12 Cosas que no tienen que ver con un perro

12 Cosas que no tienen que ver con un perro

Vea las fichas de los perros

Los perros son, sin duda, la los mejores y más fieles amigos que una persona puede tener. Nuestros amigos de cuatro patas están siempre dispuestos a acompañarnos en todas nuestras aventuras y desventuras, sin necesidad de hablar para hacernos sentir que entienden perfectamente cada uno de nuestros estados de ánimo.

Sin embargo, hay algunas cosas que los perros odian a los seres humanos, tanto porque se sienten incómodos como porque no entienden la forma en que actuamos y mostramos afecto. Si nos dedicamos a comprender mejor el lenguaje y la comunicación de nuestros perros, sabremos identificar sus preferencias y expresar nuestro afecto para que ellos también puedan disfrutarlo y corresponderlo.

En AnimalPedia te invitamos a descubrir la 12 cosas que nunca debes hacer con tu perro… para respetar sus deseos y necesidades y ofrecerle una excelente calidad de vida.

También podría interesarte: 15 Cosas que no tienen que ver con el gato
Resumen
  1. Incumplimiento de las libertades de bienestar animal
  2. Se enfada porque el perro actúa como un perro
  3. Humanizarlo o querer cambiar su forma de ser…
  4. Permitirle todo y no educarlo adecuadamente
  5. Castigarlo física o emocionalmente
  6. Abandónelo, enciérrelo o ignórelo.
  7. Diviértete provocando emociones negativas en él…
  8. Sólo llévalo al veterinario cuando esté enfermo.
  9. gritándole horas después de hacer algo inapropiado.
  10. Darle comida inapropiada
  11. Privarle de una vida social sana
  12. Dejar de ayudarle a lidiar con un problema de comportamiento

1. Incumplimiento de las libertades de bienestar animal

Al igual que nosotros, los perros necesitan ciertas libertades y derechos fundamentales para disfrutar de una vida sana, digna y feliz. Conocer y respetar las 5 libertades del bienestar animal será el pilar fundamental sobre el que podrás construir una relación positiva con tu amigo de cuatro patas, basada en la confianza y el afecto mutuo. Por lo tanto, Ignorar sus necesidades básicas y sus derechos es definitivamente una de las cosas que no debes hacer con tu perro.

Las 5 libertades del bienestar animal son:

  • Libertad para no padecer hambre, sed y malnutrición,
  • Libertad para vivir en un entorno físico adecuado,
  • Libertad para el dolor, las lesiones y las enfermedades,
  • Libertad para manifestar sus características de comportamiento,
  • Libertad de miedo e incomodidad.
12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 1. No respetar las libertades del bienestar animal

2. Enojado porque el perro actúa como un perro

Sí, tu perro va a saltar sobre ti cuando volver a casa y tú ensuciará la ropa. Sí, la casa, la silla y hasta tu cara estarán llenas de baba y tendrás que limpiarla mientras te mira con la expresión más inocente del planeta. Sí, los cachorros pueden morder algunos de sus zapatos, calcetines e incluso muebles porque sus dientes están creciendo o porque no están acostumbrados a estar solos en casa. Sí, su perro. olerá como un perro porque su cuerpo es diferente al nuestro, y si lo sobrecargas, dañas su salud. Sí, tu perro olerá los anos de otros perros para socializar, querrá dar un paseo de vez en cuando, te pedirá que lo acaricies y querrá dormir contigo para sentirse seguro…

En resumen, el tu perro será un perro y lo único que nunca hará es pedirte permiso para amarte incondicionalmente… Los perros son así y, por esta razón, son siempre auténticos y absolutamente fascinantes en la forma en que se expresan. A veces, tienes que tomarte cinco o diez minutos, respirar profundamente y calmarte… Pero nunca debes enfadarte, y mucho menos castigar o regañar a tu mejor amigo por ser lo que es: ¡un perro!

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 2. Enfadarse porque el perro actúa como un perro

3. Humanizarlo o querer cambiar su forma de ser

Como se mencionó en el párrafo anterior, su perro es un perro, no una persona, y mucho menos un niño. Esto no significa que una especie sea superior o inferior, sino que cada una tiene su propio cuerpo, personalidad y, en consecuencia, sus propias necesidades. Humanizar un perro le hará sufrir porque no puede expresarse libremente.

Como tutores, es nuestra responsabilidad aprender a respeto y amor nuestros perros por su forma de ser, en todas sus similitudes y diferencias con los humanos.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 3. Humanizarlo o querer cambiar su forma de ser

4. Permitirle todo y no educarlo adecuadamente

Cuando se adopta un perro, hay que ser consciente de que, además de amar, mimar y divertirse, también hay que educarlo. Desafortunadamente, mucha gente no sabe que la educación es una parte esencial de la vida con un perro. Y, muy a menudo, vemos perros abandonados por sus humanos debido a problemas de comportamiento, que casi siempre están asociados con una mala educación y una pobre socialización.

Educar a su perro le permitirá enseñarle las reglas de la casa para promover la coexistencia saludable y segura de todos los miembros de la familia. De esta manera se pueden prevenir numerosos problemas de comportamiento y accidentes domésticos. Pero eso no es todo: el formación es, en resumen, el mejor ejercicio que puedes darle a tu mejor amigo para estimularlo física, mental, emocional y socialmente.

En AnimalPedia encontrarás muchos trucos para entrenar a tu perro en casa. Pero si no tienes el tiempo o la paciencia para enseñarle a tu mejor amigo, también puedes buscar la ayuda de un educador de perros.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 4. Permitirle todo y no educarlo adecuadamente

5. Castigarlo física o emocionalmente

La humanidad ha creído durante muchos años que el castigo físico o emocional tiene alguna función educativa. Pero afortunadamente, hoy sabemos que cualquier forma de violencia es totalmente contraproducente para aprender cualquier especie.

Si queremos entrenar a un perro, nunca debemos recurrir a la fuerza física, y mucho menos a la humillación psicológica. Golpear a tu perro, castigarlo, encerrarlo, gritarle, ofenderlo, regañarlo… Todas estas “técnicas” (que no son en absoluto educativas) exponen a su perro a emociones muy negativas, como la el miedo y el estrés. Un perro asustado, estresado y que no confía en su humano no sólo tendrá enormes dificultades para concentrarse y aprender, sino que también podrá adoptar una posición defensiva e incluso atacar cuando se sienta amenazado.

Por lo tanto, los castigos de cualquier tipo son peligrosos y totalmente contraproducentes en la educación de tu amigo de cuatro patas. Elija para un refuerzo positivo que estimulará tus habilidades físicas, cognitivas y emocionales, así como ayudará a fortalecer tu vínculo.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 5. Castigarlo física o emocionalmente

6. Abandónelo, enciérrelo o ignórelo.

El abandono de perros y otras mascotas es una triste realidad cotidiana. En la gran mayoría de los casos, el abandono puede evitarse si todos consciente de que cuando adoptamos una mascota.

Un perro es un animal inteligente y sensible lo cual toma tiempo y espacio para desarrollarse adecuadamente. Además, deberá: alimentarlo, llevarlo al veterinario, vacunarlo, desparasitarlo y proporcionarle otros cuidados esenciales, como la higiene bucal, juguetes para estimularlo física y mentalmente, objetos para caminar y proporcionarle bienestar (correa, bozal, etc.), será necesario tener cierta solvencia económica. Por lo tanto, la adopción de un perro requiere una planificación preventiva y muchas responsabilidades.

Hay, además, otra forma de abandono, tan cruel como la anterior… Si no prestas atención a las necesidades de tu perro, si siempre estás demasiado ocupado para pasar tiempo con él, si lo encierras y le impides tener la maravillosa experiencia de descubrir el mundo con sus sentidos, si ignoras sus necesidades físicas y emocionales, o si no le das los cuidados necesarios para estar sano y feliz, estás abandonando a tu perro.

Por lo tanto, llévalo a pasear contigo, acarícialo y déjalo dormir con o cerca de ti, hazle saber cuánto lo amas, prepárale una comida casera y muy sabrosa para satisfacer su apetito… No pierdas la oportunidad de devolverle un poco del amor infinito que tu perro está dispuesto a darte cada día.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 6. Déjalo, enciérralo o ignóralo.

7. Diviértete provocando emociones negativas en él

Hay muchas cosas curiosas que los perros hacen y que incluso pueden hacernos reír. Pero nunca deberíamos poner inquietud, nerviosismo o ira el perro sólo para nuestra diversión. De hecho, exponer a nuestros mejores amigos a momentos de estrés, miedo o ansiedad no debería ser tan divertido… Si a tu perro no le gusta que le soples en la cara o se siente incómodo cuando intentas abrazarlo, respétalo y no lo hagas.

A tu mejor amigo le encanta divertirse en compañía y tienes miles de actividades divertidas para ofrecerle: puedes hacer deporte con él, llevarlo de paseo o viajar contigo, enseñarle trucos o tareas divertidas e incluso preparar juegos caseros de activación mental para estimularlo mentalmente.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 7. Diviértete provocando emociones negativas en un perro.

8. Sólo llévalo al veterinario cuando esté enfermo.

Si nota cambios en el comportamiento o la apariencia de su perro, no debe dudar en ir a la clínica veterinaria inmediatamente. Sin embargo, también es esencial realizar visitas preventivas cada seis meses para comprobar el estado de salud de tu mejor amigo a cuatro patas. También será esencial respetar su programa de vacunación y desparasitarlo periódicamente.

Recuerda también que una dieta completa y equilibrada, una correcta estimulación física y mental, una buena higiene bucal y un entorno seguro y positivo son esenciales para preservar la buena salud de tu mejor amigo.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 8. Sólo llévalo al veterinario cuando esté enfermo

9. Gritarle horas después de hacer algo inapropiado

Cuando regañas a tu perro, le haces experimentar emociones fuertes como: el estrés, el miedo y la ansiedad. Esto tiene un impacto muy negativo en su salud mental y, por consiguiente, en su comportamiento. Por eso muchos perros pierden el control de sus reacciones y pueden realizar actos involuntarios, como orinar cuando se les regaña.

Si ha adoptado recientemente un perro, debe prestar especial atención a estos comportamientos, ya que pueden ser una señal de que el perro no ha sido socializado adecuadamente o ha sido objeto de abuso físico y emocional.

Además, si culpas a tu perro por algo que ha sucedido durante muchas horas o días, no entenderá por qué de su ira, y esta situación generará mucha desconfianza en él. Si no entiende el motivo de tu reproche, puede que te ladre cuando le grites para intentar decirte algo como “para, no entiendo lo que haces pero no quiero entrar en conflicto contigo”.

12 cosas que no tienen que ver con un perro - 9.

10. Darle comida inapropiada

Proporcionar una dieta completa y equilibrada significa no sólo cuidar de la salud, sino también respetar las necesidades del cuerpo y la mente. Tu amigo de cuatro patas debe alimentarse de forma equilibrada para desarrollarse adecuadamente y disfrutar de una vida activa y feliz.

Hay muchos alimentos fuera de los límites para los perros que tendemos a comer regularmente, como chocolate, azúcar, sal e incluso algunas frutas y verduras que pueden ser tóxicas para nuestros mejores amigos. Además, su cuerpo no está preparado para asimilar alimentos fritos, alimentos industrializados o dulces artificiales (caramelos, chicles, etc.).

Puedes ofrecer una dieta casera y nutritiva a tu mejor amigo, pero siempre debes respetar las capacidades y necesidades nutricionales de su cuerpo. En AnimalPedia explicamos qué es la dieta BARF, cuáles son los diversos beneficios para la salud de su animal, y cómo preparar recetas de dátiles BARF.

Pero si quiere basar la dieta de su perro en piensos industriales, recuerde que debe elegir siempre productos de excelente calidad, que contengan proteínas animales y sean fáciles de digerir.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 10. Darle comida inapropiada

11. Privándole de una vida social sana

Los perros son animales muy sociable que les encanta tener la oportunidad de interactuar con otros perros, expresar su curiosidad y descubrir nuevos estímulos, a través de sus sentidos. Por lo tanto, para la mayoría de los perros, los paseos son uno de los momentos más felices de su día.

Si privas a tu mejor amigo de la oportunidad de interactuar con otros perros, otras personas e incluso animales de otras especies, no le darás la oportunidad de desarrollar sus habilidades cognitivas, emocionales y sociales. Además, es muy importante que su perro aprenda a relacionarse positivamente con otras personas, con los estímulos de su entorno y con su territorio, evitando así que se vuelvan agresivos o temerosos durante la interacción social.

La socialización de los perros es una parte fundamental de su educación, ya que les da la oportunidad de vivir e interactuar con otras personas y animales con confianza y seguridad en sí mismos. Aunque lo ideal es empezar a socializar un cachorro de perro, también es posible llevar a cabo un proceso de socialización en perros adultos, armándose de paciencia y con la ayuda de refuerzos positivos.

12 Cosas que no tienen que ver con un perro - 11. Privarle de una vida social sana

12. Dejar de ayudarle a lidiar con un problema de comportamiento

Todos los perros, sin importar su raza, sexo o edad, pueden desarrollar ciertos problemas de comportamiento a lo largo de sus vidas. Si educa y socializa a su cachorro de forma adecuada y le proporciona los cuidados apropiados, podrá prevenir un número infinito de comportamientos no deseados. Nunca tendrás que renunciar a tu perro si tiene una problema de actitud en algún momento de su vida.

Un problema de comportamiento en un perro no es una sentencia permanente, ni mucho menos un problema persistente de su carácter. Es simplemente una señal de que algo está mal en su cuerpo o mente. Por lo tanto, si nota que el carácter de su perro ha cambiado, si es más agresivo o más nervioso de lo habitual, lo primero que debe hacer es ir al veterinario.

Su veterinario podrá comprobar su estado de salud e intentar averiguar si los cambios de comportamiento se deben a una patología. Muchas enfermedades que causan un dolor intenso o que interfieren con los sentidos de su perro, así como los trastornos hormonales, pueden causar problemas de comportamiento. Si se excluye cualquier causa patológica, se recomienda pedir consejo a un etólogo o educador de perros.

La mayoría de los problemas de comportamiento de nuestro amigo de cuatro patas pueden ser tratados con la ayuda de un etólogo y un educador canino. Por lo tanto, para no rendirseporque ahora más que nunca necesita que superes un momento difícil y que recuperes su confianza. Él estará a tu lado sin duda cuando necesites un amigo…

No te pierdas nuestro video “12 COSAS QUE NO TIENES QUE HACER CON TU PERRO ?” en el que hacemos un resumen de lo que se dice en este artículo.

Si desea leer otros artículos similares a 12 Cosas que no tienen que ver con un perro…le recomendamos que visite nuestra categoría de Cuidado Extra.