Cálculos renales en gatos: síntomas, tratamiento y prevención


El gato es un animal del desierto, predispuesto al desarrollo de cálculos renales. ¿Cómo se manifiestan, cuáles son los tratamientos y cómo evitarlos?

Cálculos renales en gatos

Cálculos renales en gatos (Foto Pixabay)

Existen enfermedades que pueden afectar tanto a los felinos como a los humanos. Este es precisamente el caso de cálculos renales, que también se manifiestan en la gato. Veamos juntos cómo identificarlos y tratarlos con prontitud, con un enfoque en la prevención para proteger la salud de nuestro amigo de cuatro patas.

También te puede interesar: Estruvita en gatos: que es, como reconocerla y prevenirla

¿Qué son los cálculos renales en los gatos?

También conocidos como urolitos, los cálculos renales en los gatos consisten en una acumulación de minerales dentro del tracto urinario. Como es comprensible, esta condición es muy molesta para el gato, especialmente en el momento de micción.

Dependiendo de la composición química de los minerales, es posible distinguir diferentes tipos de piedras. Entre los más comunes que ocurren en el felino se encuentran:

  • Cálculos de ácido úrico, también llamado urato, que consiste en la degradación de la purina, que es una molécula orgánica que puede ingerirse en cantidades excesivas a través de los alimentos;
  • Cálculos de estruvita, causado por magnesio;
  • Piedras de oxalato de calcio, compuestos de calcio y ácido oxálico, son particularmente difíciles de eliminar;
  • Piedras de cistina, suelen ocurrir cuando el gato tiene defectos congénitos del riñón.

¿Cuáles son los riesgos de tener cálculos renales en los gatos? Además de la aparición de infecciones del tracto urinarioSi no se tratan con prontitud, los urolitos pueden causar insuficiencia renal en gatos y la muerte en solo dos semanas.

Cuáles son las causas y cómo se manifiestan

gato enfermo
Los síntomas comunes de los cálculos renales en los gatos incluyen dolor al orinar y sangre en la orina (Adobe Stock Photo)

¿Qué causa los cálculos renales en los gatos? A veces, podría deberse a un problema congénito en el gato. En otros casos, sin embargo, la administración de medicamentos para el tratamiento de otras enfermedades ofuente de alimentación incorrecta y desequilibrado.

¿Cuáles son los síntomas de los cálculos renales en los gatos? Descubramos el manifestaciones más comunes de esta patología:

  • El animal hace poco pipí, pero muy a menudo;
  • El gato pasa mucho tiempo dentro de la caja de arena sin poder orinar;
  • Hay rastros de sangre en la orina del gato;
  • El gato se lame repetidamente las partes íntimas;
  • El animal experimenta dolor al orinar y puede expresarlo maullando y gimiendo.

Además de estos síntomas específicos, también pueden ocurrir comportamientos más genéricos, que indican malestar en el animal:

  • Estrés;
  • Debilidad;
  • El vomitó;
  • Falta de apetito.

También te puede interesar: ¿Por qué maúlla mi gato antes de ir al baño? Todas las posibles razones

Diagnostico y tratamiento

gato veterinario
Dependiendo del tipo de cálculos renales, el gato puede ser sometido a terapias especialmente dirigidas (Photo Adobe Stock)

¿Qué hacer en caso de urolitos en mi gato? Es necesario intervenir con prontitud, llevando al gato al veterinario. El profesional puede pedirle que recoja una muestra de pipí di Fuffi, para proceder con el análisis de orina.

Entre los otros exámenes y pruebas necesarios, hay uno visita completa y en profundidad del gato, durante el cual se palpa el abdomen del gato, para identificar la presencia de hinchazón y dolor.

Además, para verificar el tipo de cálculos de los que se ve afectado el animal, será necesario examinar una muestra mediante prueba de laboratorio. ¿Cómo se tratan los cálculos renales en los gatos? Según el tipo de urolitos y la gravedad de la situación, se pueden utilizar diferentes soluciones:

  • Cambio de poder, el gato deberá seguir una dieta especial, tomando pienso medicado;
  • Intervención quirúrgica: en el caso de los cálculos de oxalato, será necesario someter al animal a una operación para extraer los urolitos. Esta es una operación de rutina, que requiere un seguimiento posoperatorio para evitar recaídas;
  • Catéter, se puede utilizar para eliminar piedras de la vejiga, pero provoca muchas molestias al gato;
  • Medicamentos, se deben administrar antiinflamatorios y antibióticos por vía oral al gato para aliviar el dolor y combatir cualquier infección.

Además del tratamiento médico, es importante asegurarse de que el gato esté bebiendo agua dulce, que contribuirá a la disolución de los urolitos. La dosis recomendada varía entre 50 y 100 ml por 1 kg de peso del gato al día.

Cómo prevenir los cálculos renales en los gatos

bebidas para gatos
Agua siempre disponible, comida equilibrada y controles veterinarios: estos son los secretos para evitar cálculos renales en gatos (Foto Pixabay)

¿Qué hacer para prevenir la aparición de cálculos renales en gatos? Veamos todos los trucos para proteger la salud del gato.

  • Agua limpia siempre disponible: elemento fundamental para el bienestar de todos los seres vivos, procura que el gato obtenga lo suficiente, proporcionándolo siempre fresco y limpio.
  • Nutrición equilibrada: alterna el uso de piensos secos y húmedos, comprobando que contengan una cantidad reducida de sal.
  • Controles periódicos: monitoriza el estado de salud del gato, llevándolo al veterinario cada 6 meses y solicitando un análisis de orina.

Laura Bellucci