El gato no maúlla: por que y cuando preocuparse por su salud


¿No maúlla el gato? Puede haber varias razones y algunas se relacionan con la salud. Es importante comprender las causas para poder intervenir de inmediato.

El gato no maúlla

El gato no maúlla: posibles causas y remedios (Foto Pixabay)

¿Nuestro gato ha decidido guardar silencio y no emitir el clásico maullido? Puede suceder y muchas veces es un problema muy serio, también porque no se dice que lo haga a propósito o por despecho, ¡de hecho! Así que veamos cuáles son las posibles causas de por qué el gato no maúlla y qué hacer para ayudarlo a resolver su problema y escucharlo maullar como todos sus compañeros.

Usted también podría estar interesado en: ¿El gato maúlla fuerte? La ciencia explica si es algo bueno o malo

El maullido del gato: lo que significa y lo que significa

gatito
Micio (Foto de Pixabay)

Sin duda es el verso característico con el que se identifican los gatos, que tiene diferentes significados: proclamas de amor, invitación a copular pero también desafío. Por supuesto que es fundamental entender el contexto en el que maúlla el gato: con un poco de experiencia no será difícil entender cuándo está a punto de atacar a uno similar y cuándo en cambio nos está saludando después de no habernos visto en todo un día. Los diversos significados del maullido se pueden resumir en los siguientes puntos.

  • Solicitud de comida: prestamos atención, sin embargo, a que no siempre es así, o más bien podría tratarse de un ‘truco’ que utiliza el gato para pedirnos comida. Pero no siempre debemos ceder, de lo contrario su salud podría verse seriamente amenazada (lea aquí: Obesidad en gatos: los riesgos, causas y síntomas que no deben subestimarse).
  • Es su saludo: si viene a recibirnos después de varias horas de nuestra ausencia, es probable que quiera darnos la ‘bienvenida’. Incluso un bostezo puede tener el mismo significado, pero ambos maullidos deben ir acompañados de otros gestos, como frotarnos las piernas por ejemplo (lee aquí: El gato se frota contra la pierna: por eso lo hace).
  • Se siente incomodo: tanto cuando tiene miedo como cuando le molesta la presencia de alguien, de un ruido o similar, el gato puede maullar.
  • Es malo: el gato también puede tener un problema de salud y así lo expresa. Además, algunas enfermedades pueden provocar hambre o sed en el gato, que expresa estas necesidades maullando.
  • Quiere cazar: el gato es un depredador, lo tiene en su ADN para que pueda emitir esta ‘necesidad’ así.

El gato no maúlla: todas las posibles causas y cuando preocuparse

El gato no maúlla
El gato no maúlla: causas de salud y no (Foto Pixabay)

Pero, ¿cuándo deja de maullar el gato? No es necesariamente el caso de que deba estar enfermo, pero tampoco está necesariamente excluido. Veamos cuáles son todas las posibles causas.

  • Trastorno sicologico: si el gato no se siente cómodo en el contexto en el que vive, incluso puede dejar de emitir sonidos. Una mudanza, una visita al veterinario (que a casi nadie le gusta), un viaje en coche pero también la soledad y otros, pueden empujar al gato a callar. O el gato puede tener miedo de alguien o algo que lo aterrorice, tal vez incluso un objeto (lea aquí: El gato le tiene miedo a las tijeras: por qué y cómo ayudarlo).
  • Ligero pero hay: hay algunas razas de gatos que maúllan poco o casi imperceptiblemente (como el Habana y el bengalí).
  • Raucedine: Junto con otros problemas respiratorios, como la laringitis en gatos, puede provocar una ‘pérdida de la voz’ o en este caso un maullido. Si hay una infección en curso (por ejemplo: rinotraqueítis felina y calicivirus felino), el gato no podrá emitir ningún sonido pero su cuerpo también debería dar otras señales, como lagrimeo excesivo, letargo, temperatura alta, etc.
  • Parálisis de la laringe: Si el gato tose con frecuencia (lea aquí: El gato tiene tos: causas, diagnóstico y tratamiento) y tiene dificultad para tragar, puede que empiece a no comer y, por tanto, se debilite, todo por daño en la laringe.
  • Hipertiroidismo: esta podría ser la base de la ronquera y la pérdida del apetito. Si sospechamos que hay una glándula tiroides hiperactiva, le pedimos consejo a nuestro veterinario de confianza.
  • Bronquitis en gatos: esta enfermedad que afecta a los bronquios, provoca falta de oxígeno e inflamación de la tráquea. Los síntomas y causas ya se han comentado en: Bronquitis en gatos: síntomas y remedios.
  • Tumores o pulpos: lamentablemente también malformaciones cancerosas o no en la garganta y en las cuerdas vocales pueden tener como consecuencia directa no poder emitir el maullido.

Si el gato deja de maullar y, sobre todo si deja de maullar gradualmente, es absolutamente necesario buscar el consejo de un experto y someter al felino a diversos controles y pruebas, recomendados por el mismo veterinario.

También te puede interesar: El gato maúlla de noche: por qué lo hace y cuándo debemos preocuparnos

… ¿Y si es solo pereza?

gatito entre las flores
Gatito entre las flores (Foto Pixabay)

Quizás si el gato ya no maúlla, solo necesita ser estimulado, porque es demasiado vago. Estamos en su compañía todo lo posible y hablamos con él, estimulándolo a responder a nuestros impulsos. Hacemos una pausa para guardar silencio y permitirle responder a su manera. Mírelo a los ojos, pero tenga cuidado de no provocarlo ni hacerle interpretarlo como un desafío: ¡es solo una invitación a hablar!

Si estamos seguros de que el gato no tiene ningún problema de salud, no lo obliguemos a maullar demasiado. Probablemente sea solo un gato solitario que no quiere hablar demasiado: respetamos su forma de ser.

Francesca Ciardiello