El perro anciano respira mal: todas las causas y remedios para las sibilancias del viejo Fido

¿Tiene el viejo Fido problemas respiratorios y hace ruidos extraños cuando respira? Estas son las causas y lo que podemos hacer si el perro mayor respira mal.

El perro mayor respira mal
(Foto de Adobe Stock)

Un refrán dice: ‘Todo zapato se convierte en una bota’, es decir, todo está sujeto a desgaste. El discurso es válido tanto para nosotros los seres humanos como para nuestros queridos animales, aunque es muy difícil de aceptar. Incluso el buen Fido, que quizás nos acompañó durante la infancia, comienza a mostrar los signos de la edad y, en consecuencia, todas sus dolencias. He aquí cómo saber si un perro anciano respira mal y cómo podemos ayudarlo a respirar mejor.

Problemas respiratorios en perros: los más frecuentes

Amante y perro senior
(Foto de Adobe Stock)

Los perros también pueden sufrir problemas respiratorios, al igual que nosotros los humanos. La diferencia obviamente radica en el hecho de que somos los maestros los que tenemos que darnos cuenta de que algo anda mal con Fido.

Las infecciones bacterianas suelen provocar diversos síntomas, típicos de los problemas respiratorios, como:

  • tos,
  • cosquillas en la garganta,
  • secreción nasal,
  • estornudos
  • falta de aliento
  • falta de apetito.

A partir de estas señales bastante comunes, es fácil adivinar que el perro padece enfermedades respiratorias más graves, como: neumonía, amigdalitis, asma o moquillo. Es recomendable acudir al veterinario y no esperar pasivamente a que el problema pase por sí solo.

El perro anciano respira mal: como darse cuenta

Aunque no seamos expertos, ¿podríamos notar si nuestro buen viejo Fido respira de una forma extraña o en cualquier caso diferente a la habitual? En realidad bastará con hacer una comparación con unos años antes y entender si su respiración es la misma de siempre o si algo ha cambiado. En primer lugar, no piense en lo peor: la mala respiración no es sinónimo de alguna patología en curso. Es mejor recopilar datos e información útiles para informar al veterinario durante la próxima visita.

Calculemos las respiraciones por minuto: si un perro joven y sano respira unas 20 veces por minuto, los pulmones de un perro anciano pueden “trabajar” más lentamente. Por tanto, incluso las respiraciones se vuelven más pesadas y lentas; con cada emisión de aire, el perro anciano parece haber hecho un gran esfuerzo.

Por último, existen algunas razas de perros, los braquicéfalos, de los que lamentablemente es fácil esperar problemas respiratorios de este tipo, incluso en ejemplares más jóvenes y en mejor forma.

Por qué los perros mayores respiran mal: todas las causas posibles

El perro mayor respira mal
(Foto de Adobe Stock)

Si conocemos las causas, tal vez podamos evitar que nuestro Fido experimente situaciones de este tipo después de la edad. Aquí hay una serie de razones que pueden hacer que los perros mayores respiren mal.

  • Esfuerzo excesivo: si Fido se cansa, tiende a preocuparse más. Evitemos que haga grandes esfuerzos, largas caminatas, o peor aún, obligarlo a correr: realmente podría ser muy agotador para él.
  • Calor y golpe de calor: en verano, pero también cuando el perro está en un ambiente donde el aire se calienta, Fido puede tener dificultad para respirar y sacar la lengua.
  • Malestar interior: También puede manifestar su ansiedad y malestar con respiración lenta y trabajosa.
  • Si lo hace de noche en cambio, también podría ser la emoción ligada al sueño que está teniendo: si nos preguntamos si los animales también sueñan, esto puede ser una pista.

¿Y si la respiración estuviera relacionada con una enfermedad?

Desafortunadamente, la mala respiración puede no ser la consecuencia directa de un esfuerzo u otra condición en la que Fido se encuentra viviendo, sino un síntoma de algo más complejo que está albergando. Veamos cuáles son los problemas de salud, más o menos graves, que pueden ser la base de un perro anciano que respira mal y que no está experimentando ningún estado de malestar, esfuerzo o malestar interior.

Problemas gastrointestinales: los dolores de estómago severos, los gases gastrointestinales y las flatulencias en el perro pueden ser un síntoma de algo mal en el sistema gastrointestinal.

Envenenamiento: ¿Estamos seguros de que el perro no ha entrado en contacto con sustancias tóxicas o algo que pueda haberle provocado un problema hormonal?

Síndrome de Cushing en perros: la dificultad para respirar es solo uno de los síntomas de esta enfermedad que puede atacar a Fido.

Gusano del corazón: un mosquito parásito puede ser responsable de esta enfermedad. Otros signos alarmantes pueden ser tos, pérdida de apetito y pérdida excesiva de peso y somnolencia.

Problemas cardíacos: también en este caso, las sibilancias son solo un síntoma.

Problemas hepáticos: cuando el hígado no funciona bien, la respiración también tiende a ralentizarse (especialmente cuando el perro está parado, descansando o durmiendo).

Perro mayor respira mal: ¿que podemos hacer por él?

Perro anciano
(Foto de Adobe Stock)

Una vez que entendemos la causa que lleva al perro a respirar mal, evitamos someterlo a demasiado esfuerzo para su edad y condición física. De la misma forma, si notamos que el ambiente se calienta demasiado, hagamos que se ventile: por eso no es absolutamente recomendable dejar al perro en el coche siempre, sobre todo cuando hace mucho calor afuera.

Por tanto, evitemos el golpe de calor en el perro y hagámoslo de forma que no requiera esfuerzos excesivos, quizás disminuyendo y haciendo más livianos los momentos de juego, sobre todo en los juegos de perros con niños.

En el caso de que no tengamos clara la causa de tu disnea, siempre es mejor concertar una visita al veterinario para descartar alguna patología en curso.

También te puede interesar: Ejercicios para el perro mayor: el ejercicio suave más adecuado para él.

Francesca Ciardiello