Enfermedades comunes en gatos mayores: como reconocerlas y que hacer

Ver a tu gato envejecer es triste. Pero conocer las enfermedades más comunes en los gatos mayores es importante para saber cómo manejarlas.

enfermedades comunes de los gatos ancianos
(Foto Freepik)

El envejecimiento, lamentablemente, no podemos evitarlo. Y al igual que nosotros, nuestros queridos gatitos también envejecen y se ven obligados a afrontar numerosas enfermedades, algunas manejables y otras menos.

No podemos evitar esto proceso natural, pero con cariño y atención sin duda podemos ayudar a nuestro gato a afrontar las enfermedades que pueden afectarle con menos dolor, y en algunos casos incluso prevenir las más graves.

Sepa lo que signos de envejecimiento y cuales enfermedades mas comunes en el gato anciano es el primer paso para ayudar a nuestro felino en este proceso natural. Descubrámoslo juntos.

Los signos de la vejez del gato.

Todo gato, después de los 10 años, es víctima de numerosos problemas de salud (muchos crónicos) que inevitablemente conducen a una disminución, o incluso a la pérdida, de sus funciones corporales.

gato anciano
(Foto Pinterest)

Comprender que un gato envejece con dolor a veces nos resulta difícil. No solo porque nos resulta difícil comprender su edad precisa, sino también porque el gato es un animal que oculta instintivamente todos los signos de dolor y debilidad.

Y es por eso que tenemos que ser buenos para poner nuestra atención en algunos señales, lo que inevitablemente indica que nuestro gato está envejeciendo.

Los signos más importantes relacionados conenvejecimiento del gato son atribuibles a algunos factores que no pueden pasar desapercibidos, y son:

  • Pérdida auditiva: el gato comenzará a sentirse mal y en casos severos ya no podrá escuchar que lo estamos llamando;
  • ojos apagados y nublados,
  • pérdida de dientes;
  • el cabello se vuelve menos grueso y más erizado
  • su peso cae excesivamente;
  • sus movimientos son más lentos: la musculatura del gato será más débil y sus articulaciones menos elásticas.

Cada una de sus actividades diarias es más lenta. Su cuerpo más débil e inclinado a escatimar todas las fuerzas. Nuestro gato ya no querrá jugar y caminar al aire libre.

Preferirá las siestas largas, quizás al sol, e incluso la simple tranquilidad, observando lo que le rodea ya no como protagonista.

Las enfermedades más comunes en el gato anciano

Haber aprendido a comprender los primeros signos de envejecimiento del gato es fundamental, pero para “facilitar este viaje” es fundamental conocer las enfermedades más comunes que pueden afectar al gato anciano.

enfermedades de los gatos
(Foto Pinterest)

Artritis en gatos

Una de las enfermedades que más comúnmente afecta a un gato mayor esartritis: enfermedad degenerativa de las articulaciones. Los dolores articulares son inevitables y se deben al desgaste de las articulaciones y cartílagos del felino.

Esta patología conduce inevitablemente a disminución repentina de la movilidad de nuestro gato, obligándolo a una pereza antinatural debido a su naturaleza.

El gato no solo ya no podrá saltar, jugar como antes, subir escaleras, sino que también le resultará difícil dar los largos paseos a los que estábamos acostumbrados.

E incluso bañarlo se convertirá en una rutina no tan fácil. Los numerosos dolores que lo afligen harán que cada movimiento sea traumático.

Lamentablemente no existe una cura específica para esta enfermedad, pero con unas pequeñas precauciones y con el apoyo de un veterinario, podremos, al menos, calmar su dolor.

¿Ven?

  • Podemos controlar su dieta, haciéndole tomar más ácidos grasos omega 3, un excelente remedio para apoyar las articulaciones;
  • podemos introducir glucosamina en su dieta, por ejemplo, útil para retrasar el desgaste del cartílago;
  • también podemos facilitar sus movimientos con la ayuda, por ejemplo, de rampas inferiores colocadas alrededor de la casa, gracias a las cuales podrá llegar a sus lugares favoritos, sintiendo menos dolor

Diabetes

Otra patología que afecta al gato anciano es la diabetes mellitus, un trastorno que hace que las células del cuerpo ya no puedan responder a la insulina y, en los casos más graves, su producción se cancele por completo, lo que hace que el cuerpo funcione mal.

El principal síntomas de esta enfermedad son orinar y orinar en exceso y aumento de la sed y el hambre. Esto último puede hacer que nuestro gato sea obeso, una condición que podemos limitar, si no evitar, tratando de mantenerlo en un peso saludable.

Por tanto, si tu gato presenta estos síntomas, es recomendable que consultes con nuestro veterinario, quien le administrará unos inyecciones de insulina, acompañado de un dieta dirigida, bajo en carbohidratos pero alto en proteínas.

Pérdida de peso

Quizás lo más obvio de todo es excesivo pérdida de peso. Esta “condición” se puede atribuir a la falta de apetito debido a:

  • dificultad para masticar debido a un fuerte dolor en los dientes y encías;
  • falta de ganas de comer debido a la pérdida del olfato y el gusto;
  • mala absorción de nutrientes para los trastornos del sistema digestivo.

Pero también es atribuible a otras enfermedades más graves, como: enfermedad renal crónica, enfermedad inflamatoria intestinal, hipertiroidismo.

La pérdida de peso es muy común en los gatos mayores y, como hemos visto, abarca múltiples patologías. Precisamente por ello es oportuno, donde nuestro gato muestra una pérdida de peso excesiva, llevarlo al veterinario.

Que, al identificar la causa raíz, podrá proporcionarnos el cuidado adecuado para gatito. Además, podemos ayudar a tu gato haciéndolo comer, por ejemplo, alimentos más blandos para que sea más fácil de masticar, o estimulando su hambre enriqueciendo sus comidas con aromas y calentándolas, para aumentar su olor.

Usted también podría estar interesado en: Gato adelgazante: las causas de la pérdida de peso y como actuar

Otras enfermedades en el gato mayor

Existen numerosas patologías que pueden afligir a nuestro querido gato de una forma muy dolorosa. Además de los ya descritos hay muchos otros, vamos a descubrirlos juntos.

gato enfermo
(Foto Pinterest)
  • Catarata: Desafortunadamente, muy frecuente en gatos, se ve la desaparición de la transparencia del cristalino en el ojo, provocando en el gato no solo el empañamiento del ojo, sino en los casos más graves la pérdida total de la visión.
  • Demencia senil: No existe cura para esta afección que afecta a los gatos mayores. Comportamientos extraños, maullidos persistentes, interrupciones en la fase de sueño-vigilia, confusión y desconcierto, por ejemplo, son todos síntomas destinados a empeorar.
  • Cardiopatía: aunque es poco común, es posible que la aparición de enfermedades cardíacas, tanto orgánicas como funcionales, pueda ocurrir en el gato anciano.
  • Hipertensión: muy, muy común, se vuelve muy grave si no se trata. Afecta a los órganos del gato y provoca graves enfermedades debilitantes, como ceguera y convulsiones.
  • Falla renal cronica: esta patología es también una de las más frecuentes en el gato anciano. Los riñones pierden completamente su función y ya no pueden limpiar el cuerpo y retener los líquidos necesarios. El cuerpo del gato se debilitará inevitablemente, con la aparición de desequilibrios en sus hábitos intestinales.
  • Hipertiroidismo: la tiroides, después de diez años de vida de nuestro gato, siempre debe controlarse. Su mal funcionamiento hace que las funciones metabólicas de nuestro gato se precipiten, afectando negativamente su energía.
  • Enfermedades de la boca: inflamación de las encías, formación de sarro, dolor constante en los dientes, estomatitis, por ejemplo, son todas afecciones que invaden la vida del gato anciano. Prevenirlos, favoreciendo la ingesta de alimentos secos, es importante para evitar que el gato vuelva a comer, dado el fuerte dolor.
  • Tumores: esta es una de las patologías que más asustan. Puede afectar los pulmones, la piel y la médula. El tipo de cáncer más común en gatos mayores es el que afecta su tracto gastrointestinal. Los vómitos y la diarrea crónica son solo algunos de los síntomas.

Usted también podría estar interesado en: 5 enfermedades raras en los gatos: esto es lo que son y cómo reconocer los síntomas

Prevención para el gato anciano

Desafortunadamente, existen muchas enfermedades que afectan al gato anciano. Como ya hemos dicho, unos más manejables, otros menos. Pero con mucho cuidado podemos diagnosticarlos a tiempo.

gato al veterinario
(Foto Pinterest)

Sin duda, es fundamental para la salud de un gato anciano (pero también para la de todos los gatos) preste mucha atención a sus cambios en la vida diaria.

Aceptar que está envejeciendo y respetar su necesidad de tranquilidad sin duda lo hará vivir más tranquilo, y con pequeñas precauciones, como calentar siempre su cama, nos amará aún más.

Pero cuando notamos cambios en sus hábitos y en su cuerpo, como pérdida de apetito, gran pérdida de peso, disminución de la orina y mucha tos, apatía o demasiada hiperactividad, necesitamos actúa rápido.

¿Como? Llevándolo al veterinario, a quien le señalaremos todas las cosas que hemos observado y nos han hecho preocuparnos. Luego someterá a nuestro gato a un chequeo completo.

Es inevitable notar ralentizaciones en un gato anciano pero las visitas regulares son fundamentales para su salud y para prevenir o diagnosticar con prontitud enfermedades graves.

Rossana Buccella