Balanopostitis en perros: causas, síntomas y tratamiento


La balanopostitis canina afecta una parte muy delicada del cuerpo del perro macho. Veamos cuáles son las causas, síntomas y tratamiento.

Balanopostitis en perros

(Foto de Adobe Stock)

El balanoposthita es una enfermedad que afecta principalmente a los perros machos que no están castrados, especialmente a los perros adultos que han sufrido traumas, como arañazos, mordeduras, heridas, infecciones. Se trata de inflamación del glande del pene (balanitis) e inflamación de la membrana mucosa del prepucio (prostitis).

Esta enfermedad, si no se diagnostica a tiempo, podría dar lugar a complicaciones que comprometerían la salud del perro. Muy a menudo esta patología se confunde con otras enfermedades que atacan la salud y la funcionalidad del pene del perro, por ejemplo: orquitis, brucelosis y otros problemas de próstata o incluso con tumores de próstata en perros.

Causas de la balanopostitis en perros

genitales de perro
(Foto de Adobe Stock)

La balanopostitis en perros es la inflamación del pene y el prepucio del perro.. Entre las causas responsables de esta inflamación tenemos:

  • la presencia de cuerpos extraños dentro del prepucio;
  • el lamido constante y compulsivo del pene por parte del propio perro;
  • infecciones bacterianas en perros (seudomonas aeruginosa, Streptococcus pyogenes, Klebsiella sp e Staphulococcus aureus);
  • tumores, virus del herpes canino, parafimosis y fimosis (estrechamiento de la abertura del prepucio).

Estas son las causas probables pero cabe destacar que en la mayoría de los casos, la bacteria responsable de la balanopostitis en los perros es Escherichia coli.

También te puede interesar: Resistencia a los antibióticos en perros: identificación de bacterias resistentes

Síntomas

invitados a orinar perro
(Foto iStock)

Yo sintomi La balanopostitis se limita a surgir solo en las proximidades del pene del animal y puede ser, según la lesión, leve o grave. A continuación se muestra un ejemplo de los diversos síntomas que puede ocurrir:

  • inflamación del pene o del prepucio;
  • infección del tracto urinario;
  • secreción de moco, pus y sangre;
  • llagas en el pene y el prepucio;
  • Incontinencia;
  • cálculos renales;
  • aumento de folículos;
  • testículos hinchados;
  • dificultad para orinar
  • parches escamosos siempre en la zona afectada.

La balanopostitis en perros no es una enfermedad letal pero si se descuida, puede generar condiciones de salud a nivel cuántico grave y degenerados, como:

  • falta de apetito;
  • fiebre en el perro;
  • dolor durante el coito;
  • absceso en el pene y prepucio;
  • necrosis tisular;
  • estenosis del pene.

Por este motivo, ante la presencia de los síntomas enumerados anteriormente, será necesario llevar al animal al veterinario lo antes posible.

También te puede interesar: Esterilizar a tu perro: por qué y cuáles son los riesgos de la cirugía

Diagnóstico y tratamiento de la balanopostitis en perros.

perro al veterinario
(Foto de Adobe Stock)

Para realizar un diagnóstico adecuado de una probable sospecha de balanopostitis en perros, el veterinario muy a menudo tendrá que recurrir a la sedación del animal para realizar una inspección y un examen minuciosos de toda la zona genital. Escaneará el área afectada en busca de posibles lesiones, tumores o cuerpos extraños.

El veterinario también podrá realizar la exámenes básicos, como hemograma con perfil bioquímico y análisis de orina. Si el perro sospechoso de tener la enfermedad tiene dificultad para orinar, el veterinario realizará una radiografía del pene para tratar de entender si realmente se trata de balanopostitis en el perro o si se trata de otras enfermedades.

Casi siempre los resultados son normales (salvo que el perro tenga una infección de la vejiga urinaria, prostática o sistémica) y será necesario recurrir al análisis citológico y bacteriano de las secreciones. En cuanto al tratamiento de la balanopostitis en perros, éste varía según el gravedad de la enfermedad.

En caso de problemas menores, es posible tratar al animal de forma constante y minuciosa. limpieza del prepucio e con la ayuda de un collar isabelino, para que el perro pueda evitar rascarse. En cuanto a los casos más graves, los tratamientos serán más prolongados y será fundamental la colaboración de algunos fármacos como los antibióticos, para administrar por vía oral, cremas antibióticas y en casos extremos incluso la esterilización del perro.

La balanopostitis canina es una enfermedad que se puede evitar haciendo prevención a través de una limpieza y acicalamiento exigentes y constantes pero no solo del pelo en general, sino que habita en particular en la zona genital del perro. Esto no significa que a pesar de la atención ejercida, el perro aún no pueda estar sujeto a este tipo de problemas.

También te puede interesar: Dermatitis atópica en perros: causas, síntomas y tratamiento

Raffaella Lauretta