Cómo lidiar con un gato con Fiv


GATOS DE CARRETERA

Entre las enfermedades más graves de nuestros gatos domésticos se encuentra la FIV, también llamado SIDA felino. Es un virus que solo puede transmitirse a través de la sangre, incluidas las relaciones sexuales o las lesiones, y que conduce a un fenómeno de inmunosupresión que afecta el cuerpo del animal.

La patología es causado por un retrovirus de la misma familia humana del VIH que ataques el sistema inmunitario, destruyendo las defensas del animal que, en consecuencia, se vuelve más frágil y propenso a contraer diversas enfermedades o infecciones. Obviamente, es útil recordar que la FIV no se puede transmitir a los humanos de ninguna manera. Un gato con Fiv puede seguir viviendo en paz, pero deberá ser mejor controlado, vacunado con regularidad y protegido de cualquier enfermedad o infección que pueda ser fatal para él.

DIAGNÓSTICO- Para poder diagnosticar Fiv en el gato hay numerosos exámenes que se llevan a cabo con un retirada del sangre, entre las cuales la más común que se llama SNAP TEST que consiste en tomar unas gotas que se colocan en un palillo y los resultados están disponibles en unos diez minutos. En otros casos, los resultados de las pruebas de laboratorio se pueden verificar a lo largo del día. Los resultados difícilmente son falsos pero en caso de dudas sobre la negatividad, se puede considerar un período de ventana de incubación para el cual el examen puede repetirse después de 6 meses.

SÍNTOMAS Los síntomas más comunes son: le infecciones respiratorias y de tracto urinario, dermatiti acute, gingivitis, estomatitis, agrandamiento Dioses ganglios linfáticos, apatía mi falta de apetito, con pérdida de peso relativa. También podría haber efectos como letargo y disentería, pero también resistencia de la enfermedad a los antibióticos.

CURA- No Existen cura para la FIV, aunque recientemente se ha comprobado que lainterferón ayuda al animal infectado a permanecer más saludo. El gato con la FIV debe ser seguido y obligado a vivir en un Ambiente limpio para evitar que contraiga enfermedades. El medio ambiente tambien no estresante contribuye a sus condiciones. Para mantener bajo control el curso de la FIV, se sugieren controles frecuentes al veterinario.
En caso de que el gato afectado por Fiv se encuentre en un entorno con otros gatos es correcto ser mas prudente y échale un ojo. El intercambio de saliva, rasguños y fluidos contribuye a la infección, al igual que la fase de apareamiento. En cualquier caso, compartir un cuenco no es suficiente para propagar el virus.
El gato debe ser vacunado cada año e protegido da posibles infecciones como esos respiratorio, urinario los gengivali que debe tratarse inmediatamente. Entre las precauciones, la esterilización del animal, para evitar que el animal dormir afuera en el frio y uno alimentación regular.