El gato sufre de epilepsia: causas, síntomas y remedios

¿Tu gato tiene ataques epilépticos? Aquí se explica cómo reconocer la epilepsia felina y todos los secretos para ayudar a nuestro gato a evitar lo peor.

epilepsia en gatos
Epilepsia en gatos: cómo reconocer una crisis y ayudarla a superarla

¿Estás preocupado porque tu gato ha tenido convulsiones pero no sabes si es epilepsia? Esto es lo que necesita saber para reconocer los síntomas y signos más obvios de esta condición neurológica que, en la fase aguda, podría conducir a consecuencias realmente desagradables para tu amado felino. Por supuesto que se recomienda contactar a un veterinario que someterá al gato a una serie de pruebas para un diagnóstico preciso. Pero cuando llega un ataque epiléptico, ¿qué podemos hacer para ayudar a nuestro gato? A continuación, presentamos una serie de consejos útiles para limitar el daño físico al animal.

Epilepsia en gatos: que es

Aunque los casos de epilepsia en perros suelen ser frecuentes, los gatos también pueden padecer esta particular afección neurológica. Vulgarmente es posible definirlo como una especie de apagón cerebral, en el que se detiene, y la duración de este ‘apagado’ es variable. Hay que tener cuidado de distinguir la epilepsia de las convulsiones, ya que una serie de convulsiones no siempre están relacionadas con la epilepsia. Otros tambien enfermedades intracraneales estas crisis pueden estar entre los síntomas principales.

Epilepsia idiopática y epilepsia adquirida

Si en la base de la epilepsia hay una problema genético del cerebro y por tanto hereditario, se habla de epilepsia primaria o idiopática. Si bien si nuestro gato ha sufrido un trauma en la cabeza y el cerebro, entonces es posible que las secuelas del evento también incluyan ataques epilépticos. Pero veamos en detalle los dos tipos diferentes de ataques epilépticos.

Epilepsia idiopática

En primer lugar, hay un hecho tranquilizador: es bastante raro en gatos, aunque desafortunadamente ocurre con mayor frecuencia en perros. Su causa es a menudo vinculado a encefalitis y tumores, pero la mayoría de las veces tendemos a dar la causa a la genética cuando no hay traumas que puedan justificar los ataques epilépticos del felino.

Epilepsia adquirida

Si nuestro gato ha sufrido un accidente y ha informado de importancia trauma en el cerebro, o fue víctima de envenenamiento o intoxicación (en este caso conviene hablar de un ataque epiléptico reactivo), de un daño al sistema metabólico o vascular, la epilepsia es una consecuencia directa de uno de los factores anteriores. Desafortunadamente, no hay edades más «en riesgo» que otras y un factor igualmente irrelevante es el sexo del animal. Tanto en mujeres como en hombres, cachorros o en adultos o ancianos, un mal funcionamiento de las neuronas puede provocar descargas eléctricas. Además, no debemos buscar la causa entre los hechos recientes: incluso un accidente ocurrido hace algún tiempo puede provocar este ataque.

LEA TAMBIÉN: Enfermedad cardíaca en gatos: síntomas, causas y tratamientos para problemas cardíacos

Los síntomas de la epilepsia felina

Los signos reconocibles de un ataque epiléptico normalmente se asemejan a los que afectan al perro: pérdida del conocimiento, sensación de pérdida, desequilibrio, secreciones de la boca y zona genital (orina y heces), además los músculos evidentemente están más tensos y rígido. Todos estos signos se dividen en cuatro fases:

fase prodromica,

fase aurea,

fase ictale,

fase post-icto.

Las etapas de la epilepsia en los gatos.

Las fases iniciales antes mencionadas, la prodrómica y la aurea, son difíciles de reconocer ya que duran unas horas y días enteros, y además los síntomas felinos en estas fases siguen siendo demasiado ‘genéricos’: cambio de carácter, ansiedad, agresión, temporal de ceguera, agotamiento y búsqueda compulsiva de la presencia del maestro. En la tercera y cuarta fase, la ictal y la posictal, los síntomas se manifiestan en toda su violencia. En la etapa final, en particular, los síntomas desaparecieron pero dejaron uno atrás. condición de desorientación y fatiga, como si el gato todavía estuviera muy probado por la crisis que acaba de terminar.

Otros síntomas no epilépticos

A menudo puede cometer fácilmente el error de confundir los comportamientos de los gatos y asociarlos con algunas formas de epilepsia. Pero en realidad algunas actitudes, como la agresión, perseguir la cola, perseguir presas imaginarias u otros síntomas obsesivo-compulsivos tienen poco que ver con esta afección neurológica. Sin embargo, el veterinario podrá adoptar un fármaco antiepiléptico que se administrará para tratar a los gatos que padecen epilepsia, el Fenobarbital.

Medicamentos antiepilépticos

Antes de enumerar los principales remedios farmacéuticos para el problema epiléptico del gato es fundamental aclarar que en ningún caso el propietario debe reemplazar al veterinario. De hecho, el experto es el único habilitado para prescribir medicamentos y podrá orientarnos sobre el uso y frecuencia de la administración paulatina de los mismos.

Fenobarbital

Diazepam

Bromuro de potasio

Remedios homeopáticos, como las flores de Bach

Qué hacer cuando el gato tiene una convulsión.

gato con convulsiones
Si el gato tiene un ataque epiléptico: pongámoslo sobre mantas y almohadas

Aunque pueda parecer un consejo trivial, lo primero que debe hacer el maestro es mantenga la calma: el gato sentiría nuestro estado de agitación y esto ciertamente no lo calmaría. Además, la ansiedad nos impide estar lúcidos y afrontar mejor la situación de emergencia. Aparte de este detalle fundamental, aquí está qué más puede hacer el humano durante los ataques epilépticos de su amado felino.

No pongas tu mano en su cara: los propietarios tienden, a sus expensas, a sacar la lengua del gato para evitar que se ahogue y ahogue. Sin embargo, esta solución suele ser contraproducente para el propietario, que podría lastimarse fácilmente y sacar su mano sangrante sin haber resuelto nada.

Limita el daño: o deja que el gato se acueste o ponerlo debajo del cuerpo y debajo de la cabeza del mantas o almohadas. Cualquier cosa que pueda amortiguar los golpes violentos que implican las convulsiones es útil para este propósito. De hecho, más graves que las propias convulsiones son las consecuencias físicas que podría sufrir el gato si golpea violentamente su cabeza o extremidades contra el suelo o la pared.

Prepara el medio ambiente: una habitación con poca luz y posiblemente lejos de los ruidos de la casa y de la calle, ayuda al gato a calmarse durante su ataque epiléptico.

Acariciarlo: este consejo no siempre es válido ya que depende del estado de agitación del gato y si notamos que le agrada y no le estresa más. Por supuesto evitamos la zona del hocico ya que durante la crisis el gato podría morderse la mano.

Llamar al veterinario: si la crisis no muestra signos de disminuir ni de terminar, es recomendable llevar al gato al veterinario o al guardia médico veterinario más cercano para que lo sede. Si, por el contrario, el episodio epiléptico ha terminado, es conveniente informar al experto por teléfono y concertar una cita para una visita. El veterinario nos asesorará sobre cómo proceder, qué pruebas prepararnos para el diagnóstico y posiblemente prescribir medicamentos antiepilépticos como los mencionados anteriormente.

También te puede interesar: Si tu perro tiene epilepsia: desencadenantes, síntomas y remedios efectivos

FC

Amoreaquattrozampe ha sido seleccionado por el nuevo servicio de Google News, si quieres estar siempre actualizado por nuestras novedades SÍGUENOS AQUÍ


Que hago si mi perro comió un hueso de pollo
Como saber si la tortuga está muerta o hibernando
El gato tiene la cara hinchada las posibles causas y como tratarla
Color de ojos de perro definitivo todas las variedades desde el nacimiento hasta la edad adulta
Puede el perro comer polenta aquí tienes todo lo que necesitas saber
Testículos negros en perros como sucede y cuando preocuparse
El perro come moscas por que lo hace y cuando preocuparse
Cola rota de perro como reconocer y tratar fracturas y lesiones
Pisar caca de perro trae buena suerte porque lo decimos
Gato atigrado gris todo lo que necesitas saber antes de adoptarlo
Diente roto en gatos causas y remedios de la fractura dental felina
Pueden los perros comer papas fritas
Por qué el gato se esconde debajo de las sabanas las diversas razones
Hocico hinchado en el perro causas y cuidados
El perro se comió las hormigas eso es lo que pasa
Comer cucarachas es peligroso para el gato todo lo que necesitas saber
Pueden los gatos comer papaya estos son los beneficios de la fruta para nuestro gato
El perro comió uvas que hacer y cómo evitar el envenenamiento
El perro castañetea los dientes por que lo hace y que se debe hacer causas y consejos útiles
El gato se muerde las unas porque lo hace y como detenerlo
Que hago si mi perro comió un hueso de pollo
Pastor belga Malinois razas de perros grandes
El perro omnívoro o carnívoro
Pene de gato características anatomía y enfermedades
Razas de perro que no sueltan pelo
Obstrucción perro hueso de pollo
¿Es malo que los perros coman huesos de pollo?
Pointer razas de perros medianos
Yorkshire terrier razas de perros miniatura
Cuantos ojos tienen las arañas
American bulldog razas de perros grandes
Testículos inflamados en el perro causas y tratamiento
Bichón frise razas de perros miniatura
Sangre del ano del perro principales causas
Parvovirosis en el perro remedios caseros
Horario ideal de comidas
Metronidazol a perro dosis uso y efectos secundarios
Pueden los perros comer maíz que saber sobre esta comida
Pueden los perros comer lechuga
Hígado de pollo para perros recetas para perros anémicos
Tipos de escarabajos imágenes y nombres