Disnea en perros: cuando Fido no respira bien


Disnea en perros: cuando Fido no respira bien, es necesario intervenir con prontitud. Aquí están las causas, síntomas y remedios de la patología.

Disnea en perros (Foto Adobe Stock)

Disnea en perros (Foto Adobe Stock)

La dificultad para respirar puede ocurrir en perros como posible consecuencia de varias causas. Esta es una situación de emergencia que no deja mucho tiempo para actuar. También por esta razón, es bueno informarse con anticipación sobre cuáles pueden ser las causas de disnea en perros, como los síntomas y el tratamiento terapéutico más adecuado.

También te puede interesar: Nocardiosis en perros: causa, síntomas y tratamiento

Causas de la disnea en perros

cáncer de pulmón de perro
El cáncer de pulmón es una de las posibles causas de disnea en perros (Foto Adobe Stock)

La disnea es la alteración relacionada con el acto de respirar. La dificultad para respirar es completamente normal si es el resultado de determinadas acciones (piense en aquellos que acaban de terminar de hacer deporte o en cualquier caso una actividad intensa); se convierte en un estado patológico y un síntoma evidente de algo malo si ocurre en situaciones no ordinarias.

La enfermedad también puede afectar a nuestros amigos de cuatro patas. La disnea en perros puede variar porque:

  • Insuficiencia u otra enfermedad cardíaca: es posible que el sistema circulatorio del perro no pueda bombear suficiente sangre a los tejidos y músculos del cuerpo;
  • Tumor: incluso una neoplasia puede ser responsable de la disnea del perro; estamos hablando de cáncer de pulmón canino o tumores cuya masa presiona el tracto respiratorio;
  • Infecciones y otras enfermedades pulmonares.;
  • Acumulación de líquidos: puede producirse una acumulación anormal de líquido en los pulmones (edema pulmonar), en la cavidad torácica (Derrame pleural), sin olvidar posibles hemorragias;
  • Obstrucción de la vía aerea.

Yo sintomi

el perro respira con dificultad
A veces, la disnea ocurre durante o inmediatamente después de realizar un esfuerzo físico, que para Fido podría ser caminar (Foto Flickr)

Los síntomas son evidentes y fácilmente atribuibles a disnea o, en todo caso, a un problema de las vías respiratorias. El perro no respira bien, le falta el aliento. El trastorno puede surgir de forma repentina, a menudo cuando el perro hace un esfuerzo físico, además de manifestarse de forma gradual.

En este último caso, los síntomas clásicos pueden ir acompañados de otros signos, como pérdida de peso y mayor dificultad, si no imposibilidad, para realizar actividad física.

También te puede interesar: Apnea del sueño en perros: qué hacer al respecto

Cuales son los remedios

veterinario
La aparición de la disnea suele darse como una emergencia real: el perro tiene dificultades para respirar y es necesario intervenir con prontitud, contactando con su veterinario de confianza (Foto Adobe Stock)

Si el disnea en perros, debe comunicarse con su veterinario inmediatamente. La aparición del problema, como se mencionó, puede ser repentina; Es muy importante mantener el control sin entrar en pánico, observando el comportamiento del perro para poder reportar información útil al veterinario.

Lo más probable es que sea necesario estabilizar al animal, proporcionándole el oxígeno necesario; Una vez realizada esta operación, será posible realizar los exámenes necesarios para comprender la causa de la que se origina la patología.

Por otro lado el tratamiento terapéutico será diferente, dependiendo del problema que dio lugar a la disnea. Como se ha comentado, la dificultad para respirar del perro podría incluso deberse a un cáncer de pulmón, o en todo caso a masas tumorales que presionan el tracto respiratorio, oa inflamaciones como la neumonía; en este caso, una vez estabilizado el perro y realizado el diagnóstico, se iniciará la terapia más adecuada a la patología identificada.

Además de la terapia indicada, lo más probable es que sea necesario revisar la dieta: la dieta del perro enfermo será diferente en función de la patología encontrada. Los tiempos de recuperación también deben considerarse en relación con la enfermedad; en cualquier caso, puede ser necesario un período de hospitalización.

Antonio Scaramozza