Enfermedades del Volpino di Pomerania: las más frecuentes y los signos para reconocerlas


¿Qué patologías pueden afectar a nuestro perro? Algunas razas son más propensas que otras a ciertas dolencias: las enfermedades del Pomerania y cómo reconocerlas.

Enfermedades del Volpino di Pomerania

(Foto de Adobe Stock)

¿El Volpino di Pomerania no está bien? Es útil conocer e interpretar correctamente las señales que nos envía su cuerpo para entender lo que tiene, seguro que podría ser un problema de salud, por lo que es recomendable conocer una lista de enfermedades entre las más frecuentes del pomerania y tal vez entender algo más sobre ellos para derrotarlos en el menor tiempo posible. Todo lo que necesita saber sobre los riesgos para la salud de este lindo y peludo amigo de cuatro patas.

La salud del Volpino di Pomerania

Volpino di Pomerania
(Foto Pixabay)

Se encuentra entre los perros más habituales en nuestros hogares, quizás por su alegría y su deseo de estar junto no solo con su dueño sino también con el resto de su familia. Desconfiado de los extraños y cauteloso para proteger su territorio, el Volpino di Pomerania, o el Spitz alemán, se ha ganado los corazones de muchos. El rasgo distintivo de su apariencia física es sin duda el pelo largo y espeso, que enmarca su hocico.

Los dueños también lo eligen por la facilidad de su adiestramiento: es un perro extremadamente receptivo e inteligente. En lo que a su salud se refiere, ante todo es recomendable adoptar una dieta sana y equilibrada (esto se aplica a todos los animales), una correcta actividad física y un cuidado extremo del pelaje.

Las enfermedades del Volpino di Pomerania: las más frecuentes.

Enfermedades del Volpino di Pomerania
(Foto de Adobe Stock)

Por suerte es un perro que normalmente goza de una excelente salud: no es casualidad que se encuentre entre los perros especialmente longevos (podría llegar a vivir hasta los 13 y 14 años). Pero sigue siendo un ser vivo sujeto a patologías o trastornos o afecciones, desde las menos graves hasta las más graves: veamos cuáles son.

  • Alitosi: en realidad, a menudo es un efecto de una enfermedad gastrointestinal, periodontal o de la cavidad oral en curso, debido a la proliferación de bacterias. El mal aliento en los perros, sin embargo, también puede deberse a la ingestión de algún tipo de alimento en particular a evitar.
  • Episodios de vómitos y diarrea.: debemos prestar atención a la deshidratación que atraviesa el animal. De hecho, en caso de heces blandas y acuosas, el perro puede deshidratarse rápidamente. Por lo general, estas son consecuencias directas de infecciones bacterianas, fúngicas, virales o parasitarias, pero también intoxicaciones, presencia de objetos en el tracto gastrointestinal que impiden su correcto funcionamiento, pancreatitis, enfermedad hepática.
  • Infecciones de oído: a menudo por irritación de la oreja del perro y falta de ventilación de la misma. En el curso de la infección hay una posible acumulación de cerumen, lo que aumenta la molestia del pobre Fido.

Enfermedades hereditarias del Pomerania: ¿qué son?

Volpino di Pomerania
(Foto Pixabay)

Aquí está la lista de enfermedades que generalmente se transmiten dentro de la familia.

  • Displasia de cadera: suele afectar a ejemplares de mayor tamaño, y puede deberse a la actitud del perro, su dieta o sus movimientos ya durante las primeras semanas de vida. Se trata de una marcha alterada (cojera) y movimientos poco frecuentes, como ya se ha explicado en el artículo: Displasia de cadera en perros: qué es y cómo se trata.
  • Hiperparatiroidismo primitivo: también conocido con la abreviatura ‘PHPT’ predice una calcificación del sistema renal, provocando insuficiencia renal en el perro. Es recomendable diagnosticarlo a tiempo, con un cribado adecuado, para intentar detener su evolución.
  • Luxación rotuliana: A diferencia de la displasia de cadera que afecta a los perros grandes, esta es una enfermedad que afecta a los perros pequeños. Mirándolo, un Spitz enano afectado por esta condición tiene las piernas torcidas (en forma de X o círculo).
  • Alopecia: al igual que en los humanos, incluso en el perro afectado hay pérdida de cabello. las causas pueden ser muchas y diferentes, tanto que generalmente se diagnostica solo cuando se han excluido todas las demás enfermedades. Las zonas afectadas por la alopecia, y por tanto donde cae el cabello, y que por tanto quedan calvas, tienden a ennegrecerse.
  • PLL: es una condición a la que el perro está predispuesto, es decir, la Dislocación Primaria del Cristalino. Un gen provoca la deformación, o más bien un debilitamiento, de los ‘hilos’ que sujetan el cristalino, que se encuentra detrás de la pupila. Causa una presión severa en el ojo, que a menudo resulta en glaucoma.

Francesca Ciardiello