El elefante rescatado volviendo a la libertad


noi nah1

Respeto y amor por elefantes se deriva de la conciencia de que estos animales son explotados y abusados ‚Äč‚Äčpara satisfacer las necesidades humanas. Aqu√≠ entonces es que en los pa√≠ses donde hay presencia de paquidermos se han creado dioses santuarios para recuperar los ejemplares que han sufrido a√Īos de abusos y violencia de todo tipo. Entre estos lugares se encuentra el Elephant Nature Park en el norte de Tailandia, donde hay numerosos casos de elefantes rescatados.

El refugio recuper√≥ recientemente una elefante hembra llamada Noi Nah que ha vivido toda su vida atado a una cadena. El paquidermo se hab√≠a convertido agresivo mi inmanejable y si no hubiera sido por los voluntarios del centro que tomaron en serio al animal, redimi√©ndolo para sus due√Īos, nadie sabe qu√© le pas√≥. A finales de junio Noi Nah ella lleg√≥ a la reserva y los voluntarios dijeron que el animal “era viejo y d√©bil, enojado y agresivo, pero cuando se dio cuenta de que pod√≠a caminar sin las cadenas, comenz√≥ a correr por el c√©sped y seguir a su nuevo cuidador”.

El cuidador le dio tiempo al animal para que se diera cuenta de que no tenía nada más que temer. El elefante, a los pocos días, empezó a cambiar de carácter y a ser más gentil. Tres semanas después, Noi Nah nunca abandona a su guardián, sintiendo ese sentimiento de afecto y amor que siempre le ha sido negado, ganando poco a poco la confianza de que ya no tendrá que temer nada de los humanos.

Noi Nah ahora disfruta de su libertad ganada y la de ella. camino de rehabilitaci√≥n contin√ļa: le encanta correr y ba√Īarse, como se desprende de las actualizaciones fotogr√°ficas publicadas en el sitio del centro de recuperaci√≥n, sobre las condiciones del animal.