con el monóxido de carbono en nuestros hogares, es importante actuar de varias formas:

  • Las chimeneas en funcionamiento deben limpiarse y mantenerse con regularidad;
  • Mantenga siempre abiertos el conducto de humos y la contraventana;
  • Instale un detector de monóxido de carbono.

yo síntomas de intoxicación por monóxido de carbono en las mascotas y los humanos son similares, como mareos y falta de coordinación.

Luego puede empeorar con dificultad para respirar, somnolencia e incluso pérdida del conocimiento. Pero para los gatos, los síntomas también pueden ser otros.

Los gatos pueden tener dificultad para respirar y comenzar a vomitar, pero otros síntomas a tener en cuenta incluyen:

  • Tos;
  • Arritmia cardiaca;
  • Convulsiones;
  • Coma;
  • Sordera;
  • Ceguera;
  • Somnolencia y letargo;
  • Movimenti scoordinati;
  • Alteraciones al caminar.

Usted también podría estar interesado en: Cómo mantener seguro a tu gato en invierno: 10 consejos

Tratar y prevenir el envenenamiento

En caso de sospecha de intoxicación por monóxido de carbono, es importante que tanto los gatos como los humanos saquen a la persona de la casa inmediatamente y pidan ayuda.

gato veterinario
Un análisis de sangre puede detectar toxicidad en el gato. (Foto AdobeStock)

En el caso de nuestros gatos, es Es importante contactar a nuestro veterinario de confianza, para verificar la toxicidad con un análisis de sangre.

Y al igual que en el caso de los peligros para el gato relacionados con las quemaduras, también para el monóxido de carbono es fundamental prevenir el riesgo para la salud de nuestro gato.

Mejor que la chimenea de nuestra chimenea sea limpiada y revisada por un profesional una vez al año, y que estén instaladas las alarmas detectoras.

Las alarmas de monóxido de carbono deben instalarse al menos una en cada nivel de la casa, incluso cerca (o dentro) de los dormitorios.

Tales detectores luego deben ser probados regularmente, para verificar su correcto funcionamiento, y se reemplazan cíclicamente según lo sugerido por el fabricante (generalmente cada 7 – 10 años).

Usted también podría estar interesado en: Cómo entretener a tu gato en invierno: jugando juntos y más allá

pensión completa