Adoptar un boxeador: todas las razones y el perfil del dueño ideal

Adoptar un Boxer, todos los motivos que llevan a adoptar un perro de esta exuberante raza y cuál es el dueño ideal.

Boxer

(Foto de Adobe Stock)

Hay muchas razones para adoptar un perro y para cada raza hay una razón diferente.

En base a esta reflexión, en este sentido, te preguntas qué son las razones para adoptar un Boxer y quién es su dueño ideal? Descubrámoslo juntos en los siguientes párrafos.

Adoptar un boxeador: las razones

Boxer
(Foto de Adobe Stock)

El Boxer de hoy representa un perro dulce perfectamente mezclado con la civilización moderna. y ya no es un perro de pelea, todo gracias a los criadores alemanes.

De hecho, actualmente esta raza es sociable y dócil, un perro de compañía perfecto, sin embargo es capaz de defender a su amo, en cualquier circunstancia y en cualquier momento.

Precisamente por eso se describe al Boxer como un perro extremadamente equilibrado, cariñoso, siempre leal con el dueño y la familia.

Es por esto que muchos consideran a esta raza como la más predispuesta a la vida familiar y especialmente con los niños.

pero aún más allá de estas razones existen otras razones para adoptar un Boxer y son las siguientes:

  • ci tiene in forma: el boxeador es un perro muy vivaz y sobre todo lleno de energía. Con su entusiasmo exagerado podrá involucrar a toda la familia en salidas al parque y juegos. A este perro le encanta moverse y liberar sus energías y le encanta hacerlo socializando con otros perros y sin miedo y desconfianza hacia los extraños;
  • es un buen perro de defensa y guardia: el Boxer es una raza de perro a menudo percibida como potencialmente peligrosa y agresiva, pero es solo un hecho vinculado a su historia. Posteriormente, mediante un cuidadoso proceso de “refinamiento” de la selección, el resultado fue un perro con un carácter muy equilibrado. Esto no quiere decir que ante situaciones de peligro para su amo, no dude en defenderlo y transformarse en un perfecto perro de defensa y guardia. Único momento, de hecho, en el que se manifiesta la agresividad y posesividad de esta raza. Este es un aspecto que debería poder regularse mediante una educación y formación adecuadas;
  • es muy sociable: en este sentido solo hay que aprender. En un mundo ahora desprovisto de contacto y aislamiento social total, este perro puede enseñarnos cómo ser abiertos y disponibles para los demás. Una sociabilidad, sin embargo, en su caso que presenta algunos rasgos incluso demasiado exuberantes: tanto con las personas como con otros animales y si no es educado en ocasiones no es muy complaciente;
  • es adaptable: el Boxer se adapta fácilmente a la vida en un apartamento, pero el hecho es que tiene una gran necesidad de salir y descargar su energía antes de que se convierta en un comportamiento malo, si no agresivo;
  • inteligente: el Boxer es una raza que da mucha satisfacción en la fase de entrenamiento. Lo que se le enseña se aprende, aunque necesite mucha paciencia por su vivacidad y exuberancia.

También te puede interesar: Perros fáciles de manejar en el apartamento: adiestrarlos será realmente sencillo

El maestro adecuado

No todas las personas son aptas para adoptar un perro de raza Boxer, precisamente con respecto a las razones enumeradas anteriormente se puede decir que esta raza necesidad de:

  • una persona con muñeca dura;
  • una persona no en su primera experiencia con un perro;
  • una persona con la conocimiento del lenguaje canino.

La exuberancia de esta raza es famosa y muchas veces sufre por tener que permanecer en su lugar; es una de las razones por las que, aunque su energía es más simpática que molesta, no es apta para personas mayores.

Sin embargo, si el animal es educado desde una edad temprana y si su dueño sabe mostrar firmeza, no se esperan grandes dificultades y se pueden obtener los mejores resultados.

En conclusión el maestro ideal del boxeador debe ser una persona:

  • deportivo;
  • gentil;
  • equilibrado;
  • cariñoso;
  • disponible;
  • preparado para la formación.

Después de todo, el temperamento y la personalidad del Boxer lo convierten en un perro que se adapta bien a la vitalidad del hombre de nuestra época.

Raffaella Lauretta