Enfermedades relacionadas con la alimentación en gatos: cuando su dieta puede dañar


¿Y si la comida que le damos a nuestro gato no es buena para él? Si nos preocupa que haya enfermedades de los gatos debido a la comida, esto es lo que es absolutamente necesario saber.

Enfermedades relacionadas con la alimentación en gatos

(Foto de Adobe Stock)

Un buen dueño siempre tiene mil preocupaciones por su tierno amigo de cuatro patas y si el bienestar y la salud parten de la nutrición, es obvio que se presta más atención a lo que alimentamos a nuestro gato. Sin embargo, a menudo, sin querer, se cometen errores, e incluso graves, al darle al gato la comida incorrecta y que pueden causar problemas de salud. Así que aquí están los más frecuentes. enfermedades de los gatos debido a la alimentación.

Dieta para gatos: cómo ha cambiado a lo largo de los siglos

Minino comiendo
(Foto Pixabay)

De los estudios del investigador italiano Claudio Ottoni en elUniversidad de Lovaina, en colaboración con el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales, parece que la presencia del gato junto al hombre se remonta a hace unos 10 mil años entre Oriente Medio y Egipto. En la práctica, los restos de huesos, pelo y otros hallazgos han confirmado la realidad real de un proceso de domesticación felina entre humanos y gatos.

Es obvio que en esos días era difícil para los humanos comprender las necesidades y requisitos reales del gato, especialmente porque estos felinos estaban acostumbrados a vivir una vida salvaje y estaban contentos con lo que podían ‘juntar’ en forma de comida. . Si inicialmente entonces el hombre vivía puramente de carne cazada y la compartía con su gato, con los años ella comenzó a darle lo que comía en base a cambios y variaciones en su dieta.

Esto, naturalmente, provocó importantes problemas nutricionales y de salud para nuestro querido gato. Pero ahora las cosas han cambiado y alimentar al gato es una prioridad absoluta de todo buen amo. También en el mercado hay productos específicos para él y para las necesidades particulares de salud, edad y raza; Finalmente, no se debe subestimar la ayuda concreta de los veterinarios, que son absolutamente capaces de brindar consejos y precauciones fundamentales para una dieta correcta y equilibrada, pero sobre todo para evitar errores graves.

Enfermedades relacionadas con la alimentación en gatos: que son

Enfermedades relacionadas con la alimentación en gatos
(Foto de Adobe Stock)

Veamos las principales dolencias que pueden afectar a un gato al que se le ha dado la comida incorrecta. No se trata solo de comida sino también de desnutrición general del felino: cuanto más se debilita su cuerpo, menos será capaz de reaccionar ante los estímulos negativos que le lleguen. Por lo general, un gato que no se encuentra bien tiene un sistema inmunológico comprometido.

  • Colitis: a menudo se confunde con diarrea, pero en realidad esta última es solo una de las manifestaciones de la colitis en gatos y otros trastornos intestinales en gatos. Es una inflamación del tracto final del intestino, llamado ‘grande’, que le impide absorber agua y electrolitos. Se divide en crónico y agudo: en el primer caso llega repentinamente pero dura unos días, en el segundo caso es mucho más largo (al menos 3 semanas). Las heces del gato aparecerán líquidas y posiblemente con rastros de sangre.
  • Alergia a la comida: debido a algunas proteínas y grasas, incluso pueden surgir intolerancias graves. Los signos de una alergia alimentaria son más notorios en la piel, con manchas rojas más o menos extensas o incluso problemas con el sistema respiratorio. Sin embargo, los productos hipoalergénicos están ahora muy extendidos en el mercado, que ciertamente tienen un porcentaje mucho menor de riesgo para la salud del gato. Las pruebas de alérgenos específicos serán suficientes para comprender qué alérgeno es el culpable y absolutamente eliminarlo de la dieta del felino.
  • Gastritis: esto también puede ser una manifestación de la absorción de algunos alimentos no recomendados para su dieta. Es una reacción del cuerpo a agentes bacterianos y gusanos, que a menudo proliferan en alimentos caducados o mal almacenados. En el peor de los casos, nuestro amigo de cuatro patas puede dar síntomas de intoxicación por gatos.
  • Diarrea: podría ser una consecuencia directa de la colitis y a menudo está relacionado con infestaciones de gusanos u otros parásitos intestinales, o administración excesiva de grasas y proteínas. Además de elegir el alimento adecuado para el gato, es fundamental almacenarlo adecuadamente, pero también evitar cambios demasiado bruscos entre un tipo de dieta y otro.
  • Esófago inflamadoAunque es bastante inusual, no es imposible que un gato pueda tener este tipo de problemas. Las causas suelen encontrarse en sustancias químicas, en formas de cáncer, reflujo gastroesofágico y hernia de hiato. Cuanto más grave sea la inflamación, más evidentes y graves serán los síntomas.
  • ObesidadUna alimentación incorrecta también podría provocar esta enfermedad en el gato, que a su vez está vinculada a otras dolencias graves como la diabetes en los gatos.

Cómo evitar las enfermedades de los gatos debido a la comida

Dieta incorrecta para el gato
(Foto Pixabay)

Todos coincidimos en que es muy importante elegir el alimento más adecuado para las condiciones particulares de nuestro gato: en el mercado ahora es más fácil entender qué alimento es el adecuado para nosotros y por qué. Absolutamente no debe ser ‘engañado’ por el precio asequible del artículo, ya que a menudo un precio bajo no es sinónimo de calidad del producto. Además, si pensamos en ahorrar en comida, pensamos en cuánto nos costarán los controles y cuidados de nuestro gato (sin contar por supuesto el daño físico y el dolor que le causaríamos).

La comida para gatos debe contener siempre: grasas, fibras, hidratos moderados, minerales, vitaminas y proteínas. Siempre pedimos consejo a nuestro veterinario antes de elegir arbitrariamente una comida para gatos: ¿quién mejor que el experto para reconocer las deficiencias nutricionales en los gatos?

Quizás sea superfluo subrayar que la comida de los humanos no debe ser dada a nuestro gato no solo por la comida en sí, sino también por los condimentos mismos. Pueden surgir fácilmente intoxicaciones y problemas digestivos como los mencionados anteriormente.

Francesca Ciardiello