El gato bebe café: ¿cuáles son los efectos de la cafeína y todos los riesgos?


Una buena taza de café puede ayudarte a recuperar el equilibrio, pero ¿y si es el gato el que toma el café? Veamos todos los efectos y riesgos de la cafeína en nuestro felino doméstico.

El gato bebe cafe

(Foto de Adobe Stock)

Es fácil encontrar a alguien que tenga pasión por el café, pero en realidad no es tan extraño encontrar ‘compañeros de bebida’ incluso entre nuestros fieles amigos felinos. Sí, porque a todo el mundo le gusta el café, ¡con su olor y aroma! ¡Pero desafortunadamente no tiene el mismo efecto en todos! Es bueno conocer los efectos de la cafeína en tu gato antes de dejarlo solo con una taza de café al alcance de la mano. Todos los riesgos y remedios para un gato tomando café y también lo prueba.

Gato en la mesa: riesgos a evitar

de contenido

semillas de cafe gato
(Foto Pixabay)

¿Cuántas veces hemos encontrado las patas de nuestro gato en la mesa del comedor? Es completamente normal que el felino doméstico quiera experimentar y probar los alimentos que consume su dueño. Pero si darle un trozo de comida parece inocente, en realidad podría conducir a malos y peligrosos hábitos.

Aunque estemos tomando té o café, el gato puede volverse curioso y saltar sobre la mesa: no es solo una cuestión de codicia, sino también de simple curiosidad. Tanto el gato como el perro utilizan el sentido del gusto para descubrir el mundo y ‘pruébalo’. Y no creemos que una vez que el gato haya terminado de comer, esté lleno. A veces, prueba y come de nuestros platos, aunque solo sea por gula o simplemente para saber cuál es el sabor de ese plato.

Pero darle nuestra comida al gato es riesgoso para su salud ya que el gato no tiene el mismo metabolismo que su amo y por tanto corre el riesgo de no digerir bien lo que tiene delante, sin mencionar que algunos alimentos pueden ser tóxicos y hacerle correr el riesgo. de envenenamiento.

El gato bebe café: los efectos de la cafeína en nuestros animales

No se trata solo del café, sino de todas las bebidas (y alimentos) que contienen cafeína. Estamos hablando de: té, coca cola, refresco. Pero, ¿cuál es el efecto de la cafeína (o teína) en nuestros amigos domésticos?

No es una sustancia adecuada para su cuerpo y, si se toma con frecuencia o en grandes cantidades, también es difícil de metabolizar para su cuerpo. Las consecuencias podrían ser devastadoras para ella. sistemas respiratorio y cardiaco: podría inhibir la respiración adecuada y causar taquicardia.

En general, estos dos elementos inducen a los animales a un estado de profunda agitación y nerviosismo: el corazón acelera sus latidos y la respiración se vuelve dificultosa. La concentración de cafeína en el cuerpo podría tener efecto tóxico sobre ella, aunque no solo afecta mucho la cantidad de bebida ingerida sino también el tonelaje del animal que la consume. Es importante notar los primeros síntomas de intoxicación en el gato y llevarlo a su médico.

Si el gato ha tomado cafeína: síntomas a reconocer

El gato bebe cafe
(Foto Pixabay)

¿Sospechamos que el gato ha consumido un poco de café pero no estamos seguros? Hay una forma de entender esto: observe al gato y vea si algo anda mal. Los signos más ‘llamativos’ deberían aparecer dentro de media hora o una hora.

Desafortunadamente, la ingesta de café por parte del gato puede ser devastadora y causar:

  • temblor en el gato,
  • nerviosismo,
  • agitación,
  • vómitos en gatos,
  • convulsiones

Si podemos sentir sus latidos cardíacos acelerados, debemos correr al veterinario o al servicio de urgencias más cercano: es importante notarlo inmediatamente para evitar estos síntomas que conducen a la muerte. Pasadas las primeras 6 o 12 horas, las señales también podrían remitir por sí solas: pero siempre es mejor someterlo a una visita al médico de confianza para evitar incluso los peligros.

El gato toma café: que hacer y que remedios adoptar

Coño junto a una taza de café
(Foto Pixabay)

Si por problemas logísticos o de otro tipo no es posible llevar al gato al veterinario de inmediato, es importante asegurarse de que el cuerpo del gato excrete la cafeína ingerida.

No se recomienda inducir el vómito en el gato si no somos expertos: es mejor confiar nuestro querido felino a las manos expertas del médico, quien luego podrá hidratarlo con un goteo intravenoso. Será el propio veterinario quien comprenderá la condición cardíaca del gato y posiblemente le haga tomar medicamentos que puedan calmarlo o controlar cualquier convulsión.

También te puede interesar: El gato se comió un ratón: señales para recoger y qué hacer

Francesca Ciardiello