El entrenamiento de los perros antidrogas

El entrenamiento de los perros antidrogas

Vea las fichas de los perros

Los perros tienen un un olor prodigiosoya que tienen entre 200 y 300 millones de receptores olfativos. Es considerablemente superior al sentido del olfato del ser humano, que es de unos 5 millones. Además, se ha demostrado que los perros son capaces de detectar el cáncer en humanos[1]así como los huevos de polilla[2] o explosivos[3].

Por lo tanto, no es sorprendente que cada vez más profesionales y empresas decidan tener un equipo de perros para la detección de sustancias olorosas, ya sean policía o compañías de seguridad. Pero ¿alguna vez te has preguntado ¿Cómo se entrenan los perros antidrogas?

Hay muchos mitos en torno a este tipo de entrenamiento, sin embargo, en AnimalPedia te invitamos a conocer la realidad y averiguar cómo se entrenan los perros antidrogas. ¡No te lo pierdas!

Resumen
  1. Los perros drogadictos usan principalmente su sentido del olfato…
  2. ¿Qué drogas detectan los perros drogadictos?
  3. El entrenamiento de los perros antidrogas
  4. ¿Son los perros drogadictos?

Los perros drogadictos usan principalmente su sentido del olfato…

L’entrenamiento de perros es una calificación profesional en la que encontramos diferentes niveles. En el nivel tres encontramos el módulo de formación dedicado exclusivamente a la investigación y detección de sustancias olfativas con perros.

Los perros detectores de sustancias olorosas son aquellos que han sido entrenados por profesionales cualificados para este fin y, dependiendo de su formación, pueden dedicarse a la investigación de explosivos, tabaco, narcóticos, animales exóticos… Son capaces de detectar prácticamente cualquier sustancia.

Es importante señalar que aunque la figura del pastor alemán o del pastor belga Malinois se ha hecho popular, cualquier perro puede ser un excelente detector de sustancias, incluso de una raza pequeña o mixta. Si bien es cierto que algunos perros tienen un mejor sentido del olfato que otros, lo importante es que el perro tiene un temperamento y una predisposición para este tipo de trabajo.

Asimismo, aunque muchos perros pueden hacer bien este trabajo, los perros policía que detectan drogas comienzan con un entrenamiento integral que puede durar meses, luego pasan por pruebas complementarias que aseguran su bienestar emocional, su capacidad física y realizan las pruebas de detección correctamente.

Entrenamiento de perros antidrogas - Los perros antidrogas usan principalmente su sentido del olfato

¿Qué drogas detectan los perros drogadictos?

En general, los perros de la policía de narcóticos son capaces de identificar cualquier tipo de droga comúncomo la heroína, la marihuana, la cocaína, el LSD o la metanfetamina. Además, su increíble sentido del olfato les permite indicar los restos de las drogas hasta 48 horas después de su uso, para los restos que puedan quedar en el tejido, además de poder hacerlo a una distancia razonable.

El entrenamiento de los perros antidrogas

Antes de comenzar la búsqueda y detección de sustancias olorosas, los perros detectores de drogas son entrenados en elobediencia básicaesencial para la buena comunicación entre el guía y el perro, así como para que aprendan a “informar” sobre las drogas. Normalmente, los perros “señalan” la presencia de drogas sentándose, ladrando o rascándose en el suelo. Esta primera fase termina cuando las órdenes de obediencia están completamente establecidas.

Cada vez que el perro realiza la acción deseada por el guía, se utiliza un refuerzo positivo para que el perro asocie que cuando realiza un determinado comportamiento, recibe una recompensa. Típicamente, se usan juguetes o pelotas de goma. La elección dependerá de las preferencias de su perro.

Después, el entrenador profesional le enseña al perro a identificar el “pseudonárquicos“, que son esencialmente copias sintéticas de las sustancias olorosas que el perro debe aprender a identificar y marcar. Estos pseudonárquicos se esconden dentro de cajas o contenedores para que el perro no tenga acceso a ellos, siguiendo una técnica conocida como el método “Jalom”. Mientras tanto, se sigue utilizando el refuerzo positivo para que cuando el perro detecte la sustancia, la señale como una de las señales previamente establecidas.

La motivación del guía, la estructura de los ejercicios y la ausencia de frustración en el perro son pilares fundamentales para que todo el proceso se lleve a cabo correctamente y el perro no confunda los ejercicios a realizar.

El entrenamiento de los perros antidrogas - El entrenamiento de los perros antidrogas

¿Son los perros drogadictos?

Ahora que sabes un poco más acerca de cómo funciona el entrenamiento de perros de la policía antidroga, sabrás que este mito tan extendido es totalmente falso. El perro nunca toma drogas y nunca las traga.así que los perros que detectan las drogas no son de ninguna manera adictos. La motivación de conducir y la expectativa de recibir refuerzos es lo que hace que el perro esté tan predispuesto a localizar y señalar la droga oculta, tanto en un campo de trabajo como en la vida real.

Si desea leer otros artículos similares a El entrenamiento de los perros antidrogas…le recomendamos que visite nuestra categoría de Educación Avanzada.

Fuentes
  1. Gordon Robert T. Schatz Carole Beck Myers Lawrence J. , Kosty Michael , Gonczy Constance Kroener Joan , Tran Michael , Kurtzhals Pamela , Heath Susan , Koziol James A. Arthur Nan Gabriel Madeline Hemping Judy Hemping Gordon Nesbitt Sally Tucker-Clark Lydia Zaayer Jennifer – El uso de caninos en la detección de cánceres humanos – Journal of Alternative and Complementary Medicine VOLUMEN 14 TEMA 1 ENE 2008
  2. William E. Wallner Thomas L. Ellis – Detección olfativa de feromonas de polilla gitana y masas de huevos por caninos domésticos – Entomología Ambiental, Volumen 5, Edición 1, 1 de febrero de 1976, Páginas 183-186 Febrero 1976
  3. Marc Williams; J.M. Johnston; Matt Chicory; E. Paletz; L. Paul Waggoner; Cindy C. Edge; Susan F. Hallowell – Firmas de detección de olores caninos para explosivos – Proceedings Volume 3575, Enforcement and Security Technologies; (1998); doi: 10.1117/12.334998
  4. BOE-A-2011-14249