Coloración del cabello en gatos: tipos de pelaje y explicación científica

¿Cuáles son los posibles tipos de coloración del cabello en los gatos? Todo tipo de manto con relativa explicación científica.

tinte de pelo de gato
(Foto Pixabay)

¿Cómo es que las diferentes razas de gato ¿Tienen un abrigo de varios colores?
Hay varios tipos y todos diferentes entre sí y también cambian de hombre a mujer.
¿Y por qué algunos gatos solo tienen patas, colas, cabezas y orejas de colores?
Veamos cómo, en función del parámetro considerado, es posible resumir los distintos tipos de pelaje en gatos dando también una explicación científica.

La primera protección frente a agentes externos así como frente al ataque de otros animales es para el gato su propio pelaje. Actúa como un escudo contra las adversidades del entorno en el que vive y es esta capacidad de mimetizarse con la necesidad lo que le ha permitido sobrevivir a lo largo de los años.

Clasificación del abrigo

Independientemente de la raza, el pelaje se puede clasificar según el aspecto cromático y su diseño.

La coloración del pelo en el gato es la manifestación visual (fenotipo) del mensaje sobre los distintos colores que llevan los genes (genotipo).

Dependiendo del largo del cabello tendrás la caracterización de uno raza:
– gato de pelo corto;
– gato de pelo semi-largo;
– gato de pelo largo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR >>> Por qué un gato calicó es casi siempre hembra: genética y colores de pelaje

A partir de la interacción entre la luz y los pigmentos, compuestos químicos particulares ubicados en la piel o el pelo de todos los mamíferos, tenemos la color: es producto de la melanogénesis, por lo que el pelaje puede adquirir un color uniforme, atigrado como era originalmente, así como varias tonalidades del mismo.

los genoma del gato está representado por 38 cromosomas, de los cuales dos cromosomas sexuales X e Y: la hembra tendrá, por tanto, XX y el macho XY, pero solo X tiene el locus para el gen del color.

Comúnmente el tinte de pelo sigue patrones bien definidos y repetibles, correlacionados con la relación entre eumelaninas y feomelaninas distribuidas en el manto. Los responsables de esta distribución son los genes presentes en los dos loci Agouti y Extention.

También es importante el locus Brown que, al ser trialélico (B, b, b1), codifica el negro, el chocolate y la canela; son las eumelaninas que, sobre la base de reacciones químicas, adquieren un color negro o marrón.

¿Podemos hablar de un abrigo en todos los gatos?

Colorear gato
(Foto de Pixabay)

Los gatos desnudos como la Esfinge son una excepción. En ellos no hablamos de un abrigo real sino solo de plumón fino y suave. Es el resultado de una mutación genética que se produjo de forma completamente natural.

Abrigo con pigmentación roja

El color rojo, llamado naranja, está controlado por los genes del locus naranja en el cromosoma X: dado que el macho solo tiene un cromosoma X, el gato puede ser rojo o no (donde solo se expresa el gen B y no el O).

Las hembras, por otro lado, tienen dos cromosomas X: el pelaje del gato puede ser rojo, no rojo o tendrá una parte roja y otra que tomará el color codificado por el gen B (es una forma heterocigótica que tiene áreas tanto eumelanicas como feomelanicas).

Cuando el diseño para colorear aparezca como un mosaico de pequeñas superficies rojas y negras una al lado de la otra, tendrá un pelaje con escamas de tortuga (gato Tortie).

Abrigo atigrado

Coloración del cabello en gatos
(Foto de Pixabay)

Es el color primordial de manto, en el que cada uno de los pelos se caracteriza por la alternancia de bandas claras y bandas oscuras (acumulación de mayores cantidades de eumelanina) para generar el llamado pelaje agutí y por tanto los gatos atigrados.
Ocurre que el gato no agutí tiene, por tanto, un pelo homogéneo sin bandas.

Tres posibles diseños:
– Ticked, un abrigo hecho enteramente de pelo agutí;
– Caballa, pelaje con líneas oscuras paralelas al correspondiente a la columna vertebral;
– Pelaje manchado con líneas oscuras irregulares.

Mutaciones en los loci y consecuentes coloraciones del pelaje.

Cuando se cambia el locus Albino (C), falla la síntesis de melaninas; la ausencia de pigmento en la piel y en los melanocitos genera el fenómeno del albinismo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR >>> Gato albino: características, problemas y cómo cuidarlo

Al ser un locus polialélico en el gato, habrá situaciones en las que el pelaje tendrá uno pigmentación ojos llenos, birmanos, siameses, azul albino, ojos albinos rosados ​​(hay ausencia total de pigmento y el rosa viene dado por la transpiración de los capilares bulbares).

La mutación siamesa, en particular, mantiene la coloración solo en las extremidades del cuerpo (cabeza, patas, orejas y cola) y adquiere una tonalidad peculiar que diferencia las zonas blancas del cuerpo de las más frías que quedan coloreadas.

Esto es porque es uno mutación termolábil, por lo que cuando el calor inactiva la enzima tirosinasa no habrá producción de melanina y por lo tanto no habrá color del pelaje en la base, menos en las puntas porque están más frías.

Un cruce entre birmanos y siameses conduce a Tonkinese.

Los abrigos en los que la base del cabello es más clara que el ápice tienen un color plateado y se clasifican según la extensión de la banda plateada:
– humo, en el que el plateado se extiende desde la base hasta la mitad del cabello;
– sombreado, en el que el plateado se extiende desde la base hasta 2/3 del cabello;
– concha, en la que el plateado se extiende hasta la punta.

Además, los gatos que exhiben un fenotipo La plata eumalanica se llama Chinchillà (en las variantes negra, azul o roja) mientras que los gatos con un fenotipo plateado feomelanico se llaman Cameo.

Como en los gatos plateados, también en los dorados el pelo está dividido en zonas; la banda basal del cabello es amarilla pero la banda clara está muy extendida por lo que falta la variante humo.

Si se expresara el alelo dominante del gen White, entonces el color blanco se determinaría en la piel despigmentada debido a la falta de melanocitos: es el gene que codifica el receptor de tirosinasa, la enzima responsable de la síntesis del pigmento.

Si la despigmentación afecta sólo a un ojo, el iris pigmentado es de color amarillo cobrizo y el gato tendría ojos desiguales, mientras que si afecta al oído interno se asocia a un problema de sordera.

Si la mutación afecta al gen en el locus bialélico Piebald Spot (S), un Talla del manto, en el que las manchas blancas se diferenciarán debido a la falta de migración de los melanoblastos en estas áreas.

Tendremos:
– Gato arlequín, con pigmentación presente solo en la cabeza, cola y extremidades;
– Gato bicolor, con 1/3 del pelaje blanco y 2/3 de color;
-Cat Van, en el que solo se colorea la cabeza y la cola;
Gato calicó, si el gen Piebald Spot actúa en gatos con pelaje rojo y negro;
– Gato enguantado, si el tamaño se extiende solo en la parte distal del miembro.

En los guantes, una particularidad es la de los gatos Ragdoll, en los que hay una distribución progresiva del blanco.

Entonces, de “lo que vemos”, el fenotipo, matemáticamente vuelve a genotipo, “Información genética que no vemos”, es una tarea difícil.

Es porque la mano del hombre, obligando a la naturaleza en los distintos cruces experimentales destinados a obtener razas seleccionadas, ha avalado el polimorfismo de las especies ya presas de una genética cambiante.